Notas de Prensa

Illa asegura que la profesión sanitaria es "imprescindible para afrontar los importantes desafíos" a los que se enfrenta el SNS

  • El ministro ha intervenido hoy en el acto conmemorativo del Centenario del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM)

21 de febrero de 2020.- El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado hoy en su intervención en el acto conmemorativo del Centenario del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), que “la Sanidad española, al igual que la de otros países europeos, afronta importantes desafíos que es preciso abordar sin demora, para asegurar la excelencia, la equidad y la cohesión que la caracterizan, a la vez que garantizamos su sostenibilidad”.

Entre dichos retos, Illa ha citado “avanzar y seguir situando a las personas en el centro del Sistema Nacional de Salud; el envejecimiento, la cronicidad y la despoblación; continuar formando, desarrollando e incrementando la capacidad de retener a profesionales excelentes, prestando la máxima atención a su carrera; llevar a cabo la digitalización del sistema, incorporando la innovación de manera ágil y eficaz y, al mismo tiempo, mantener su eficiencia y sostenibilidad”.

Para ello, el ministro ha hecho hincapié en que su propósito es abordar esos desafíos “buscando la contribución de todas las partes y actores implicados, comunidades autónomas, fuerzas políticas y también médicos, enfermeros y resto de profesiones sanitarias, pacientes y proveedores del sistema”. Y ha añadido: “Es una tarea de todos, en la que los médicos españoles sois absolutamente necesarios e imprescindibles”.

Illa ha recordado que España cuenta con un Sistema Nacional de Salud que presenta niveles de excelencia en los servicios que presta, goza de un amplio reconocimiento a nivel europeo e internacional y está organizado con criterios de equidad e igualdad. “Buena parte de este éxito se debe al trabajo riguroso de nuestros profesionales y, de manera especial, de nuestros médicos”.

En esta misma línea Salvador Illa ha subrayado que “los pacientes esperan que los médicos sean técnicamente competentes, francos y abiertos, honestos y veraces, y que muestren respeto en el trato personal, cualidades que le hacen acreedores de confianza, prestigio y consideración social”. Un reflejo de ello –ha recordado el ministro- fue la iniciativa de promover la declaración de la relación médico-paciente como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Documentos de interés

Fotografía acto centenario CGCOM Se abrirá en una ventana nueva