Notas de Prensa

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad defiende “el derecho de todos a una prestación farmacéutica de alta calidad y con una variada oferta”

  • Respuesta a una interpelación urgente del Grupo Socialista en el Congreso
  • Ana Mato apuesta por el diálogo para solucionar las dudas que plantea el sistema de subastas de medicamentos impulsado por Andalucía
7 de marzo de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha defendido hoy “el derecho de todos los usuarios del sistema a una prestación farmacéutica de alta calidad y con una variada oferta” que asegure que se atienden las necesidades de cada paciente. Mato ha hecho esta consideración al responder a una interpelación urgente del diputado José Martínez Olmos, del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, sobre el ahorro en el gasto farmacéutico mediante el sistema de subastas de medicamentos impulsado por Andalucía.
 
A juicio de la ministra, esta medida no tiene los suficientes requisitos de transparencia y garantías, rompe la unidad del mercado y, sobre todo, “afecta negativamente al derecho de los andaluces a acceder a los medicamentos en condiciones de igualdad con el resto de los españoles”. En concreto, Mato ha detallado que la subasta va contra el criterio de disponer de varias alternativas de un mismo medicamento, para que el médico elija; establece un monopolio marcado por la Consejería de Salud de un único fármaco en cada territorio e incrementa los riesgos de desabastecimiento. En suma, se trata, en opinión de la ministra, de un auténtico “recorte en las prestaciones sanitarias”.
 
Mato ha recordado que fue aprobado sin los informes del Consejo de Estado y sin el preceptivo aviso y publicación en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas (DOCE). A pesar de que existen “razones más que suficientes” para que el Estado presente un recurso ante el Tribunal Constitucional para anular este decreto, la ministra ha explicado que “el Gobierno ha querido hacer uso de los mecanismos constitucionales de diálogo entre administraciones”. Por ello, se ha abierto el proceso establecido en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional para despejar las dudas y estudiar la información que aporte la Administración Autonómica. Mato considera que “la Junta debe aceptar este diálogo como muestra inequívoca de que está a favor de la cohesión y la equidad”. Si hay voluntad de avanzar hacia un Pacto por la Sanidad, “todos los movimientos tienen que ir hacia ahí”, ha asegurado la ministra.
 
Mato ha recordado a Martínez Olmos, ex secretario general del Ministerio, que el anterior equipo ministerial “dejó escrito y firmado un informe de análisis valorando de manera negativa la subasta”. También ha señalado que el anterior Gobierno denunció directamente ante el Tribunal Constitucional, con petición expresa de suspensión, la norma gallega que pretendía controlar la factura farmacéutica, sin recurrir previamente al diálogo.
 
Sin embargo, Mato ha señalado que estudiará toda la información que aporte la Junta de Andalucía. “Este Gobierno nunca renunciará a analizar con detalle ninguna propuesta de eficiencia”, ha afirmado. Aun así, ha considerado que “se pueden plantear medidas para el ahorro en el gasto farmacéutico sin poner en peligro los pilares de nuestro sistema sanitario”. Como ejemplo, ha citado la compra centralizada de vacunas, acordado en el último Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.