Notas de Prensa

Carcedo apuesta por la educación para mejorar los hábitos saludables de alimentación en niños, niñas y jóvenes

  • La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones presenta junto a Pau Gasol los resultados preliminares del Estudio PASOS, realizado por la Fundación Gasol

  • La AESAN entregó el pasado 26 de julio a la Fundación Gasol el Premio de Especial Reconocimiento de los Premios de la Estrategia NAOS por promover estilos de vida saludables

3 de septiembre de 2019.- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha destacado la necesidad de mejorar la educación de los niños y jóvenes en relación con hábitos saludables de alimentación, ocio y sueño.

La Ministra ha participado esta mañana en la presentación de los resultados preliminares del Estudio PASOS, elaborado por la Fundación Gasol. La Ministra ha agradecido el trabajo de la Fundación y de los hermanos Gasol “en la promoción de estilos de vida saludables en nuestros niños y niñas”.

El pasado 26 de julio, la Ministra entregó a Pau Gasol el Premio de Especial Reconocimiento de los XII Premios de la Estrategia NAOS, que otorga la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Carcedo ha valorado el estudio PASOS, que está alineado con los objetivos de la AESAN y la Estrategia NAOS. Sus resultados aportarán información y evidencia científica sobre la asociación del nivel de actividad física con los determinantes sociales y de estilo de vida y concretamente con la obesidad infanto-juvenil.

Carcedo ha mostrado su preocupación por la obesidad infantil, “tanto por su alcance actual como por las consecuencias que tiene para el futuro”. La obesidad está asociada a enfermedades en la edad adulta como la diabetes de tipo 2, la hipertensión, problemas cardiovasculares y una pobre calidad de vida, ha explicado.

También ha recordado que la obesidad es un tipo de malnutrición: “Malnutrición no significa que los niños pasen hambre o no coman, sino que coman alimentos sin valor nutritivo”.

Según ha apuntado, la obesidad ha crecido en los últimos años y ha hecho hincapié en los factores socioeconómicos y comportamentales que la provocan. Un ejemplo es que los niños y niñas en familias más vulnerables consumen más alimentos procesados que los de familias con más ingresos: el 20% de ellos los consumen tres veces a la semana o más, frente a solo el 9% en el tramo de ingresos más alto.