Notas de Prensa

Ana Mato destaca el decisivo papel de España para desarrollar un espacio común europeo en materia de donación y trasplantes

  • Preside el encuentro sobre Transfusiones de Sangre y Trasplantes organizado por la Comisión Europea y la ONT
  • La ministra defiende  el modelo español de trasplantes, sustentado en los principios de la donación como acto voluntario y no remunerado y el trasplante como terapia universal y equitativa en su acceso
  • España, con un 0,7% de la población mundial, realiza el 4% de todos los trasplantes en el mundo y es el único país que ha logrado mantener estable la lista de espera
  • Mato pide “tolerancia cero” ante el turismo de trasplante, porque “viola principios humanos fundamentales”
  • Destaca también el importante papel de los medios de comunicación a la hora de fomentar entre los ciudadanos la cultura de la donación de órganos, tejidos y sangre
  • Desde 2003, la UE ha puesto en marcha 48 proyectos  en este campo. España ha participado o participa en 10, en tres de ellos como líder
  • La UE cuenta con tres Directivas que regulan la donación y transfusión de sangre (aprobada en 2002), el trasplante de tejidos y células (2004) y el de órganos (2010, liderada por España)
27 de Junio de 2013.- Nuestro esfuerzo y dedicación para la exportación de nuestro modelo de donación y trasplante ha contribuido decisivamente en el desarrollo de un espacio común europeo en materia de donación y trasplantes”. Así lo ha asegurado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante la inauguración del encuentro entre expertos y periodistas europeos (“Cluster Meeting Soho”), que hoy ha comenzado en Madrid, sobre donación y trasplante en la UE y que concluirá mañana.
 
En él se van a abordar asuntos como “la Unión Europea y su papel como región de referencia mundial para la OMS”, “la donación de vivo (sangre, células madre sanguíneas y órganos) y la protección del donante”, “la necesidad de fomentar las donaciones entre los ciudadanos y papel de los medios de comunicación’ y ‘la donación de personas fallecidas”.
 
El encuentro ha sido organizado por la Dirección general de Salud Pública y Consumo (DG SANCO) de la Comisión Europea y la Agencia Ejecutiva para la Salud y el Consumo, en colaboración con la ONT y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Su objetivo es difundir, a través de los medios de comunicación, el impacto en la vida cotidiana de los ciudadanos europeos de las iniciativas emprendidas por la Unión Europea para mejorar el acceso de la población al trasplante de órganos, tejidos, células, sangre y hemoderivados, y garantizar su calidad y seguridad.
 
La ministra ha agradecido a la Comisión Europea la elección de España para este encuentro. Se trata de un reconocimiento al liderazgo mundial de nuestro país y a la sensibilidad de los medios de comunicación españoles ante todo lo relacionado con la donación y el trasplante de órganos.
 
Mato ha estado acompañada por el director de Sistemas y Productos sanitarios de la dirección general de Salud Pública y Consumo de la Comisión Europea (DG SANCO), Andrzej Jan Rys y por el director de la Unidad de Salud de la Agencia de Salud y consumidores de la Comisión Europea.
 
Tras recordar el liderazgo mundial de nuestro país en donación y trasplantes, con una tasa que oscila entre los 34-35 donantes por millón de personas en los últimos años, la ministra ha señalado que “Cuatro de cada 100 trasplantes efectuados en el mundo se realizan en nuestro país”, cuando España sólo representa el 0,7% de la población mundial. Para la ONT y para el conjunto de la red trasplantadora española este liderazgo ha conllevado desde el primer momento la obligación ética y moral de intensificar sus esfuerzos por extender los trasplantes en todo el mundo.  
 
DIRECTIVA EUROPEA CON SELLO ESPAÑOL
 
Entre estos esfuerzos, Mato ha destacado el hecho de que España haya presidido durante siete años la Comisión de trasplantes del Consejo de Europa, cuyo trabajo fue el germen de la armonización europea que se ha producido en los últimos años. Pero sobre todo, la ministra ha subrayado la Directiva Europea 2010 sobre donación y trasplante de órganos, como la más importante contribución de nuestro país a la mejora de los trasplantes en toda Europa.
 
Más recientemente, España también ha impulsado, junto con Francia e Italia la creación de la Alianza de trasplantes del Sur de Europa, a la que en breve podrían incorporarse Portugal y otros países de nuestro entorno. “La importancia de esta Alianza de países del Mediterráneo se pone de manifiesto cuando se comprueba que los donantes de órganos de los 3 países que ahora mismo la integran representan cerca del 50% de las donaciones de los 27 países de la UE”, ha subrayado Mato.
 
 
RETOS ÚNICOS DE ESTAS TERAPIAS
 
Como ha explicado la ministra, el uso terapéutico de las sustancias de origen humano presenta unos retos únicos que los convierten en productos sanitarios de carácter excepcional. Entre ellos destaca, como el principal problema, su escasez, puesto que “no sólo dependen de los avances técnicos, sino también del generoso acto de la donación”. Los datos de la Unión Europea ponen de manifiesto esta situación: en 2011 se realizaron un total de 29.000 trasplantes de órganos, pero al finalizar ese año 59.000 pacientes estaban en lista de espera para recibir un órgano.
 
La ministra ha alertado de que esta situación “puede motivar la búsqueda de alternativas fuera de nuestros marcos legislativos: el turismo de trasplante”. Se trata de una práctica para la que ha reclamado “tolerancia cero, porque viola principios humanos fundamentales y degrada la imagen del sistema de donación y trasplante, perpetuando la escasez”.
 
En este sentido, Mato ha subrayado el protagonismo de los medios de comunicación, cuyo papel es “fundamental en la promoción de la donación, la difusión de información sobre los beneficios del trasplante y la terapia transfusional”. Por tanto, “es imprescindible que las instituciones responsables cuenten con ellos como aliados”. 
 
Otro de los retos importantes en este campo, es el riesgo de transmisión de enfermedades que conllevan los trasplantes y las transfusiones de sangre. Un riesgo que, a juicio de los expertos, debe evaluarse desde la perspectiva de los enormes beneficios que proporcionan estas terapias y que sólo puede minimizarse a través de rigurosos estándares de calidad y seguridad.
 
 
 
DIRECTIVAS VIGENTES
 
Estas peculiaridades justifican la necesidad de homogenizar en toda Europa los requisitos y estándares de calidad y seguridad en el uso de este tipo de terapias. Además de las distintas iniciativas nacionales, la Unión Europea ha tratado de armonizar el uso de estas sustancias, mediante la aprobación de tres Directivas que regulan, por orden cronológico, la calidad y seguridad de la donación y transfusión de sangre (aprobada en 2002), la donación y trasplante de tejidos y células (2004) y la donación y trasplante de órganos (2010), esta última liderada por España.
 
Desde 2003, la Unión Europea ha puesto en marcha 48 proyectos en este campo, cuyos resultados han contribuido a mejorar el acceso de más de 500 millones de ciudadanos a este tipo de terapéuticas. En el campo de los trasplantes de órganos y tejidos, España ha participado o participa en 10, en 3 de ellos en calidad de líder. (Ver anexo).