Notas de Prensa

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad anuncia un presupuesto de cinco millones de euros a la asistencia social integral de las víctimas de violencia de género

Reunión de concejalas andaluzas y diputadas provinciales en Sevilla

  • La personalización y la mejora de la eficacia de los recursos serán los ejes de esta política  
  • “La mejor política de igualdad es la que crea empleo para todos, para las mujeres y para los hombres”, asegura Moreno
2 de marzo de 2012. El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, se ha reunido hoy viernes, con concejalas de distintos ayuntamientos andaluces y diputadas provinciales con responsabilidad en las áreas de mujer e igualdad de Andalucía. En la reunión Moreno, que ha estado acompañado por la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, ha informado de las principales actuaciones del Gobierno en materia de igualdad y violencia de género.
 
El secretario de Estado ha expuesto las medidas que se llevarán a cabo a través de la Estrategia de actuación en materia de violencia de género anunciadas por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
 
En concreto, ha asegurado que la Estrategia tiene a la mujer como destinataria de las políticas para erradicar la violencia de género y sus acciones están dirigidas a apoyarlas para salir de esta situación y para rehacer su identidad y su autonomía personal. Además, tiene en cuenta la atención a los menores que conviven con las mujeres que sufren esta violencia; la coordinación entre instancias implicadas y sujetos, así como la unidad y el consenso político en esta materia.
 
Todas estas medidas están articuladas en dos ejes fundamentales: la personalización, en la figura de las víctimas y los menores a su cargo y la eficacia de los recursos.
 
Los planes personalizados se llevarán a cabo a través de la creación de una Red Nacional de Unidades contra la Violencia que servirán como instrumentos de seguimiento de las distintas situaciones de violencia y para colaborar en su coordinación entre la AGE y las administraciones competentes. Además de lograr una “Ventanilla Única” en la materia y que de esta forma cualquier víctima pueda acudir a ella o a los Puntos de Coordinación y así disponer de los recursos que, personalmente, le sean más útiles.
 
Juan Manuel Moreno ha comentado en su intervención otras medidas como la creación de una Comisión Interministerial en la que participarán los ministerios de Justicia, Interior, Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y que podrán añadirse, en función de la materia que se trate, otros como el de Empleo y Seguridad Social o el de Educación.
 
También se establecerá un Protocolo de Actuación para la atención de las mujeres españolas víctimas de violencia de género en el exterior; una mayor accesibilidad en los servicios de los teléfonos de asistencia, el de asesoramiento o los dispositivos telemáticos de las medidas de alejamiento.
 
ASISTENCIA SOCIAL INTEGRAL
 
En cuanto a la asistencia Social integral a las mujeres víctimas de violencia de género así como a sus hijas e hijos, en el año 2012, está previsto que se destinen cinco millones de euros, para el desarrollo de programas y la prestación de servicios que garanticen el derecho a la asistencia social integral a las víctimas de violencia de género.
 
IGUALDAD DE OPORTUNIDADES
 
Moreno también se ha referido a la política del Gobierno en materia de Igualdad. A su juicio, “la Igualdad de oportunidades entre hombre y mujer tiene mucho que ver con el empleo y con la conciliación. La mejor política de igualdad es la que crea empleo para todos”.
 

“Hay una correlación directa entre igualdad, desarrollo y competitividad”, ha continuado el secretario de Estado, que también se ha referido a las diferencias de salario que perciben las mujeres respecto a los hombres (22 por ciento inferior), las diferencias en puestos directivos (30 por ciento del total son mujeres) y en las excedencias solicitadas para cuidados de los hijos o personas dependientes (el 95,48 por ciento y el 85 por ciento, respectivamente, corresponden a trabajadoras).