Notas de Prensa

Susana Camarero: “Una sociedad no puede prosperar sin la contribución de sus mujeres”

  • Clausura de una jornada sobre emprendimiento femenino en Valencia
  • La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha recordado que el objetivo del Gobierno por reforzar la igualdad de oportunidades de mujeres y de hombres se mantendrá mientras persistan datos que colocan a la mujer en desventaja respecto del varón, como en tasa de actividad, de emprendimiento o de puestos de trabajo
  • Si bien todos estos indicadores están mejorando (más mujeres en los consejos de administración, 5 puntos más en dos años), especialmente el del empleo, ya que en diciembre el paro femenino bajó en su tasa interanual en 87.000 mujeres, Camarero ha dejado claro que el Gobierno no bajará la guardia, sino al contrario: redoblará sus esfuerzos
  • Sobre la base del Plan de Igualdad de Oportunidades aprobado en marzo de este año, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad continuará promoviendo medidas como el programa PAEM, que ha permitido la creación de 28.000 empresas de mujeres; planes contra la brecha salarial, que se está ultimando; e inversiones, en la línea de las recientes con cargo al Espacio Económico Europeo y que priorizan inserción laboral y emprendimiento

19 de diciembre de 2014. La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, se ha mostrado hoy convencida de que reforzar el papel de las mujeres en el mercado laboral, en el campo del emprendimiento y en las altas esferas directivas de las empresas supondría un salto adelante en la economía de dimensiones considerables. Según sus palabras, recientes datos del Fondo Monetario Internacional cifrarían en un 14% el aumento del PIB en Europa si se fortalece la presencia de las mujeres en dichos ámbitos.

Camarero, quien ha participado en la clausura de unas jornadas sobre emprendimiento femenino en Valencia, organizada por Cámaras de Comercio a través de la Fundación INCYDE, ha indicado que persisten datos que propician que el Gobierno no baje la guardia para apostar por la igualdad de oportunidades, sino al contrario: le llevan a redoblar sus esfuerzos. Y esos datos son, como ha recordado la secretaria de Estado, una tasa de actividad de la mujer 12 puntos por debajo de la del hombre; un salario que es un 20% de media más bajo que el de los varones y un porcentaje de paro superior, si bien ha recalcado que los últimos datos de diciembre ofrecen un descenso de más de 87.000 mujeres desempleadas en comparación con el mismo mes de 2013.

Porque, si bien es cierto que los parámetros están mejorando, el camino no se ha completado ni mucho menos. Camarero, así, ha proclamado que “una sociedad no puede prosperar sin la contribución de las mujeres”. Por todo ello, “la incorporación, la permanencia y la promoción de las mujeres en el mercado laboral es un objetivo prioritario del Gobierno”, ha afirmado.

Sobre la base del Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, aprobado en marzo de este año por el Consejo de Ministros y en el que un 70% de su dotación económica (más de 3.100 millones de euros) va dedicado a fomentar el empleo y mejorar las políticas de conciliación, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está apostando por aumentar la presencia de la mujer en los puestos de dirección en las empresas a través del programa PROMOCIONA, en el que participa junto a la CEOE, y la firma de una serie de acuerdos voluntarios para que esta apuesta se convierta en cifras dentro de cuatro años. Más de 70 empresas se han adherido y algunos resultados empiezan a notarse, ya que la presencia de mujeres en los consejos de administración del Ibex35 ha crecido hasta el 18,2% en los últimos dos años (cinco puntos más).

El Plan para la Igualdad de Oportunidades en la Sociedad de la Información, aprobado en septiembre pasado con el fin de estrechar la brecha entre mujeres y hombres en el campo de las nuevas tecnologías y dotado con un presupuesto de más de 40 millones de años, continuó con esta prioridad del Gobierno al mismo tiempo que otros programas arrojaban destacadas conclusiones.

Son los casos del Programa de Apoyo al Emprendimiento Femenino (PAEM), el cual ha dado ya asesoramiento a más de 135.000 mujeres emprendedoras y ha propiciado la creación de alrededor de 28.000 empresas por parte de mujeres, o del proyecto con la Fundación INCYDE, de las Cámaras de Comercio, cuya edición de 2014 se ha clausurado hoy.

Tal y como ha señalado la secretaria de Estado, se trata de “una clara apuesta por la presencia de mujeres en los sectores económicos emergentes” con la finalidad, y la perspectiva, de que a lo largo de 2015 más de 650 mujeres de más de 30 localidades hayan recibido formación específica para poder montar su empresa.

Cada una de estas actuaciones, a las que hay que sumar la concesión de subvenciones con cargo al Espacio Económico Europeo, forman una batería estructurada de medidas que pretenden reforzar la igualdad de la mujer en los planos laboral y empresarial. De hecho, las subvenciones citadas, formalizadas recientemente, conllevan las siguientes inversiones:

  • Promoción de actitud emprendedora de las mujeres por entidades privadas sin ánimo de lucro: 1,2 millones de euros.
  • Promoción de la actitud emprendedora de las mujeres por entidades locales: 1,2 millones de euros.
  • Proyectos para reducir la brecha salarial por universidades, sindicatos y empresas: 1,6 millones de euros.
  • Proyectos para inserción laboral e integración social de mujeres de grupos vulnerables y residentes en áreas rurales: 1,1 millones de euros.

                                             

Camarero, además, ha avanzado que se está ultimando un Plan contra la Brecha Salarial como un elemento más de la Agenda Social.

Y ha concluido: “el talento femenino está llamado a liderar y a ser protagonista del sector empresarial, en una apuesta por una sociedad más innovadora y productiva, pero también más justa e igualitaria”.