Notas de Prensa

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad transmite al Observatorio de Violencia Sobre la Mujer su voluntad de “diálogo y consenso” en la lucha contra la violencia de género

  • Pleno extraordinario del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer
  • La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, preside un pleno extraordinario en el que ha trasladado a las comunidades autónomas, a los entes locales, a las organizaciones de mujeres y a agentes empresariales y sindicales la importancia de alcanzar un Gran Acuerdo Social encaminado a sumar fuerzas para erradicar esta lacra
  • El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad escuchará las aportaciones de todos los agentes implicados en esta lucha y dialogará con todos los sectores con el fin de conseguir la máxima eficacia posible contra la violencia de género, ha afirmado Camarero
4 de septiembre de 2014. La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha transmitido a las organizaciones de mujeres, a las entidades sociales y a los representantes empresariales y sindicales reunidos hoy en el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer que el Ministerio de Ana Mato tiene “clara voluntad” de reforzar la eficacia de la lucha contra la violencia de género desde el diálogo y el consenso.
 
Un día después de que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad tuviera una reunión con la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, su Departamento, por medio de la secretaria de Estado, ha celebrado un pleno del Observatorio dirigido a estudiar todos aquellos instrumentos que refuercen el sistema actual y posibles nuevas medidas que redoblen la eficacia contra la violencia sobre la mujer. En este órgano están integrados los ministerios implicados (Interior, Justicia, Educación y Sanidad), las Comunidades Autónomas, los entes locales por medio de la FEMP, las asociaciones de mujeres, las organizaciones sindicales y empresariales, entidades sociales y expertos en el área.
 
A todos ellos ha transmitido Camarero la voluntad de diálogo del Ministerio de Ana Mato, porque en la lucha contra la violencia de género no cabe tregua, “y tanto las administraciones como la representación que cabe en el Observatorio deben unir sus fuerzas para acabar con esta lacra”, ha recalcado la secretaria de Estado.
 
Según sus palabras, “el Gobierno no va a bajar la guardia” nunca y “seguirá buscando mejorar la eficacia de la Ley, de las medidas vigentes y de los instrumentos ya puestos en marcha”, así como de todas aquellas nuevas iniciativas que se irán implementando. Los campos en los que trabaja el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad abarcan la sensibilización, la formación, la protección de las mujeres, la persecución al agresor y la asistencia en todos sus variantes, desde ayudas económicas o reinserción laboral a la atención social, tanto a la mujer como a sus hijos.
 
En esta línea se encuadran las propuestas que ayer plantearon Ana Mato y la presidenta del Observatorio del CGPJ, Ángeles Carmona, como la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los estamentos judiciales y sanitarios, de modo que conozcan las denuncias y partes de lesiones que se cursan por ambos cauces. Ésta, junto a la asistencia jurídica gratuita anterior a la interposición de la denuncia, fomentarán que se denuncie más, pues contra el maltrato no cabe la tolerancia. Otro de los aspectos abordados ayer tiene que ver con la posibilidad de establecer algún mecanismo de seguimiento de la mujer víctima una vez expire la orden de protección decretada.
 
Dichos planteamientos se han comunicado hoy al Observatorio con el fin de enriquecer las aportaciones que provengan de todas las esferas. Camarero, así, ha destacado el compromiso del Ministerio de escuchar las propuestas de los integrantes del propio Observatorio “con el propósito de encontrar, entre todos, y juntos, las mejores soluciones”. La secretaria de Estado ha puesto como modelo el “diálogo y consenso” que hace 10 años propició la Ley Integral.
 
El objetivo es alcanzar un Gran Acuerdo Social en el que estén los grupos políticos, las organizaciones empresariales y sindicales, las asociaciones de mujeres, las comunidades autónomas, las corporaciones locales y el tejido social, en general. “Si todos y todas luchamos en la misma dirección contra la violencia de género, los derechos de las mujeres saldrán reforzados”.