Notas de Prensa

El Gobierno rinde homenaje a las personas gitanas víctimas del exterminio durante la II Guerra Mundial

  • Memorial del Samudaripen
  • El Día del Genocidio Gitano, Samudaripen en lengua romaní, se conmemora el 2 de agosto y fue reconocido como tal por el Parlamento Europeo en 2015
  • El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, ha participado en el homenaje a las víctimas
  • Destaca el proyecto más ambicioso en el que Gobierno y comunidad gitana trabajan juntos: la Estrategia Nacional para la Inclusión de la Población Gitana para erradicar de una vez los núcleos de discriminación, intolerancia, prejuicios, recelos y desconfianza que aún restan para con el pueblo gitano

27 de julio de 2017. El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, ha participado hoy en el homenaje del Gobierno a las víctimas del genocidio gitano, el Samudaripen en lengua romaní. El mismo se refiere al medio millón de gitanos, 150 de ellos españoles, que se estima que murieron en los campos de concentración durante la II Guerra Mundial.

El Samudaripen fue reconocido oficialmente en abril de 2015 por el Parlamento Europeo en una resolución que estableció el 2 de agosto para recordar la desgracia y rendir homenaje a las víctimas, ya que la noche del 2 y 3 de agosto se produjo una deportación de más de tres mil personas gitanas al campo de Auschwitz-Birkenau.

El secretario de Estado ha recordado que la Historia de los Gitanos es parte consustancial de la Historia de España y también del mundo y que no sólo hay que recordar a las víctimas de ese exterminio, sino también dar a conocer esos hechos a la sociedad española y sensibilizarnos de los peligros de la intolerancia, de la violencia y del odio hacia cualquier colectivo.

Asimismo, ha asegurado que en el entorno europeo, España ha sido y sigue siendo un ejemplo de convivencia, respeto e integración de la diversidad porque España no se entiende sin la cultura, el arte o la lengua gitana.

No obstante, Garcés ha señalado que aún quedan barreras por derribar y, en este sentido, se ha comprometido a seguir trabajando con y para la comunidad gitana para dar visibilidad a la aportación que hace este pueblo a nuestra sociedad; por la educación, por la vivienda y por el acceso al empleo y a la sanidad.

ESTRATEGIA NACIONAL PARA LA INCLUSIÓN DE LA POBLACIÓN GITANA

El secretario de Estado también ha recordado que ya se han puesto en marcha muchas medidas y proyectos, haciendo especial hincapié en el más ambicioso que el Gobierno y la comunidad gitana tienen en común: la Estrategia Nacional para la Inclusión de la Población Gitana, para erradicar de una vez los núcleos de discriminación, intolerancia, prejuicios, recelos y desconfianza que aún restan para con la comunidad gitana.

Por último, ha subrayado que conocer las singularidades del pueblo gitano es esencial para hacer crecer el respeto y la admiración hacia ellos; para reforzar los lazos comunes y para hacernos sentir que formamos parte de una misma comunidad que queremos que sea plural, diversa y fuerte.