Notas de Prensa

Ana Mato afirma que “ayudar a los que lo pasan mal y garantizar el bienestar de los ciudadanos es prioritario para este Gobierno”

  • En la reunión con el Consejo de Protección de la Cruz Roja Española
  • La Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad explica a Cruz Roja el Plan Social de Apoyo impulsado por el Ejecutivo, con un volumen financiero de más de 3.000 millones de €
  • Mato agradece a la entidad la labor que desarrolla en todo el territorio al atender a personas a las que la crisis afecta de forma severa      
16 de julio de 2013. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha expuesto hoy ante el Consejo de Protección de Cruz Roja Española las líneas maestras del Plan Social de Apoyo a las entidades de acción social y las bases del nuevo sistema de distribución de las subvenciones sociales con cargo al IRPF, pues demuestra el “el compromiso” del Gobierno con “las personas en situación de especial dificultad”, sobre todo las familias con problemas económicos, los niños en situación vulnerable, las madres, los mayores y las personas con discapacidad. Ambas medidas han suscitado el apoyo unánime de los integrantes del Consejo.
 
“Ayudar a los que lo están pasando mal  y garantizar el bienestar de todos los ciudadanos, es una prioridad para este Gobierno. Todas nuestras actuaciones se orientan en esa dirección”, ha manifestado la ministra antes de hacer hincapié en la relevancia que para la integración social tiene la creación de empleo, el objetivo prioritario del Gobierno de Mariano Rajoy. 
 
La puesta en marcha de diferentes iniciativas para atender y asistir a las personas que más lo necesitan no puede llevarse a cabo, ha apuntado Mato, sin la colaboración del Tercer Sector, y por ello, ha recalcado la importancia que en una tarea de solidaridad como en la que se ha embarcado el Ministerio entraña sanear sus cuentas y saldar las deudas acumuladas durante los últimos ejercicios. Por tal razón, el Plan Social de Apoyo a las entidades de acción social tiene un volumen financiero de más de 3.000 millones de euros.
 
Una iniciativa como ésta resulta esencial para la continuidad de las organizaciones sociales, pero sobre todo para consolidar los programas en vigor y para afrontar proyectos nuevos de ayuda a las personas en riesgo de exclusión, en opinión de la ministra.
 
A todo ello hay que añadir la movilización este año de casi 211 millones de euros en concepto de subvenciones sociales con cargo al IRPF. Tal y como ha subrayado Mato en varias ocasiones, una línea prioritaria del reparto de la cuantía será “la lucha contra la pobreza, la exclusión social y la protección de situaciones de vulnerabilidad”.
 
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha aprovechado la ocasión para ensalzar la labor que efectúa Cruz Roja Española en todo el territorio, pues su esfuerzo por “atender a las personas con problemas económicos, y a los que la crisis afecta de modo severo”.
 
Las personas mayores, con discapacidad, los dependientes, los inmigrantes, mujeres y niños han dibujado una vez más el foco principal de sus actuaciones. Mato ha reparado en la campaña “Ahora más que nunca” para atender a personas en situación de extrema vulnerabilidad, toda vez que el año pasado facilitó la atención a casi 600.000 personas.
 
Reparto de alimentos, refuerzo escolar a los más pequeños, distribución de kits de emergencia social, vestuario y enseres, apoyo socio-sanitario en asentamientos y núcleos deprimidos, así como puntos de información sobre empleo o las ayudas económicas de carácter puntual, han marcado las líneas de actuación de dicho proyecto.
 
Mato, además, se ha congratulado del aumento del número de socios, que ha alcanzando la cifra de 1.068.394 personas, así como el notable apoyo que Cruz Roja recibe de cientos de miles de voluntarios, llegando a ser casi 205.000 a finales de 2012.