Notas de Prensa

El Gobierno mantendrá en 2012 las prestaciones en materia de dependencia

  • El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad llevará a cabo una serie de medidas para hacer más sostenible y racional el sistema de Atención a la Dependencia
  • El anterior Ejecutivo recortó el presupuesto destinado a Dependencia en un 10% el año pasado

 

30 de diciembre de 2011. El Consejo de Ministros ha acordado mantener las prestaciones destinadas a la protección en materia de dependencia de quienes ya tienen reconocida algunas de las prestaciones del sistema. Se garantiza así, a través de la aportación del Estado, una financiación mínima, común y estable para todos los ciudadanos. La decisión adoptada en el Consejo de Ministros asegura que aquellas personas que más necesitan las ayudas y prestaciones las reciban en primer término, consideración que se hace extensiva a las familias de quienes padecen situaciones de este tipo.
 
El anterior Gobierno recortó el presupuesto destinado al Sistema de Atención a la Dependencia en un 10% en 2011, año en el que se incorporaron al sistema 150.000 dependientes más. Ante esta situación, el Gobierno se ha visto en la necesidad de adoptar medidas urgentes que fortalezcan la protección por dependencia y garanticen la sostenibilidad de prestaciones y servicios.
 
Entre las medidas que adoptará el Gobierno destaca la necesaria reforma del modelo de financiación para hacer sostenible el Sistema de Atención a la dependencia, así como el fomento de políticas de promoción de la autonomía personal y de prevención de la dependencia para todos los grados y niveles.
 
Por otra parte, el Gobierno considera prioritario garantizar la igualdad de los ciudadanos en el acceso al Sistema de Atención a la Dependencia con independencia del lugar en que residan, así como la formulación de una serie de criterios comunes sobre formación de profesionales y cuidadores familiares que permitan mejorar la calidad de las prestaciones. El Gobierno se ha propuesto asimismo abordar la regulación de la coordinación socio-sanitaria para mejorar la eficiencia en la gestión y la calidad asistencial, así como la configuración de un nuevo sistema de información estadística y el desarrollo de un modelo de gestión administrativa de la dependencia.