Notas de Prensa

Ana Mato y los consejeros de sanidad acuerdan la participación de las Comunidades Autónomas en el desarrollo del Pacto por la Sanidad con los médicos y enfermeros

  • Reunión informal de la ministra y los consejeros de sanidad de las CC AA
  • La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad promueve la participación activa de las Comunidades Autónomas para cumplir con los Acuerdos firmados por los representantes de 500.000 profesionales sanitarios
  • Mato pide que las reformas impulsadas por el Gobierno estén alineadas con las medidas puestas en marcha por las CC AA
  • “Los profesionales deben ser, inequívocamente, la clave de nuestro sistema, y la salud de los ciudadanos, la primera prioridad”
14 de septiembre de 2013. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha mantenido hoy una reunión informal con los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas. El encuentro es el segundo de estas características, tras el celebrado el año pasado en Valladolid, y ha tenido lugar en Barcelona a propuesta del conseller de Sanidad de Cataluña, Boi Ruiz. En la reunión, la ministra ha pedido a las Comunidades Autónomas propuestas para el desarrollo del Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud con los representantes de las profesiones médica y enfermera.
 
Se trata del Acuerdo firmado el pasado mes de julio en un acto presidido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud, con el Foro de la Profesión Médica y con la profesión enfermera (Consejo General de Enfermería y Sindicato de Enfermería-SATSE).
 
Los acuerdos con ambas entidades, que representan a 500.000 profesionales sanitarios en España tienen “un valor histórico para la Sanidad española”, en palabras de la ministra y, en su desarrollo, es imprescindible la implicación de las Comunidades Autónomas, pues son las que ostentan las competencias de gestión de la sanidad. Por eso, Mato ha querido promover su participación activa para cumplir con los Acuerdos y ha expresado su voluntad y compromiso de que las reformas impulsadas por el Gobierno estén en línea con las medidas que las Comunidades Autónomas están poniendo en marcha.
 
La ministra Mato ha iniciado la reunión recordando la importancia de los pactos entre los profesionales y las administraciones públicas, y han destacado su “extraordinario valor” en lo económico y lo social. A su juicio, “los profesionales deben ser, inequívocamente la clave de nuestro sistema” y la salud de los ciudadanos, “la primera prioridad”.
 
El Pacto firmado en julio es el resultado de meses de trabajo conjunto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de los representantes de los profesionales sanitarios. Las propuestas persiguen avanzar en tres áreas:
 
·        El Pacto por la Sanidad.
 
·        Una nueva política de recursos humanos.
 
·        Nuevas estrategias para impulsar la gestión clínica.
 
En la reunión de hoy, la ministra y los consejeros han acordado establecer las prioridades en Gestión Clínica y Desarrollo Profesional. En el primer ámbito, los consejeros y la ministra han escuchado y debatido las propuestas de los consejeros de Murcia y de Cataluña. En el segundo, han intervenido los consejeros de País Vasco y Cataluña.
 
Tras su intervención, Mato ha destacado que la voluntad del Ministerio es “definir el papel de nuestros profesionales en el Sistema Nacional de Salud”, incluido un marco regulatorio que permita su movilidad, que se sientan motivados y que perciban el reconocimiento que merece su labor, “no sólo de la sociedad, sino también de las administraciones sanitarias”.
 
Con las conclusiones obtenidas, la ministra acudirá a la próxima Conferencia que mantendrá con los representantes de médicos y enfermeros para el seguimiento del desarrollo del Pacto, que se celebrará en las próximas semanas, y cuyo contenido acordará con los profesionales en los próximos días.
 
De este modo, el Ministerio pretende que los acuerdos con los profesionales den respuesta a las necesidades reales de los servicios de salud.