Principios generales y objetivos del acogimiento

En determinados casos los menores no pueden vivir con sus familias biológicas, debido a problemas de distintos tipos que hacen que esta convivencia les deje en una situación de riesgo o desamparo. El acogimiento es una medida de protección aplicable a estos menores que deben ser separados temporal o permanentemente de sus padres o tutores. El acogimiento puede ser residencial o familiar.

El acogimiento familiar frente al acogimiento residencial supone la convivencia e integración de un niño, niña o adolescente en una familia bien durante un tiempo, o bien de manera definitiva.

El acogimiento familiar es una medida de protección solidaria con los niños/as y sus familias biológicas, que evita la estancia en centros de protección de menores, les ofrece la posibilidad de desarrollarse en el mejor entorno posible para crecer y mantener la vinculación con sus padres y hermanos.


1. Principios generales del acogimiento
2. Objetivos del acogimiento