Notas de Prensa

La ONT presenta su nueva Estrategia para mejorar el Plan Nacional de Médula Ósea, que ya ronda los 400.000 donantes

  • La Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social asiste a la jornada ’El trasplante de progenitores hematopoyéticos en España: nuevos retos, nuevas soluciones’
  • El Plan Nacional de Médula Ósea, que ya se encuentra en su tercera fase, persigue alcanzar una autosuficiencia del 35% en el año 2022, frente al 4% que registraba cuando se puso en marcha
  • 2 de cada 3 donantes registrados son mujeres, según los datos de la ONT-REDMO. Sin embargo, las posibilidades de que un varón llegue a ser donante efectivo triplican a las de las mujeres, puesto que son los más solicitados por los equipos
  • El Plan Nacional de Médula Ósea busca donantes jóvenes, fundamentalmente varones, de entre 18 y 40 años
  • En los últimos 10 años el tiempo medio de búsqueda se ha reducido un 36%: en la actualidad es de 30 días
  • En el 95% de los casos se encuentra un donante o una unidad de sangre de cordón umbilical. Si a estas opciones se añade el trasplante haploidéntico, en la actualidad todos los pacientes disponen de un donante adecuado
  • El año pasado se alcanzó un máximo histórico en trasplantes de Médula Ósea, con 3.362, en su mayoría autólogos ( 2 de cada 3)
  • De los trasplantes alogénicos, en 433 el donante fue un familiar idéntico, en 463 un donante no emparentado, en 362  un donante familiar haploidéntico y en 33 de sangre de cordón umbilical

3 de abril de 2019.-  Objetivo cumplido y con bastante antelación: El Plan Nacional de Médula Ósea (PNMO) ya ronda los 400.000 donantes, casi 2 años antes de la fecha prevista para diciembre de 2020.

Así lo ha asegurado la Ministra Carcedo en la jornada ‘El trasplante de progenitores hematopoyéticos en España: nuevos retos, nuevas soluciones’, celebrada en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Organizado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), el objetivo de este encuentro es dar a conocer y analizar las líneas maestras de la Estrategia Nacional en Trasplante Hematopoyético para los años 2020-2025, en cuyo diseño han participado administraciones públicas, la Fundación Internacional Josep Carreras, profesionales sanitarios sociedades científicas y asociaciones de pacientes. La nueva Estrategia aglutina el Plan Nacional de Médula Ósea, el Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical y el Plan Nacional de Terapias Avanzadas en aquellos aspectos relacionados con el trasplante hematopoyético (genéricamente conocido como trasplante de médula ósea)

La ONT ha presentado asimismo la tercera fase del Plan Nacional de Médula, algunas de cuyas medidas ya están en marcha.  

Para Carcedo “el reto actual del Plan Nacional de Médula es incrementar no sólo la cantidad, sino también la calidad de las donaciones de médula. No solo queremos disponer de muchos donantes. También queremos que los donantes registrados tengan el perfil idóneo para  que lleguen a ser donantes eficaces y así dar más oportunidades a los pacientes que los necesitan”, ha añadido. “Queremos tener donantes para hacer más trasplantes.”

El Plan Nacional de Médula Ósea se puso en marcha al inicio de 2013. Desde entonces, el Ministerio de Sanidad ha destinado más de 6 millones de euros para su desarrollo e implementación, cantidad a la que se añaden las aportaciones de las Comunidades Autónomas.

DONANTES JÓVENES ENTRE 18 Y 40 AÑOS

Cada año se realizan en nuestro país alrededor de 3.300 trasplantes de progenitores hematopoyéticos (TPH) de los cuales cerca de 1.300 van a precisar de un donante, ya sea  familiar o no emparentado. Para aquellos pacientes que necesitan un donante no emparentado, en la actualidad los equipos de trasplante demandan sobre todo donantes jóvenes, de entre 18 y 40 años, fundamentalmente varones, porque la evidencia científica demuestra que ofrecen mejores resultados. Según los datos de la ONT- Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), en la actualidad 2 de cada 3 donantes registrados son mujeres. Sin embargo, las posibilidades de que un varón termine siendo donante efectivo son el triple que las de las mujeres. 

Posteriormente, la directora de la ONT ha destacado la importancia de integrar en una única Estrategia todos los programas actualmente en marcha para mejorar el trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH), con independencia de su procedencia (Médula Ósea, Sangre de Cordón Umbilical y Terapias Avanzadas).

Domínguez-Gil también ha explicado que los objetivos de la tercera fase del Plan Nacional de Médula se revisaron el pasado año, para adaptarlos a los avances científicos y a las necesidades actuales de los pacientes. Esta reorientación persigue incrementar el número de donantes varones y menores de 40 años inscritos en el REDMO y alcanzar en los próximos 4 años una autosuficiencia (donantes de nuestro país para trasplantes realizados en nuestro país) del 35%. El nivel de autosuficiencia se ha multiplicado por 5 desde que se puso en marcha el Plan Nacional de Médula, al pasar de un 4% en 2012 a un 22% en 2018.

Un tercer objetivo del Plan Nacional de Médula es la optimización de los tipajes HLA, mediante la incorporación a los laboratorios adscritos a este Plan de las nuevas técnicas de secuenciación, que ofrecen información completa de las características del donante desde un primer momento. Con ello se evita tener que repetir el proceso en el caso de que se haya encontrado compatibilidad entre donante y posible receptor. Se trata de conseguir que los donantes y sus características sean más ‘visibles’ para los centros que inician la búsqueda de un donante.  

El Plan Nacional de Médula Ósea, en cuyo desarrollo han colaborado todos los actores sociales implicados, ha permitido aumentar el número de donaciones efectivas para pacientes españoles o internacionales, al pasar de 35 donaciones en 2012 a 201 donaciones en 2018.

DATOS DE DONACIÓN Y TRASPLANTE DE PROGENITORES HEMATOPOYÉTICOS  EN 2018

También se han presentado los datos de donación y TPH de 2018, que gestionan conjuntamente la ONT-REDMO. Entre ellos destacan los siguientes:

  • El pasado año se incorporaron al REDMO 54.011 nuevos donantes, de los cuáles el 75% eran menores de 40 años.

  • El año se cerró con 373.196 donantes disponibles, lo que supone un aumento del 16% respecto al año anterior.

  • En el mundo, existen ya más de 34 millones de donantes registrados y Europa, con cerca de 15 millones, es el continente con mayor cultura de donación de progenitores hematopoyéticos.

  • En números absolutos, España ocupa en la actualidad, el 6º puesto en el ranking europeo en donación de médula ósea, por encima de Francia.

  • La media de edad de los donantes disponibles en REDMO es de 39 años y la de los donantes incorporados en 2018 de 34 años. El 52% de los donantes disponibles es menor de 40 años.

  • El año pasado se realizaron un total de 3.362 TPH, el máximo histórico nacional. De ellos, 2.068 fueron autólogos, y 1.294 alogénicos (433 de un donante familiar idéntico, 463 de un donante no emparentado, 362 de un donante familiar haploidéntico y 33 de sangre de cordón umbilical).

  • En 2018, se activaron 808 nuevas búsquedas de donante no emparentado para pacientes españoles. Se localizaron 1.251 donantes compatibles no emparentados para 677 pacientes, lo que supone casi 2 donantes para cada paciente.

  • En los últimos 10 años, el tiempo medio de búsqueda se ha reducido un 36%; en la actualidad es de 30 días.

  • España dispone asimismo de 64.526 unidades de sangre de cordón umbilical (SCU), un 9% de todas las almacenadas en el mundo (770.000). Y en lo relativo a la autosuficiencia, el Plan Nacional de SCU ha permitido alcanzar niveles superiores al 65%.

  • En 2018, se han enviado 163 unidades de SCU para trasplante, 23 para pacientes nacionales y 140 para extranjeros.

    SITUACIÓN ACTUAL DE LA SANGRE DE CORDÓN UMBILICAL

    El Plan Nacional de SCU, que arrancó en 2008, ha convertido a España en una potencia mundial en este campo. Nuestro país ocupa el tercer puesto mundial en cuanto a número de unidades de SCU almacenadas, tras Estados Unidos y Taiwán. Pese a haber descendido su uso en TPH en los últimos años, en la actualidad la SCU también presenta novedades, que le auguran nuevas indicaciones en la Terapia Celular.

    En este caso, la ONT propone optimizar el inventario de unidades de SCU, propiciar su recambio, evaluar su papel en la terapia celular, divulgar el uso clínico real frente a sus usos potenciales e intensificar el control de los Bancos de SCU con procesos de auditorías/acreditaciones/inspecciones.