Notas de Prensa

Los programas de turismo y termalismo social del IMSERSO arrancan con la previsión de crear casi 89.000 puestos de trabajo

  • A partir de mañana se ponen a la venta las plazas
  • El director general del IMSERSO, César Antón, destaca la importancia que para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tienen ambos programas, cuya dotación presupuestaria se ha mantenido en estos años y que el departamento prevé “blindar” en próximos ejercicios presupuestarios
  • Tanto el turismo como el termalismo social son programas que generan una actividad económica superior a los 317 millones de euros
19 de septiembre de 2014. Los programas del IMSERSO para el turismo y el termalismo social, del que se benefician alrededor de un millón de personas mayores todos los años, arrancan mañana, cuando se pongan a la venta las plazas de modo escalonado según la comunidad autónoma. Andalucía, Extremadura y País Vasco lanzarán su oferta desde mañana mismo, y las seguirán las demás hasta el próximo día 27. Así, el próximo martes llegarán los turnos de Aragón, Castilla-La Mancha, Cantabria, Ceuta, Galicia, Baleares, Canarias, Melilla, Murcia y Navarra. Dos días después iniciarán la venta Comunidad Valenciana y Cataluña. Cerrarán a partir del día 27 las comunidades de Asturias, Castilla y León, La Rioja y Madrid.
 
Las previsiones de la Dirección de este organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que dirige Ana Mato, apuntan que se formalicen más de 8 millones de pernoctaciones y a la creación de 88.779 puestos de trabajo.
 
896.666 son las plazas ofertadas, las mismas que en la 2013/2014, para los alrededor de 400 establecimientos, entre hoteles y balnearios, que se han acogido a ambos programas del IMSERSO la próxima temporada. Los niveles de ocupación rondan el 97-98% , lo que ilustra el grado de satisfacción de los usuarios de unas actividades que se clasifican su tipología (naturaleza, estancias en playa, itinerarios culturales, etc) y en zonas de destino (península, Islas Baleares o Canarias).
 
Si hay una ventaja a recalcar de la prestación de los servicios aparejados a los programas de turismo y termalismo social, ésa es la potenciación del envejecimiento activo, ya que ambos programas deparan a los usuarios un elenco variado de actividades y entretenimiento, así como fomentan relaciones sociales, la participación y hábitos saludables.
 
Pero hay una segunda ventaja, tal y como ha puesto de manifiesto el director del IMSERSO, César Antón: el impacto económico, especialmente el laboral, ya que tales programas generan una actividad económica que se estima en más de 317 millones de euros y casi 89.000 puestos de trabajo. En consecuencia, según ha declarado Antón, los programas mejoran la calidad de las personas mayores y fortalecen un sector, el turístico, durante la temporada baja.