Notas de Prensa

El Gobierno acuerda el reparto de 2.006.950 euros entre las CCAA para mejorar los sistemas de información del Sistema Nacional de Salud sobre la asistencia sanitaria prestada

  • Consejo de Ministros
  • Los fondos se utilizarán para seguir trabajando en las bases de datos clínicos que ayudan en la toma de decisiones con el fin de  fomentar la mejora continua de la atención médica a los pacientes

20 de diciembre de 2019.- El Consejo de Ministros ha acordado este viernes, a propuesta del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la distribución de 2.006.950€ entre las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla para la mejora de los sistemas de información del Sistema Nacional de Salud (SNS). De esta manera el Gobierno apoya a las CCAA en la extracción de datos sobre los problemas de salud atendidos en Atención Primaria, los ingresos hospitalarios, las urgencias, etc. con el objetivo de evaluar y mejorar la asistencia sanitaria prestada a la población.

En concreto los fondos aprobados se utilizarán para proseguir con el desarrollo de la Base de datos clínicos de Atención Primaria del SNS (BDCAP-SNS) de la que ya se obtiene, de forma anual, información de los registros clínicos de cerca de cinco millones de personas. Así, tanto el Ministerio como cada comunidad autónoma, tendrá un mayor conocimiento de la actividad asistencial prestada y unos datos comparables entre Servicios de Salud y podrán tomar mejores decisiones de cara a la atención de los pacientes.

De la misma manera con los fondos destinados al Registro de actividad de Atención Especializada (RAE-CMBD) y a la implantación de la Clasificación de enfermedades y procedimientos CIE 10 ES se persigue mejorar la información que se recoge sobre el funcionamiento de los hospitales (casos atendidos, procedimientos clínicos aplicados, estancias medias por proceso asistencial, ingresos evitables o costes de la atención), tanto en los hospitales públicos como privados, con el fin de planificar mejor los recursos y prestar una mejor atención a los pacientes.

Los criterios de distribución entre las distintas CCAA son los aprobados el pasado 4 de diciembre en el seno del Consejo Interterritorial del SNS: el 50% de manera lineal aplicando un importe mínimo a cada comunidad autónoma y al INGESA y el otro 50% teniendo en cuenta criterios poblacionales.