Notas de Prensa

Fortalecer el Estado de Bienestar y aumentar la renta de las familias, objetivo de los presupuestos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

  • Comparecencias en el Congreso para explicar los Presupuestos de 2016
  • El carácter social de las cuentas del Departamento que dirige Alfonso Alonso es “un claro reflejo de que el cambio de tendencia económica es un hecho”, afirma la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero 
  • Casi el 82% de los créditos del Ministerio, cuyo presupuesto llega a los 2.021 millones de euros, recae en las áreas sociales y de igualdad y contra la violencia de género 
  • Los aumentos en Dependencia, en las políticas de apoyo a las familias y a la infancia y en la lucha contra la violencia de género se consolidan como ejes de gestión durante el próximo curso 
  • El presupuesto destinado a la Secretaria General de Sanidad y Consumo permitirá optimizar los recursos disponibles, seguir garantizando el alto nivel de los profesionales sanitarios e impulsar políticas de consumo y seguridad alimentaria 

20 de agosto de 2015. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha diseñado para el próximo ejercicio unos Presupuestos destinados a fortalecer el Estado de Bienestar, tras mantener sus pilares durante la crisis económica, y a aumentar la renta disponible de las familias. Por ello, las cuentas del Departamento que dirige Alfonso Alonso han experimentado un aumento con respecto al presente año del 5,3%, hasta llegar a los 2.021,76 millones de euros. De ese total, 1.654 millones corresponden a la financiación de las áreas sociales, de igualdad y contra la violencia de género, es decir, casi el 82% de los créditos del Departamento.

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, y el secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, han desgranado hoy en el Congreso, con motivo de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado previstos para el año que viene, unas cuentas sustentadas en unos sólidos cimientos sociales. La sostenibilidad de los modelos sanitario y de servicios sociales es el eje esencial de unos presupuestos que vienen a certificar que el cambio de tendencia económica, marcado por la creación de empleo, es un hecho.

Además de los cargos citados, han comparecido la subsecretaria del Departamento, María Jesús Fraile, y los delegados del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández; y para el Plan Nacional de Drogas, Francisco Babín, cada cual para ofrecer las líneas maestras de sus áreas respectivas.

Durante su intervención, la secretaria de Estado ha subrayado la importancia que para las políticas sociales tiene la creación de puestos de trabajo: según la última EPA de julio de este año, hay 411.800 empleos nuevos y la tasa de paro, del 22,3%, ya es menor que la que se registró al final de la legislatura anterior. Queda mucho por hacer, pero el camino está trazado y los Presupuestos que ha presentado hoy el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad son “un claro exponente de que el cambio de ciclo económico es un hecho”, ya que permite una apuesta decidida por los mayores, por las familias y por la infancia; el impulso a la lucha contra la violencia de género y la sostenibilidad de los servicios sociales.

Así, ha recordado que el 53,5% del total del gasto de la administración general del Estado recae en asuntos sociales. Esta priorización de lo social ha llevado a que las cuentas de la Secretaría de Estado que dirige Camarero ofrezca un incremento del 6,10% en comparación con los números de 2015, hasta alcanzar un total de 1.653,9 millones de euros. A su juicio, se consolidan de este modo las líneas de trabajo asistencial, unos servicios fuertes y saneados y el desarrollo de los principios de solidaridad y eficiencia “como llave del Estado de Bienestar”.

DEPENDENCIA Y ATENCIÓN A PERSONAS MAYORES

El presupuesto del IMSERSO aumenta para 2016 un 3,26% gracias a los más de 123 millones de añadido que reciben sus cuentas. Tal y como ha señalado Camarero, el crecimiento de crédito del organismo que gestiona la Dependencia y las políticas para mayores del Ministerio ha podido compaginarse con el saneamiento de sus números, ya que ha saldado una deuda acumulada de 1.368 millones de euros, de los que 1.034 millones provenían de las cuotas impagadas de la Seguridad Social de los cuidadores familiares. Impago que había dejado el Gobierno anterior.

Camarero ha reivindicado la apuesta clara y decidida del Gobierno por fortalecer el sistema de Dependencia, y ha negado, en respuesta a los grupos de oposición, que se haya paralizado la Ley o desmontado al sistema. La secretaria de Estado ha indicado que el Ejecutivo ha invertido 6.000 millones de euros en un modelo que, a su vez, se ha tenido que sanear y hacer más transparente. “La situación en la que nos encontramos el Sistema de Dependencia era de verdadero colapso”, ha afirmado.

El esfuerzo del Ministerio por recuperar dinamismo en la Dependencia ha propiciado que la lista de espera se haya contraído más de un 57% y que, desde enero de 2012, hayan entrado en el modelo 360.769 beneficiarios, es decir, más de la mitad del total de beneficiarios que abarca el sistema. Al mismo tiempo, se ha creado empleo y se ha cumplido el calendario de implantación progresiva que establecía la Ley cuando entró en vigor, pues desde el 1 de julio accederán los dependientes moderados. Con el fin de proseguir con esta apuesta por la Dependencia, su financiación tendrá en 2016 75 millones de euros más, hasta 1.252 millones. La cuantía se ampliará al cierre del ejercicio en función del volumen de nuevos beneficiarios que entren en el sistema, como ocurre cada ejercicio.

Camarero, por otra parte, ha incidido en que los programas de turismo social y de termalismo atraen casi 70 y 36 millones de euros, respectivamente. Dentro de este campo, sobresale la financiación de un programa específico de turismo y termalismo para alrededor de 10.000 personas con discapacidad, que se ha dotado con 3,3 millones de euros.

POR LA IGUALDAD Y CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

La tendencia al alza de los presupuestos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género se manifiesta en las cuentas de dicho departamento, que registra un aumento del 6,3% respecto al monto de este mismo año. Ya en las previsiones de 2015 se constató un incremento del 6,8% debido a la apuesta por la sensibilización. Para el próximo ejercicio, además de la concienciación, la prioridad será la asistencia integral a las víctimas de una lacra que en lo que va de año ha costado la vida de 25 mujeres.

Por este motivo, aumenta en 1 millón de euros la inversión en los programas que desarrollan las CCAA para dar asistencia social a las mujeres víctimas de malos tratos, lo que unido a los 4 millones que se venían manteniendo y al otro millón creado este año para efectuar planes personalizados, lleva el total de transferencias a las Comunidades Autónomas a los 6 millones. De acuerdo con esta prioridad asistencial, también suben, hasta los 1,7 millones de euros, las ayudas sociales a mujeres, un incremento del 70%.

La secretaria de Estado ha hecho hincapié en destacar que las partidas de sensibilización siguen como en 2015, habida cuenta de la relevancia de las campañas, como las que, con el lema “Hay Salida” a la violencia de género, está ejecutando el Ministerio de Alfonso Alonso.

Otra de las cuestiones que sale reforzada es el convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), cuya dotación aumenta en 30.000 euros. Por su parte, se conservan en las mismas cifras el convenio para teleasistencia, también con la FEMP, y el proyecto de atención a víctimas de trata (2 millones de euros).

Camarero, asimismo, ha recordado que el 60% de los 25,22 millones de euros de presupuesto de la Delegación (1,5 millones más que en 2015) se dirigen a sus servicios asistenciales, como el 016 y ATENPRO, cuya eficacia está mejorando a la luz de las cifras de uso: el teléfono gratuito de consulta ha registrado al cabo del primer semestre de este año 35.714 llamadas, el volumen más elevado desde 2008.

En cuanto a los créditos del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, estos se sitúan en los 19,7 millones de euros. Si bien los fondos europeos se han aminorado en 2,8 millones de euros (vencimiento de algunos programas financiados con los llamados “fondos noruegos), las partidas estatales han cosechado un aumento del 5,7%. Ello permitirá llevar a cabo programas para favorecer la reincorporación de mujeres mayores al mercado laboral, para mejorar las condiciones socio-laborales de mujeres gitanas o para promover actuaciones dirigidas a mujeres del ámbito rural. Permanecen programas con la FEMP y con entidades locales, como el SARA, e iniciativas para potenciar la implantación de planes de igualdad en PYMES.

FAMILIAS E INFANCIA

“La lucha contra la exclusión social, especialmente de las familias, es un objetivo transversal” que ha recorrido todos los planes que ha desplegado el Ministerio para favorecer la inclusión, como los planes de Infancia y Adolescencia, contra la Exclusión Social y de Apoyo a la Familia, ha indicado la secretaria de Estado. O como la nueva Ley de Infancia.

Una de las medidas principales encuadradas en esta prioridad es el nuevo Fondo de Apoyo a las Familias y a la Infancia, creado en 2014. Entonces se proveyó de 17 millones de euros, cuantía que este año ascendió a 32. En 2016, la cantidad se elevará a 48 millones de euros. El reparto se establecerá en el Consejo Territorial de Servicios Sociales, por lo que el dinero llegará a las Comunidades Autónomas para que financien proyectos de apoyo a familias con hijos y que tengan que ver con ayudas para alimentación, aseo o ropa, o para los pagos del domicilio o derivados del colegio de los hijos.

En suma, 193 millones de euros tendrán las políticas de la Dirección de Familia e Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, un 10,2% más que las cuentas de este año. Se incluyen las cantidades del Plan Concertado (27,4 millones de euros, como los dos años anteriores) y cerca de 2 millones para ejecutar el programa de Ayuda Alimentaria a las Personas Desfavorecidas”, encuadrado, a su vez, en el Fondo de Ayuda Europea.

Camarero, además, ha aprovechado la ocasión para remarcar que el importe de las subvenciones sociales con cargo al IRPF alcanzarán en la próxima distribución casi 221 millones de euros, frente a los poco más de 220 del anterior reparto. El 40% de esos 221 millones recaerá en la financiación de proyectos de organizaciones sociales orientados a dar apoyo a familias en urgencia o en exclusión social.

OTRAS ÁREAS

Con 6,62 millones de euros se financiarán las políticas de la Dirección General de Apoyo a la Discapacidad, gracias, entre otras partidas, a la inversión en proyectos y entidades del Tercer Sector de Acción Social (más de 4 millones de euros). Por su parte, el INJUVE contará con 1,5 millones de euros más para movilizar el programa comunitario “Erasmus+”. El Plan Nacional de Drogas dispondrá de 14,69 millones de euros, entre los que figuran los créditos del Fondo de Bienes Decomisados, ampliables durante el ejercicio presupuestario. De hecho, este año el Fondo ascendió hasta los 28,6 millones de euros, que han servido para impulsar programas contra drogodependencias.

SANIDAD Y CONSUMO

El presupuesto de la Secretaría General de Sanidad y Consumo es de 317,21 millones de euros, lo que representa un incremento de 6,37 millones de euros sobre el de 2015, es decir, un aumento del 2,05%.

Este incremento refleja el compromiso del Gobierno de España con el Sistema Nacional de Salud, pues permitirá llevar a cabo las actuaciones previstas para 2016, optimizar los recursos disponibles para favorecer su sostenibilidad e impulsar políticas de consumo y seguridad alimentaria.

Como cada año, una gran parte de este presupuesto se destina a financiar el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), que contará con 234,36 millones de euros, es decir, el 3,12 por ciento más que en 2015, uno de los mayores crecimientos presupuestarios de esta institución que se invertirán en la sanidad pública de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Si se analiza el presupuesto según los organismos, en relación a la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia el incremento ha sido del 2,98%, ascendiendo el presupuesto para 2016 a 241,94 millones de euros. Como novedad, se incorpora una partida de 1,75 millones de euros para el Programa de reasentamiento y reubicación de refugiados de la Unión Europea. Además, dentro de esta partida está gran parte del dinero se destina al INGESA (217,83 millones de euros).

Por otro lado, la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación tendrá para 2016 una dotación de 38,34 millones de euros. Dentro de este órgano se desarrollan las estrategias de salud, como el proyecto de Gestión de Enfermedades Crónicas, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica para la prevención de problemas de salud por intoxicaciones por productos químicos o los programas de la lucha contra el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Este presupuesto se destinará también a la puesta en marcha del Registro Estatal de Enfermedades Raras, que se elevó al pasado Consejo Interterritorial y se espera poder poner en marcha en 2016.

Otro aspecto a subrayar es la mejora del sistema de acceso a la formación sanitaria especializada, un elemento fundamental para garantizar el alto nivel de los profesionales sanitarios y que se gestiona desde la Dirección General de Ordenación profesional, órgano que estará dotado de 5,7 millones de euros.

Como novedad, para la pruebas de acceso de estos profesionales, en la convocatoria de 2015 se van a reducir las cargas administrativas, pues la elección de plazas va a pasar a ser también de forma telemática, como lo son ahora la presentación de solicitudes. Para analizar las ventajas y desventajas, este sistema se introducirá este año en las especialidades con menor número de plazas para luego extenderlo a todas.

Además, la partida de “Estudios y trabajos técnicos”, que asciende a 708.240 euros, se destinará a aspectos tan importantes como el diseño de los procedimientos de reconocimiento y acreditación masivos, como por ejemplo la acreditación de la profesión enfermera en el uso e indicación de medicamentos. También a la puesta en funcionamiento del Registro Estatal de Profesionales Sanitarios, que deberá estar operativo en febrero de 2016.

ORGANISMOS DEPENDIENTES

El resto de la dotación de la Secretaría General de Sanidad y Consumo es de 31,23 millones de euros, de los cuales 28,09 millones de euros se destinan a transferencias internas corrientes y de capital a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN); a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS); y a financiar la asistencia sanitaria del Instituto Social de la Marina.

La suma de este presupuesto y el de los organismos dependientes de la Secretaria General, suponen un presupuesto de 369,22  millones de euros, un 1,99% más que en 2015. En total, la AEMPS tendrá un presupuesto de 47,11 millones de euros;  la Organización Nacional de Transplantes (ONT) de 4,06 millones de euros, es decir, un 2,87% más que en 2015; y la AECOSAN de 28,85 millones, destacando dentro de esta última el fuerte crecimiento que ha experimentado su presupuesto en inversiones reales en el área de consumo (un 163,09%) para aparataje y obras en el Centro  de Investigación y Control de Calidad.