Notas de Prensa

Sanidad expone sus políticas de promoción de estilos de vida saludables y lucha contra la obesidad en la ONU

  • Reunión del Alto Nivel de la ONU sobre Enfermedades no Transmisibles
  • Las enfermedades no transmisibles son la primera causa de mortalidad, morbilidad y discapacidad tanto en países desarrollados como en países en desarrollo
  • La colaboración con los organismos internacionales y con el sector privado, la limitación del tabaco y las estrategias en salud sobre las enfermedades de mayor prevalencia, ejes de las políticas sanitarias en España sobre estas enfermedades
11 de julio de 2014. Las enfermedades no transmisibles son una importante carga para los sistemas sanitarios de todo el mundo. Pero, sobre todo, son la principal causa de mortalidad, morbilidad y discapacidad en todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, ha recordado la importancia de articular políticas contra estas enfermedades, en representación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la revisión del progreso alcanzado en la prevención y control de las enfermedades no transmisibles, que se ha celebrado esta semana en Nueva York.
 
En el marco de esta reunión, Farjas ha participado en el Panel de Debate “Trabajando juntos para acelerar el progreso sobre enfermedades no transmisibles”, organizado por la International Food and Beverage Alliance (IFBA). En su intervención, Farjas ha señalado que, “si hubiéramos puesto en práctica el conocimiento que tenemos sobre las causas, factores de riesgo y medidas preventivas contra las enfermedades no transmisibles” se habrían evitado 36 millones de muertes en todo el mundo, 28 millones de ellas en los países menos desarrollados. Además, habríamos podido ganar 500 millones de años de vida y ahorrar 500 millones de dólares.
 
“Es mucho lo que podemos hacer para prevenir estas enfermedades”, ha subrayado la secretaria general. Pero, sobre todo, es necesaria una “visión de salud en todas las políticas”. En este sentido, ha ofrecido compartir las actuaciones que se están llevando a cabo en España, que pueden servir de ejemplo para otros sistemas de salud, y ha establecido cuatro ejes fundamentales en las estrategias que se están implementando en nuestro país:
 
· El primer eje es la promoción de estilos de vida saludables. Farjas ha recordado la legislación sobre la limitación del consumo de tabaco en espacios públicos, que ha reducido la morbi-mortalidad en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, además de reducir un 90% la contaminación en bares y restaurantes. En la misma línea, la prevención de la obesidad, a través de la estrategia NAOS y la creación del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, así como la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención, publicada en 2013, que va a identificar “buenas prácticas para implementarlas en todo el país.
 
· En segundo lugar, la colaboración internacional. España participa activamente en las iniciativas lideradas por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, como la Declaración de Viena sobre Nutrición y Enfermedades No Transmisibles, el Plan de Acción sobre Nutrición de la OMS o el Plan de Acción de la UE sobre Obesidad Infantil 2014-2020.
 
· En tercer lugar, la puesta en marcha de estrategias sobre las enfermedades de mayor prevalencia: cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares. Estas estrategias cuentan “con la implicación de todos los sectores: las administraciones, científicos, profesionales y la sociedad civil. En concreto, Farjas ha mencionado la Estrategia de Abordaje de la Cronicidad, necesaria para abordar la complejidad del envejecimiento de la población y del aumento de las enfermedades crónicas.
 
· En cuarto lugar, la colaboración con todos los sectores. En este sentido, la secretaria general ha subrayado las políticas para reformular productos y ayudar a los consumidores a “tomar las decisiones más sanas”. Un ejemplo es la reducción del consumo de sal, un compromiso con la Federación Española de Alimentación y Bebidas.
 
Farjas también ha recordado el acuerdo con los productores de carne para reducir un 10 por ciento el contenido de sal y un 5 por ciento el de grasa en sus productos.
 
Asimismo, ha subrayado la firma del Código PAOS de corregulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores, que se ha ampliado al ámbito de internet y a los niños de hasta 15 años, y que ha sido suscrito por 45 de las principales empresas.
 
También, la campaña HAVISA, con la que 24 de las mayores empresas del sector de la alimentación han introducido mensajes sobre la dieta saludable y la importancia de la actividad física en su publicidad en televisión durante 2013 y 2014.