Notas de Prensa

Susana Camarero defiende la participación activa en la universidad de las personas con discapacidad

  • En la inauguración del III Congreso Internacional Universidad y Discapacidad
  • Recuerda que la educación es uno de los pilares básicos para el futuro de las personas con discapacidad porque mejorar su formación reduce la tasa de abandono escolar y aumenta el número de personas con educación superior
  • Subraya que gracias al consenso y al trabajo conjunto de todos los sectores implicados se han dado pasos importantes como la Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad, que aborda de modo integral su autonomía, protección e inclusión social

10 de noviembre de 2016, La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha defendido hoy una universidad abierta y plural con la participación cada vez más activa de las personas con discapacidad.

Ha sido en el marco del III Congreso Internacional Universidad y Discapacidad que se enmarca en el Convenio de Colaboración entre la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, por medio del Real Patronato sobre Discapacidad, y la Fundación ONCE, con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del CERMI y de la CRUE.

En el mismo, la secretaria de Estado ha subrayado la prioridad que para el Gobierno suponen las personas con discapacidad recordando el conjunto de medidas de acción positiva que se han materializado en más de 47 leyes, reales decretos y órdenes ministeriales la pasada legislatura. “Trabajaremos – ha asegurado- por una universidad en cuyas aulas se respire la igualdad de oportunidades, abierta y plural con la participación cada vez más activa de las personas con discapacidad”.

INCLUSIÓN DE LAS PCD EN TODOS LOS ÁMBITOS

La secretaria de Estado ha defendido la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida: en la salud, en la cultura, en el empleo y también en la educación. En este sentido, ha recordado que las administraciones han ido de la mano de los agentes sociales y de las propias personas con discapacidad a través de sus entidades desde el convencimiento de que trabajar juntos es la única manera de lograr que las medidas sean realmente duraderas y efectivas.

Así, ha recordado que gracias al consenso y al trabajo conjunto de todos los sectores implicados se han dado pasos importantes como la Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad, que aborda de modo integral su autonomía, protección e inclusión social. “El Plan de Acción de la Estrategia Española sobre Discapacidad –ha subrayado- ha situado esta norma en la primera línea de la agenda política, garantizando su igualdad y favoreciendo su inclusión social y laboral”.

Según ha explicado, se trata de un plan de acción que se convierte en la hoja de ruta que ha marcado las cinco áreas de trabajo: igualdad, empleo, educación, accesibilidad y dinamización de la economía. En este sentido, ha destacado que “la educación es uno de los pilares básicos para el futuro de las personas con discapacidad porque mejorar su formación es reducir la tasa de abandono escolar y aumentar el número de personas con educación superior”.

Susana Camarero ha afirmado también su disposición a que las aulas universitarias, los grados, los másteres y los doctorados estén abiertos a las personas con discapacidad, para lo que es imprescindible que los niños y los jóvenes con discapacidad estudien en centros normalizados donde realmente comienza la integración.

Asimismo, defendió seguir incrementando los fondos destinados a los estudiantes con necesidad de apoyo específico, cuyos beneficiarios son cada vez más (95.000 ayudas concedidas en el curso 2015/2016) y reciben cada vez más fondos, pasando de 73 millones en 2014 a más de 94 millones en el curso 2015/2016.

Aunque el número de personas con discapacidad que acceden a estudios superiores se incrementa cada año, la secretaria de Estado ha apostado por seguir trabajando por aumentarlo. En este sentido, ha recordado que para eso se ha hecho una reserva de un 5% de plazas de Grado y se han regulado las prácticas universitarias para los alumnos con necesidades específicas, además de incrementar las ayudas de movilidad del Programa Erasmus.

MEJORAR LA ACCESIBILIDAD

La secretaria de Estado también ha abogado por mejorar la accesibilidad entendida no solamente como las barreras físicas, sino también como barreras para acceder al conocimiento y la información. En este sentido, ha destacado la importancia de las TIC como aliado poderoso “porque la tecnología debe estar siempre al servicio de las personas”.

Además, los resultados son positivos en cuanto a los datos de contratación de las personas con discapacidad, ya que desde julio de 2011 se han firmado 923.000 contratos con personas con discapacidad y 2015 se cerró con un récord histórico de casi 250.000 contratos, un 60% más que en 2011.

Por último, Susana Camarero ha recordado que la plena integración y participación de las personas con discapacidad en la universidad es un asunto de justicia social y de derechos de las personas que aún tiene por delante desafíos importantes que merecen atención y cuidado para lograr una sociedad más rica y plural que progrese y se desarrolle sin dejar a nadie atrás.