Notas de Prensa

Alfonso Alonso: “Debemos redoblar el diálogo, el acuerdo y el consenso porque la lucha por la igualdad es una lucha de toda la sociedad”

  • Comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso
  • El ministro avanza que en 2014 se han registrado aumentos del número de denuncias, de llamadas al 016, del uso de las terminales ATENPRO y de los contratos bonificados a víctimas de violencia de género, lo que manifiesta que las políticas del Gobierno contra la lacra de la violencia de género van por buen camino
  • Recuperar el empleo femenino y aumentar y mejorar el papel de las mujeres en las esferas de dirección y responsabilidad de las empresas son dos objetivos esenciales del Ministerio, y en ambos objetivos se van logrando también resultados destacados
  • La conciliación será uno de los ejes esenciales del próximo Plan de Familia
  • Alonso subraya que la apuesta económica en la lucha contra la violencia de género se ha traducido en incrementos de los presupuestos del Ministerio, de las transferencias a las CCAA para asistencia integral y de las ayudas a las organizaciones que trabajan con las víctimas

18 de febrero de 2015. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha destacado hoy en la Comisión de Igualdad del Congreso, en la que es su primera intervención ante dicho órgano parlamentario, que el trabajo hecho “entre todos” en las últimas décadas, desde los primeros planes llevados a cabo en los 90, ha permitido extraordinarios avances en políticas de igualdad, si bien es necesario “redoblar el diálogo, el acuerdo y el consenso, y seguir contando con todos los agentes políticos, sociales, económicos y judiciales”, para seguir dando pasos importantes en una lucha que “no es sólo de las mujeres, sino de la sociedad en su conjunto”.

A lo largo de la presente legislatura, Alonso ha recalcado algunos resultados a tener en cuenta, no sólo porque los últimos tres años han registrado las cifras más bajas de mujeres asesinadas por violencia de género (52 en 2012, 54 en 2013 y 53 en 2014), algo que para el ministro es insuficiente, pues “únicamente una mujer asesinada ya es bastante”, sino porque también se han producido datos que cambian tendencias asentadas durante legislaturas pasadas: así, las denuncias llevan tres trimestres meses subiendo (los tres primeros de 2014), lo que por primera vez ocurre en cinco años; de hecho, el número de denuncias hasta septiembre del año anterior representan un aumento del 1,4% respecto del mismo periodo de 2013.

Pero, además, el uso del 016 ha repuntado de modo relevante en 2014: a 31 de diciembre del año pasado se produjeron un total de 68.651 llamadas, prácticamente 10.000 más que en 2013, lo que supone un incremento del 17,8%. También ha subido el uso de las terminales ATENPRO por parte de las víctimas y la cifra de contratos bonificados a mujeres que han padecido malos tratos: un 56% desde el arranque de la legislatura y un 15,8% sólo el año pasado, hasta alcanzar los 725 contratos.

Alonso, quien ha comenzado su intervención con una condena rotunda a la violencia de género, lacra que hasta la fecha, este año, ha costado la vida de 4 mujeres y ha dejado huérfanos a 7 menores, ha dejado claro que “mientras una sola mujer sea asesinada por su pareja o expareja, se constata un reflejo de que quedan muchas cosas por cambiar en la sociedad” española. Ha añadido: “Quedan por cambiar estereotipos, ideas, maneras y comportamientos que conducen día tras día a hechos que no se corresponden con una sociedad avanzada del siglo XXI”.

En su opinión, “el camino hacia la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres lleva un largo recorrido de avances, y en ello, seguro que coinciden todas las fuerzas políticas”, si bien, como ha puntualizado, hay retos pendientes, retos que han de encaminarse a acabar con discriminaciones y por una defensa pleno de los derechos de las mujeres. Los hombres, ha dicho el ministro, deben comprometerse también. Así, ha avanzado que se adherirá a la campaña HeForShe de Naciones Unidas, convencido, ha afirmado, de que “la igualdad de género no es sólo un asunto de hombres, sino un tema de derechos humanos”.

COMPROMISO PRIORITARIO DEL GOBIERNO

Desde el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, aprobado por el Consejo de Ministros en marzo del año pasado, el Ejecutivo ha desarrollado una larga lista de actuaciones para ir avanzando en la consecución de la igualdad real. Aquel Plan concentraba las prioridades de modo nítido: la apuesta por el empleo y la conciliación, ya que sólo estos dos ejes acaparaba el 70% de la dotación presupuestaria del proyecto, de más de 3.000 millones de euros. La evaluación y seguimiento del grado de cumplimiento de dicho Plan revela que ahora mismo el 62% de sus propuestas ya está en marcha.

El ministro ha asegurado, en este sentido, que el empleo es “la principal herramienta para combatir la desigualdad”, algo que poco a poco se va cristalizando en la sociedad después de años de crisis económica. Gracias a las políticas y a las reformas del Gobierno, las cifras de empleo y contratación femenina aportan resultados ilusionantes, así como en los campos del emprendimiento o de la inserción socio-laboral de mujeres de colectivos más vulnerables, como víctimas de violencia de género, mujeres de etnia gitana o mujeres inmigrantes.

Según los datos desgranados por el ministro, 400 pequeñas y medianas empresas cuentan ya con planes de igualdad, 92 compañías componen la Red de Empresas por la Excelencia en Igualdad, y gracias al proyecto PAEM, se ha dado asesoramiento empresarial a 42.651 mujeres y ha propiciado la creación de 7.283 empresas nuevas, al igual que se han concedido 400 microcréditos. Este Programa es uno de los más reconocidos en el plano europeo.

Alonso, además, ha situado como actuación preferente de su Ministerio la lucha contra la brecha salarial, para lo cual se aprobará en próximas fechas un Plan de Igualdad Salarial, y la activación de medidas para favorecer la promoción laboral de las mujeres, cada vez con una mejor formación. Precisamente, el ministro ha subrayado que el impulso de acuerdos voluntarios con las empresas (con 73, exactamente) para aumentar el número de mujeres directivas ha conseguido que el porcentaje de presencia femenina en los consejos de administración de las entidades del IBEX35 haya pasado del 12 al 17%. En esta línea, el proyecto PROMOCIONA ha facilitado la participación de 110 empresas dispuestas a promocionar el talento femenino. El objetivo es claro: la presencia equilibrada de mujeres y de hombres.

APUESTA POR LA CONCILIACIÓN

“Ha habido una clara mejora en los beneficios establecidos para el cuidado de hijos menores, evitando posibles interrupciones de la cotización relacionados con el nacimiento, la adopción o el acogimiento de los menores; se ha revisado el acceso a las prestaciones de los contratos a tiempo parcial y se ha reforzado la protección a la reducción de la jornada por cuidado de los hijos al elevarse de 8 a 12 años la edad que da derecho a esta reducción”, ha remarcado el ministro durante su intervención.

Son éstas algunas de las medidas alentadas por el Gobierno para avanzar en la conciliación de la vida familiar o personal y de la vida laboral. Hay más, como la implantación de bolsas de horas, por la que los empleados y las empleadas públicos podrán compaginar su desempeño en el trabajo con, por ejemplo, acompañar a sus hijos a citas médicas o a tutorías en los colegios. Otra de las esferas en las que el Ministerio está trabajando es en la racionalización de horarios, y así, Alonso ha recordado que su Departamento mantiene diálogo abierto con las televisiones para estudiar un posible adelanto del prime time.

Tal y como ha reseñado el ministro, la apuesta por la conciliación y la corresponsabilidad será uno de los ejes esenciales del próximo Plan de Familia.

LUCHA CONTRA LA LACRA DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

769 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas desde 2003. Desde entonces se articularon entramados legislativos fundamentales para atajar esta lacra: la Ley de ese mismo año, 2003, “aumentó la seguridad, la estabilidad y la protección jurídica tanto de las víctimas como de sus familias”, y la de 2004 “avanzó en la asistencia integral y en la creación de los juzgados de violencia sobre la mujer”, en palabras de Alonso.

España es un país puntero en la esfera internacional en la lucha contra la violencia de género: su compendio estadístico, sin parangón en el mundo, y su amplitud de recursos hacen del español uno de los sistemas con mayor ratios de protección y de asistencia. Pero había que mejorar, y así lo ha hecho el Gobierno. Primero, con más coordinación entre administraciones y entre instancias policiales, judiciales y sociales; segundo, con la visibilidad de los menores, que son víctimas directas y que requieren la máxima protección; y tercero, a través del refuerzo de los planes educativos, especialmente para los adolescentes, ya que en ellos se reproducen conductas machistas.

La Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, aprobada en 2013, compuesta por 284 medidas y dotado de más de 1.500 millones de euros, se ha erigido en el principal instrumento de la legislatura para combatir esta lacra, y va más allá de la propia Ley de 2004. La apuesta por el cumplimiento de la Estrategia es de tal prioridad para el Gobierno que el 54% de las actuaciones en ella previstas ya están ejecutadas, en tanto que un 26% se encuentra en fase de materialización.

Uno de los pilares de dicho plan es la prevención, para lo que el Ministerio ha aumentado el presupuesto en más de un 6%. Así, se han incluido contenidos obligatorios en igualdad en todas las etapas educativos gracias al trabajo conjunto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Departamento de Alfonso Alonso está ultimando material educativo “completo” para distribuir en los centros escolares; se ha creado “Libres”, una aplicación de telefonía móvil que incide en la detección temprano de conductas de violencia de género y que cuenta ya con unas 7.000 descargas; y en 2015 se pondrán en marcha dos nuevas campañas, una de ellas sólo para los jóvenes.

Otro pilar de la Estrategia, la denuncia, se encamina a acabar con el silencio que atenaza a muchas mujeres que padecen malos tratos. Para ello, se ha extendido la justicia gratuita a todas las víctimas independientemente de su nivel económico, y se ha prolongado a la interposición de la propia denuncia para evitar que se archive.

Alonso, asimismo, ha señalado que su Ministerio seguirá trabajando sin descanso para reforzar la coordinación, de modo que la asistencia se dirija hacia la personalización; la protección de la mujer, la defensa de los derechos de los menores y el acecho a los maltratadores.

APOYO ECONÓMICO ESENCIAL

El ministro, además, ha considerado esencial el apoyo económico a las entidades del Tercer Sector que trabajan con las mujeres víctimas de malos tratos. En tres años, se han transferido 13,3 millones de euros a las Comunidades Autónomas para asistencia integral, una partida que en 2014 aumentó un 7,5% para financiar 72 proyectos. En el marco de las subvenciones sociales del IRPF, se han destinado en esta legislatura hasta 19 millones a las organizaciones, lo que en 2014 se incrementó en un 8,3%.

Alonso, en esta línea, ha recordado que se han pasado de 2.276 ayudas para cambio de residencia, las que se contabilizaron en 2011, a las 6.600 de 2014, en tanto que el número de perceptoras de rentas activas de inserción ha aumentado considerablemente: de 29.065 a 34.550 en estos últimos tres años.

OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha declarado que su Departamento, fruto de la concienciación contra cualquier forma de violencia contra la mujer, inauguró hace pocas semanas un nuevo protocolo contra la mutilación genital femenina y está redactando el nuevo Plan Integral contra la Trata. En paralelo, Sanidad ha aumentado hasta los 2 millones de euros las subvenciones a las organizaciones que trabajan con mujeres y niñas víctimas.