Notas de Prensa

Alfonso Alonso destaca el esfuerzo de las administraciones por paliar en las familias los efectos de cinco años seguidos de destrucción de empleo

  • Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados
  • El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad precisa que este esfuerzo de las administraciones por proteger a las familias y a los ciudadanos se traduce en el incremento del gasto en Rentas Mínimas de Inserción, de un 136% entre los años 2008 y 2013
  • Asegura que la política económica del Gobierno “ha dado la vuelta a la situación” porque ya se están creando puestos de trabajo y 180.000 hogares dejaron de tener a todos sus miembros en paro, según la EPA del primer trimestre de este año


 

10 de junio de 2015. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha subrayado hoy el “esfuerzo” constante que están haciendo las administraciones para paliar los efectos de la crisis en los hogares y en las familias españolas, como demuestra el crecimiento del 81,5% del número de perceptores de rentas mínimas de inserción (RMI) entre los años 2008 y 2013, lo que supone un aumento del gasto en tal concepto del 136%, más de 600 millones de euros.

Alonso ha precisado este dato durante la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el Congreso de los Diputados, y lo ha hecho en respuesta a una pregunta del grupo socialista sobre las tasas de pobreza infantil que reflejan recientes informes.

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha dejado claro que la pobreza se incrementa con intensidad durante los peores años de la crisis, entre 2008 y 2013, porque son años en los que se produce una importante destrucción de empleo. Ha sido la política económica del Gobierno “la que ha dado la vuelta a la situación”, y así lo constata la EPA del primer trimestre de este año cuando señala que más de 180.000 hogares en España han dejado de tener a todos sus miembros en paro.

Tras criticar al PSOE por “no asumir su responsabilidad” en la gestión de la crisis económica e intentar utilizar la pobreza sólo para buscar “rédito político”, Alonso ha mantenido que el mejor modo de trasladar a las familias las consecuencias de la mejora económica de España consiste en seguir creando puestos de trabajo, que es lo que propician las medidas del Gobierno.

Los síntomas evidentes de recuperación económica provienen, también, de las diversas iniciativas que ha llevado a cabo el Gobierno durante toda la legislatura, iniciativas pensadas para luchar contra la exclusión de muchas familias, especialmente familias con hijos menores. Fue el caso del vigente Plan de Inclusión Social, que contempla la creación de un nuevo fondo de pobreza, dotado el año pasado con 17 millones de euros y éste con 32 millones. O es el caso de la reciente reforma fiscal, que ha beneficiado a más de 750.000 familias.