Notas de Prensa

Alfonso Alonso condena el último caso confirmado de violencia de género, ocurrido en la localidad madrileña de Alcobendas

  • 51 mujeres asesinadas por violencia de género en lo que va de año
  • La víctima es una mujer de origen colombiana y nacionalizada española, de 36 años
  • El agresor, su excompañero sentimental, tiene 53 años y nació en Argentina, y también tiene la nacionalidad española

19 de noviembre de 2014. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, expresa su más enérgica condena por el asesinato de una mujer en Alcobendas (Madrid) en lo que es un nuevo caso confirmado de violencia de género. El presunto agresor, el excompañero sentimental de la mujer, se encuentra a disposición judicial.

 La víctima, una mujer de 36 años nacida en Colombia y con nacionalidad española, apareció fallecida en la vía pública de este municipio madrileño. Poco después, su excompañero sentimental, un varón nacido en Argentina hace 53 años (también con nacionalidad española), fue detenido y se encuentra a disposición judicial.

 La pareja no tenía hijos y no constan antecedentes por violencia de género. Ella no había cursado denuncias previas.

 Este asesinato eleva a 51 el número de víctimas mortales por violencia de género en lo que va de año.

 El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad manifiesta su repulsa a cualquier forma de violencia ejercida contra la mujer y considera la violencia de género un ataque a los derechos de los ciudadanos. Por ello, subraya la importancia de denunciar cualquier expresión de malos tratos y de lanzar un mensaje de confianza en el sistema de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, mujeres y sus hijos e hijas. Más del 72% de las mujeres que denuncian malos tratos consiguen rehacer su vida.

 Es voluntad prioritaria del ministro luchar contra la violencia de género desde todos los ángulos y ámbitos, y por ello, recalca su propósito de involucrar a la sociedad en esta tarea. Partidos políticos, organizaciones sindicales, las empresas, los medios de comunicación, las entidades sociales, las asociaciones de mujeres, las comunidades autónomas y el poder local, todos son parte de esta lucha y todos suman.