Notas de Prensa

El Gobierno aumenta las subvenciones sociales del IRPF destinadas a combatir la pobreza infantil

  • El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tiene prácticamente formalizada la distribución para el año 2015
  • La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha desgranado las principales novedades del reparto de unas subvenciones que en 2015 darán 220 millones a un total de 468 organizaciones de toda España
  • Al ser  prioridad la lucha contra la pobreza infantil, salen especialmente reforzados los proyectos de ayuda a personas y familias con hijos menores a cargo que viven en situación de vulnerabilidad
  • Cruz Roja Española (con cuyo presidente se ha reunido hoy el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso) y Cáritas son, por dimensión y número de proyectos, las entidades más beneficiadas
  • Los programas de atención y asistencia a personas mayores y a personas con discapacidad forman otro pilar de dichas subvenciones

16 de diciembre de 2014. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad reforzará en 2015 la financiación de los proyectos sociales destinados a combatir la pobreza, en especial la pobreza infantil. Lo hará a través de su presupuesto para el año que viene, como demuestra la creación de una partida de 32 millones de euros a transferir a las Comunidades Autónomas, y a través del próximo reparto de las subvenciones sociales con cargo al IRPF, cuyas principales novedades ha precisado hoy la secretaria de Estado Susana Camarero. El Gobierno aumentará la financiación de los programas dirigidos a ayudar a las personas y familias con hijos menores a cargo que viven en situación vulnerable.

 Éste es uno de los principales ejes de la distribución de unas subvenciones cuya cuantía en 2015 ascenderá a 220 millones de euros, 10 más que la de la distribución de inicios de este mismo año. El Ministerio que dirige Alfonso Alonso ha priorizado la ayuda a familias con hijos menores a cargo y con escasos recursos, y lo ha hecho en estrecha colaboración con las entidades sociales, receptoras de las ayudas del IRPF. Las principales: Cruz Roja y Cáritas, ya que recibirán 42,7 y 25,5 millones de euros, respectivamente, tal y como aprobó el Consejo de Ministros del pasado viernes.

 Camarero ha valorado este “trabajo conjunto” con el Tercer Sector y con sus empleados y voluntarios, a los que ha agradecido su capacidad de esfuerzo y sacrificio, pues desempeñan su labor en contacto directo con familias y personas que atraviesan una coyuntura difícil como consecuencia de la crisis económica que arrancó hace seis años. Las subvenciones del IRPF se orientan precisamente hacia este sector.

 Por tal razón, dentro del reparto de dichas subvenciones, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha configurado tres campos de actuación, según ha explicado la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad:

 Programas de Urgencia Social

 Se trata de proyectos de organizaciones sociales dedicados a facilitar la entrega de alimentos, ropa o productos de higiene; favorecer el pago de recibos derivados del consumo en los hogares (agua, luz…),  o bien del alquiler de la vivienda; también pretenden apoyar la compra de material escolar, el uso de los comedores de los colegios o del transporte del centro. A estos programas se destinarán 23,8 millones de euros, cuatro más que la cuantía de este mismo año.

 Programas de Ayuda a Familia e Infancia

Conforman este bloque proyectos que dan apoyo a familias con personas a cargo que requieran cuidados especiales como consecuencia de su grado de discapacidad o dependencia, especialmente si son menores de edad. También se incluyen  programas dirigidos a familias que residen en zonas desfavorecidas o que comportan alto riesgo de exclusión social, y que por tal razón, requieren, por ejemplo, programas de inserción laboral o de atención educativa, asistencia sociosanitaria o garantía alimentaria para menores. La financiación alcanza los 27,5 millones de euros, un 20% más.

 Programas de Inclusión Social

 En este ámbito se encuadran aquellos proyectos sociales diseñados para favorecer el acceso al empleo de personas en riesgo de exclusión, o que ofrecen atención sociosanitaria y cobertura de vivienda a personas sin hogar. La financiación se sitúa en los 24,4 millones de euros, un 20% de incremento.

 En estos tres bloques radica la apuesta del Gobierno por reforzar las subvenciones sociales con cargo al IRPF destinadas directamente a atajar la situación de pobreza en la que viven muchas familias y personas en España, prioridad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad desde el comienzo de la legislatura. Camarero, en este sentido, ha subrayado la importancia de contar con las organizaciones sociales por su grado de profesionalidad y su capacidad de gestión y actuación.

 Es el caso de Cruz Roja Española, cuyo Consejo de Protección se ha celebrado hoy en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con asistencia de la secretaria de Estado. El presidente de la entidad, Juan Manuel Suárez del Toro, ha sido recibido previamente por el titular del Departamento, Alfonso Alonso. Tal y como ha recordado Camarero, dicha organización ha recibido de las subvenciones sociales del IRPF un total de 42,7 millones de euros para llevar a cabo por toda España programas como los descritos antes, hasta un total de 56. El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes dicha subvención, al igual que la concedida a Cáritas por cantidad de 25,5 millones de euros, con los que podrá desarrollar 37 programas.

 De hecho, son 468 las entidades sociales que percibirán subvenciones sociales, y siempre con la lucha contra la exclusión social como prioridad.

 APUESTA POR MÁS AUTONOMÍA DE MAYORES Y PERSONAS CON DISCAPACIDAD

 Porque estas subvenciones, cuya recaudación proviene de rellenar la casilla social de la declaración de la renta (compatible con la de la Iglesia), se dirigen a ayudar a todos los sectores sociales considerados vulnerables, como las personas mayores o las personas con discapacidad. Los proyectos dirigidos a las primeras contarán en 2015 con 47,2 millones de euros, 1,5 millones más que hace un año; en tanto que los programas de apoyo a las segundas ven incrementada su financiación hasta los 41,3 millones. En ambos casos, se pretende lograr una mayor autonomía mediante, por ejemplo, la formación y profesionalización de los cuidadores o asistentes, o la potenciación de las nuevas tecnologías.

 Asimismo, dentro de las actuaciones en apoyo de las personas con discapacidad, se hará hincapié en su inserción sociolaboral, sobre todo de mujeres con discapacidad.

 Por otra parte, tres millones de euros recibirán los proyectos orientados a la inserción sociolaboral de las mujeres y otros 2,5 millones, los proyectos de inserción sociolaboral de jóvenes.

 Se mantiene la dotación de los proyectos de asistencia a víctimas de violencia de género (6,5 millones de euros), para personas inmigrantes (11,5 millones), atención a personas con drogodependencias (5,4 millones), con VIH (3,2 millones) y de inserción sociolaboral de personas reclusas y exreclusas (3,6 millones). Aumenta ligeramente la dotación de los programas de ayuda al pueblo gitano, hasta los 5,6 millones de euros.