Notas de Prensa

Alfonso Alonso condena el último caso confirmado de violencia de género, ocurrido en Barcelona

  • 17 mujeres asesinadas por violencia de género en lo que va de año
  • La víctima es una mujer española de 41 años
  • Quedan huérfanos dos menores, lo que eleva la cifra del presente año a 22

29 de junio de 2015. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, manifiesta su condena y rechazo al nuevo asesinato de una mujer por violencia de género confirmado hoy por la investigación del caso. Ocurrió en Barcelona el pasado día 26 cuando una mujer española de 41 años fue asesinada por su cónyuge, también español, de 49 años. El caso sitúa en 17 el número de víctimas mortales por violencia de género en lo que va de año.

 Dos menores quedan huérfanos por este caso, lo que lleva a 22 el número de hijos e hijas de mujeres asesinadas por violencia de género que quedan huérfanos. No había denuncias previas de la mujer contra su agresor.

 Tras la pertinente confirmación del caso como asesinato por violencia de género, Alonso hace un llamamiento a la unidad y a la implicación de todos. La lucha contra la violencia de género es una cuestión de Estado y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad así lo considera.

 Desde el comienzo de la legislatura, se ha impulsado la coordinación entra administraciones y entre los agentes concernidos por esta lucha, desde los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado a jueces y demás profesionales. También se ha potenciado la concienciación y sensibilización con diversas campañas, como las dos recientes “Hay Salida” dirigidas a la juventud.

 Protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, incluidos los hijos e hijas, han sido otros campos preferentes, y todo ello, gracias al consenso y al trabajo conjunto, recuerda el ministro, ha dado lugar a un sistema avanzado y referente para la comunidad internacional.

 Por ello, Alonso hace un llamamiento a que los malos tratos a las mujeres no queden en el silencio y que se confíe en el sistema, pues de la violencia de género se sale.