Notas de Prensa

Ana Mato: “Por primera vez, en casi siete años desde el comienzo de la crisis, en España empezamos a hablar en clave de futuro”

  • Intervención en el cursos de Verano de El Escorial “Los retos de la sociedad española más allá de la crisis” de la Universidad Complutense de Madrid
  • La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura que, “aunque todavía vivimos momentos difíciles, la cuestión ya no es si nos vamos a recuperar, sino a qué ritmo vamos a hacerlo”
  • La Reforma Sanitaria ha logrado “dotar de sostenibilidad el Sistema Nacional de Salud”
  • Por primera vez 853.600 personas desempleadas y sus familias, entre ellos casi 170.000 niños, obtienen gratuitamente sus fármacos, cuando antes tenían que pagar el 40%
  • La Reforma ha conseguido un ahorro sólo en farmacia de 1.752 millones de euros en menos de un año
  • “Caminamos, por fin, hacia un sistema sanitario único y cohesionado, con 17 sistemas perfectamente coordinados”
  • Por primera vez hay un catálogo básico de servicios sociales para todos los españoles
  • La lista de espera para entrar en el sistema de la Dependencia está en su nivel más bajo desde sus inicios
  • El Plan Social de Apoyo a ONG y el Plan de Inclusión Social son la muestra del compromiso del Gobierno contra la pobreza
  • “Tenemos el deber de legar a las generaciones presentes y futuras un Sistema del Bienestar renovado, eficiente y sostenible”
9 de julio de 2013. “Nunca en la historia de nuestro país se necesitaron tantas reformas y de tanto calado como ahora”. Así lo ha asegurado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante su intervención en el Curso de Verano de El Escorial de la Universidad Complutense de Madrid “Los retos de la sociedad española más allá de la crisis”.
 
En su ponencia, titulada “La Sostenibilidad del Estado del Bienestar”, Mato ha indicado que las reformas “son la herramienta indispensable para que España vuelva a la senda de la estabilidad”, y son la guía que ha marcado toda la acción de Gobierno durante el último año y medio, con tres objetivos prioritarios: hacer rente al “insostenible” déficit público y sanear las cuentas de las administraciones; impulsar la recuperación económica, el crecimiento y la creación de empleo y garantizar la sostenibilidad del Sistema del Bienestar. Todo ello, teniendo como referencia “la austeridad, la transparencia, el rigor y el sentido de la responsabilidad” pues “sólo desde el escrupuloso respeto a estos principios podremos finalizar con éxito la tarea que nos ha sido encomendada”.
 
La ministra ha asegurado que “la mejor política social es la creación de empleo” y, por ello, una de las primeras reformas aprobadas por el Gobierno fue la Reforma Laboral. “Los sacrificios de hoy son los éxitos de mañana”, ha señalado y, como muestra, ha recordado los últimos datos del paro, que cayó en junio, por cuarto mes consecutivo, en 127.248 personas. Mato también ha recordado que el Gobierno está inmerso en la Reforma de las Administraciones Públicas y ha señalado la importancia del Plan de Pago a proveedores y del Fondo de Liquidez Autonómico, que han permitido crear o mantener 174.542 puestos de trabajo. También la Ley de Estabilidad Presupuestaria, “clave para el crecimiento económico y la creación de empleo”, que ha conseguido que 4.500 ayuntamientos tengan superávit.
 
Pero Mato se ha centrado, fundamentalmente, en lo que ha calificado de “uno de los grandes retos de esta Legislatura: garantizar la sostenibilidad de la Sanidad y los Servicios Sociales”.
 
REFORMA SANITARIA
 
La Reforma Sanitaria, la “más ambiciosa de la democracia” ha conseguido “dotar de sostenibilidad al Sistema Nacional de Salud”. Se trata de un sistema que garantiza una sanidad “pública, universal y gratuita a todos los ciudadanos, y que respeta el marco competencial de las CC AA”. Atrás quedaron, ha dicho la ministra, las acusaciones al Gobierno de querer imponer el copago. “Hoy ese debate ha quedado ampliamente superado por la realidad de una sanidad que hoy sigue siendo beneficiario.
 
La ministra ha señalado que, con la Reforma, “hemos clarificado el concepto de asegurado y beneficiario, haciendo incluso más universal la sanidad”, al incorporar colectivos, como ciertos profesionales, hasta ahora excluidos. Además, “hemos aprobado una nueva Cartera Común Básica de Servicios Asistenciales para toda España, que vamos a seguir ordenando de acuerdo con las Comunidades Autónomas”.
 
En cuanto al nuevo sistema de aportación en farmacia, Mato ha destacado que ha conseguido que, por primera vez, 853.600 personas desempleadas y sus familias, entre ellos 169.782 niños obtengan gratuitamente sus medicinas, cuando antes tenían que aportar el 40%. Al mismo tiempo, el nuevo modelo ha conseguido un ahorro de 1.752 millones de euros desde julio de 2012.
 
La ministra ha recordado otras medidas incluidas en la reforma, como la adecuación de los envases a la duración del tratamiento o “monodosis”, los primeros de los cuales (antibióticos) están ya en las farmacias. La Reforma también ha puesto en marcha la Plataforma de Compras Centralizadas, que permitirá unos ahorros superiores a los 1.500 millones de euros.
 
Mato se ha referido, asimismo, a la e-Salud, “una de las grandes apuestas estratégicas para la sanidad de los próximos años”. En la actualidad, ha explicado, ya funciona la tarjeta sanitaria interoperable, y durante el año 2013 “estará completamente implantada la receta electrónica”. Estos progresos, a juicio de la ministra, “son las bases sobre las que estamos construyendo la sanidad del futuro, que no es otra que la telemedicina y la asistencia personalizada”.
 
La ministra también ha destacado, como clave de la Reforma, la colaboración con los profesionales sanitarios, a través de los acuerdos con el Foro de la Profesión Médica y con la Enfermería, así como con las sociedades científicas y el sector farmacéutico”.
 
“Caminamos, por fin, hacia un sistema sanitario único y cohesionado, con 17 sistemas perfectamente coordinados entre sí”, ha concluido Mato.
 
SERVICIOS SOCIALES
 
En relación a las reformas puestas en marcha en el ámbito de los Servicios Sociales, la ministra ha destacado que “por primera vez” hoy contamos con “un catálogo básico de servicios sociales, el mismo para todos los españoles”. En esta misma línea, y para que las Administraciones mejoren su coordinación “para prestar el mejor servicio posible al ciudadano”, Mato ha asegurado que un objetivo central de la Legislatura será la creación de un Espacio Sociosanitario Común, con el que consigamos que los servicios básicos como la sanidad y los servicios sociales “caminen juntos, de manera coordinada y en la misma dirección, al servicio de las personas”.
 
Dentro de los Servicios Sociales, Mato ha destacado la Reforma del Sistema de Atención a la Dependencia. La ministra ha recordado que, al inicio de la Legislatura, la falta de previsión había originado un desfase de 2.700 millones de euros y una deuda de más de 1.000 millones por cuotas impagadas de cuidadores familiares a la Seguridad Social. Además, el sistema “generaba desigualdades, porque ante una misma situación, cada CC AA reaccionaba con una respuesta diferente”.
 
Con la Reforma, no sólo se ha saldado la deuda con la Seguridad Social y se ha puesto fin a las deficiencias detectadas por el Tribunal de Cuentas. En 2012 se han incorporado casi 132.000 nuevos beneficiarios al sistema, y la lista de espera se ha reducido un 25%, llegando al nivel más bajo desde el inicio de la ley.
 
Mato también ha destacado la reciente aprobación del nuevo Sistema de Información de la Dependencia, un modelo que “garantizará la fiabilidad, seguridad, disponibilidad y transparencia de la información”, y que permitirá saber, año a año, cómo se aplican los créditos de los Presupuestos Generales del Estado para la financiación de la dependencia.
 
La ministra también ha hecho referencia a otros asuntos sociales y, en este contexto, ha asegurado que las familias son la gran prioridad del Gobierno. “Protegerlas no es sólo una convicción, es un deber constitucional”. En este sentido, ha señalado que el Ministerio trabaja para aprobar el nuevo Plan Integral de Apoyo a las Familias, que reforzará su protección social, jurídica y económica.
 
Del mismo modo, el Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia, dotado con 5.159 medidas y aprobado el pasado mes de abril, garantiza la protección de los menores.
 
Pero Mato ha recordado que hacen falta medidas específicas para las personas y familias más vulnerables. Para ello, el Gobierno está ultimando un Plan Nacional de Inclusión Social, un nuevo marco de actuación “con el que queremos reforzar el derecho de todos a la plena integración económica y social”. En este proyecto se contemplará un ambicioso Plan de Lucha contra la Pobreza Infantil, que, tal y como ha subrayado la ministra, el propio presidente del Gobierno estableció como prioridad.
En la misma línea, la ministra ha explicado que el Gobierno ha aprobado un Plan Social de Apoyo a ONG, dotado con más de 3.000 millones de euros, que servirá para que las entidades sociales cubran las deudas por los impagos de las administraciones. “Somos conscientes de que la asistencia social, junto con la sanidad y la educación, son servicios básicos para los ciudadanos. Y, en ningún caso podemos permitir que se pongan en riesgo porque forman parte de la esencia de la solidaridad que cohesiona nuestra sociedad”, ha dicho la ministra.
 
IGUALDAD
 
Mato también ha resaltado que los poderes públicos tienen la obligación de trabajar para que nadie sea discriminado. “Es objetivo de todos lograr una igualdad plena y efectiva entre mujeres y hombres”, ha apuntado.
 
Sin embargo, las mujeres aún ganan un 22,5% menos por el mismo trabajo que los hombres, tienen más dificultades para conciliar y, a menudo, ven limitado su desarrollo profesional. Para acabar con estas discriminaciones, Mato ha explicado que se pondrá en marcha el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, con cinco ejes y 170 medidas “para avanzar con paso firme y decidido hacia la igualdad real de oportunidades”.
 
Y, como no puede haber igualdad mientras persista “la más terrible de las desigualdades”, que no es otra que la violencia de género, el Ministerio y las CC AA han aprobado la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las mujeres. Con un presupuesto de 1.500 millones de euros, será un instrumento vertebrador para “acabar con la violencia que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo” y, por primera vez, incluye a los hijos menores de las víctimas.
 
La ministra ha concluido su intervención reafirmando su “empeño” en lograr un Pacto Sociosanitario que garantice la sostenibilidad y la calidad de los servicios públicos. “Tenemos el deber de legar a las generaciones presentes y futuras un sistema del bienestar renovado, eficiente y sostenible”, ha dicho. Las reformas llevadas a cabo en el ámbito de la sanidad y de los servicios sociales “giran en torno a esa premisa fundamental”.