Notas de Prensa

Ana Mato anuncia formación específica para el personal sanitario y una red de centros de acogida para combatir la violencia de género en el medio rural

  • Intervención en la Jornada “La voz de las mujeres rurales en Europa” en la Asamblea Nacional de AFAMMER
  • La ministra ensalza la “labor silenciosa” de las seis millones de mujeres del medio rural y defiende la necesidad de mejorar sus condiciones de vida y trabajo
  • Mato plantea incorporar planes de igualdad en las empresas y cooperativas del medio rural, así como el acceso a líneas de financiación y micro financiación para emprendedoras en estas zonas
  • La Red Básica de centros de acogida e información para víctimas de la violencia de género asegurará un nivel básico de apoyo y protección
  • El personal de los centros de Atención Primaria y consultorios de zonas rurales recibirá formación especializada en violencia de género
15 de junio de 2013. “Gracias a la labor silenciosa de casi seis millones de mujeres, 800.000 aquí, en Andalucía, el medio rural español es hoy un escenario propicio para la economía y el empleo”. Así lo ha asegurado hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en su intervención en la Jornada “La voz de las mujeres rurales en Europa”, celebrada con motivo de la Asamblea Nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER).
Mato ha explicado la necesidad de priorizar el ámbito rural en todas las políticas de igualdad pues “el mundo urbano y el mundo rural no siempre han avanzado a la misma velocidad” y, en la actualidad, ha dicho a las representantes de AFAMMER, “las desigualdades que todavía sufrimos las mujeres las padecéis vosotras de forma más intensa”.
 
“Habéis trabajado en las tareas del campo al tiempo que llevabais sobre vuestros hombros la carga del cuidado de la casa, de los niños y de los mayores; habéis gestionado las pequeñas empresas familiares y las explotaciones agrarias pero hasta el año pasado no podíais ser cotitulares en igualdad de condiciones con vuestros maridos”, ha recordado la ministra.
 
Por eso, ha defendido la necesidad de “mejorar las condiciones de vida y de trabajo en las zonas rurales, para garantizar su permanencia y supervivencia”, porque “cuando las mujeres tienen un trabajo y gozan de una autonomía económica, también alcanzan una mayor igualdad”.
 
En este sentido, la ministra ha planteado medidas como fomentar la incorporación de planes de igualdad en las instituciones, empresas, cooperativas, organizaciones profesionales y grupos de acción, también en el medio rural.
 
Asimismo, ha considerado necesario facilitar el acceso a líneas de financiación y micro financiación para la puesta en marcha y consolidación de actividades empresariales en el ámbito rural. También, de ofrecer formación específica para las nuevas formas de trabajo y comunicación, lo que contribuirá a promover la puesta en marcha de pequeños negocios “que dinamicen y diversifiquen las actividades económicas tradicionales del medio rural”.
 
Para ello, la ministra ha explicado que el Ministerio facilita herramientas como el Programa de Incorporación a Procesos de Formación y Acceso al Empleo con cargo al IRPF.
 
Además, la ministra ha recordado que esta misma semana ha presentado el Programa de Igualdad de Género y Conciliación de la Vida Laboral y Familiar, dotado con 12 millones de euros, de los que el 85% los financia el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo.
 
Sin embargo, Mato ha recordado que “no hay mayor desigualdad que la violencia que se ejerce contra las mujeres”. Esta lacra es especialmente grave en el ámbito rural, ha señalado, pues “el silencio cómplice de los agresores cobra especial intensidad”.
 
Por eso las mujeres que viven en el medio rural serán uno de los grupos prioritarios, por considerarse más vulnerables, dentro de la Estrategia para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que el Ministerio y las CC AA aprobarán este lunes en Conferencia Sectorial.
 
Mato ha anunciado que, en el marco de esta Estrategia, se van a adoptar medidas específicas en el medio rural. Una de ellas es la formación especializada en violencia de género del personal de los centros de Atención Primaria y consultorios de salud de los pueblos, para facilitar la detección precoz y facilitar a las mujeres recursos para salir del maltrato.
 
Asimismo, la ministra ha señalado que se va a poner en marcha una Red Básica de Centros de Acogida y de Información en el medio rural, que asegure un nivel básico de apoyo y protección.
 
También ha subrayado la necesidad de implicar a la sociedad civil para evitar que el maltrato, en núcleos de población más pequeños, “siga siendo considerado algo que debe ceñirse al ámbito privado”. Para ello, se van a promover mecanismos de colaboración con los grupos de acción local, para impulsar acciones de sensibilización.
 
Todas estas y otras iniciativas serán recogidas en el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres que está elaborando el Ministerio, uno de cuyos ejes será la Violencia de Género. En total, introducirá 170 medidas, muchas de las cuales irán dirigidas a las mujeres rurales, “cuyo papel es clave en el desarrollo equilibrado y sostenible de nuestro territorio”.
 
Mato ha concluido su intervención defendiendo la necesidad de dar “más formación, más empleo y más conciliación” como ejes para construir “la igualdad de oportunidades para las mujeres del medio rural”.