Notas de Prensa

Alfonso Alonso condena el último caso confirmado de violencia de género, ocurrido en la provincia de Sevilla

  • 14 asesinatos por violencia de género en lo que va de año
  • La víctima mortal es una mujer española de 50 años, apuñalada y golpeada por su cónyuge, también español, de 52 años 
  • El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad pide la implicación de todos los actores políticos y sociales, así como de la ciudadanía, para denunciar cualquier manifestación de malos tratos y denunciar también a los agresores

3 de junio de 2015. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, expresa su más enérgica condena por el asesinato de una mujer por violencia de género, ocurrido en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira. El caso eleva a 14 el número de mujeres fallecidas en lo que va de año a causa de un problema que afecta a toda la sociedad. Alonso, por ello, ante la violencia de género, reclama la importancia de que se denuncie y que no quepa tolerancia de ninguna clase.

La mujer asesinada tenía 50 años y era de nacionalidad española. Su presunto asesino, el cónyuge, tenía 52 años y era también español. Se encuentra detenido en estos momentos. El matrimonio tenía dos hijos mayores de edad. Hubo entre ellos un episodio de violencia de género en 2008, tal y como recogió un atestado policial.

Conocidos los hechos, el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad insiste en que hay que denunciar las situaciones de violencia de género, y a su vez, lanza un mensaje de confianza a todas las mujeres que padezcan malos tratos, y a la sociedad en general, porque el sistema contra esta lacra dispone de una gran cantidad y variedad de recursos destinados a que la mujer, junto a sus hijos, salga de la espiral de la violencia y rehaga su vida.

Alonso, además, ha manifestado que para que el sistema funcione cada vez mejor es imprescindible la implicación de todos, así como el consenso y la unidad, pues la violencia de género es un atentado a los derechos de los ciudadanos.