Notas de Prensa

El Gobierno impulsa la inserción laboral de víctimas de violencia de género y la contratación de personas para el cuidado de dependientes

  • Medidas sociales del Real Decreto del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social por el que se aprueba la Estrategia Española de Activación para el Empleo
  • Son dos de los ejes principales del proyecto que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha presentado hoy al Consejo de Ministros. Muchas de sus líneas maestras se alinean con las prioridades del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Mejorar la empleabilidad entre los jóvenes gracias a la Garantía Juvenil y de los mayores de 55 años constituyen otros dos objetivos esenciales
5 de septiembre de 2014. Favorecer la inserción laboral de las víctimas de violencia de género, fomentar la contratación de personas para el cuidado de un familiar en situación de dependencia y mejorar la empleabilidad de personas con enfermedad mental son algunas de las principales medidas que constan en el Real Decreto por el que se aprueba la Estrategia Española de Activación de las Políticas de Empleo, propuesto hoy en el Consejo de Ministros por la titular de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Muchas de sus líneas fundamentales ahondan en las premisas estratégicas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, dirigido por Ana Mato.
 
Gran parte de los objetivos que propone el proyecto profundizan en la mejora de la empleabilidad de los jóvenes y de otros colectivos especialmente afectados por el desempleo, así como en la potenciación de la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres, tanto en el acceso a puestos de trabajo como en la promoción profesional. De hecho, uno de los principios de actuación que rige el contenido del Real Decreto tiene que ver con el incremento de la participación de las mujeres en el ámbito del emprendimiento.
 
Lo previsto en los mecanismos de la Garantía Juvenil estimularán la presencia de los jóvenes en el mercado de trabajo, algo que resulta primordial para el Gobierno habida cuenta de las tasas de desempleo entre jóvenes españoles. Se trata, por tanto, de un objetivo de primer orden al que los Departamentos de Báñez y Ana Mato destinarán sus esfuerzos. Pero no es el único: el Real Decreto pretende impulsar los cuidados a las personas dependientes, campo en el que se ha producido una importante profesionalización (en atención integral y asistencia individualizada) gracias a la apuesta de la reforma del Sistema de Dependencia. Un dato lo corrobora: en 2013 se crearon alrededor de 6.000 puestos de trabajo en este campo.
 
La contratación de personas para el cuidado de dependientes sale reforzada en este Real Decreto, al igual que el campo de la formación socio-sanitaria.
 
Asimismo, otro de los colectivos que se beneficiarán especialmente del Real Decreto del Ministerio de Empleo es el de los mayores de 55 años
 
INSERCIÓN LABORAL DE VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO
 
Aparte del aumento del número de mujeres que puedan desarrollar su proyecto empresarial, el Real Decreto del Ministerio de Empleo incide en otras prioridades del Gobierno en general, y también del Ministerio de Ana Mato en particular: se trata de la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, y de la inserción laboral de mujeres víctimas de violencia de género.
 
Que la mujer que ha sufrido malos tratos pueda rehacer su vida es una meta en la que viene trabajando el Ministerio con empeño desde el comienzo de la legislatura, y en una tarea así se hace fundamental que el acceso a puestos de trabajo. Por tal razón, el Ministerio de Sanidad ha liderado el aumento del número de organizaciones adheridas a la Alianza de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género. Sobre las bases de una mayor sensibilización y de la inserción, esta red de empresas ha logrado un ascenso importante de contrataciones a víctimas de violencia de género, de tal forma que en 2013 se formalizaron 963 contratos, siete veces más que en 2011. Con este Real Decreto, el Gobierno da un paso más en la salida de la violencia de género para sus víctimas: las mujeres y sus hijos.