Notas de Prensa

Susana Camarero: “No hay igualdad sin conciliación y sin corresponsabilidad”

  • Presentación de la novena edición del Congreso Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles
  • La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, acompañada por el presidente de la Asociación para Racionalizar los Horarios Españoles, Ignacio Buqueras, ha defendido la necesidad de una implicación conjunta de administraciones y empresas para afrontar el cambio cultural que requiere una mejor organización del tiempo de trabajo
  • Camarero destaca el trabajo que en este sentido está efectuando el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, como lo demuestra, por citar algunos ejemplos, las medidas de conciliación que figuran en el reciente Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades o la sensibilización a través de los distintivos de Empresa Flexible o Empresa Familiarmente Responsable
3 de julio de 2014. La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, ha abogado hoy por la ruptura de “la cultura derivada de la división tradicional de tareas por géneros, tanto en el mundo laboral, como en el personal y familiar”. Porque la sociedad demanda unos horarios racionales, una mejor organización del tiempo de trabajo que permita un mejor aprovechamiento de la convivencia con los hijos o familiares, o que propicie un mejor desarrollo personal. La clave pasa, a su juicio, por la adaptación de los usos del tiempo a la realidad de los horarios y por dejar claro que “no hay igualdad sin conciliación y sin corresponsabilidad”.
 
El incansable trabajo por la conciliación en el mundo empresarial y en la esfera de la administración es uno de los objetivos más importantes en los que se ha embarcado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y así se ha puesto de manifiesto durante el acto que hoy han protagonizado la secretaria de Estado y el presidente de la Asociación para Racionalizar los Horarios Españoles (ARHOE), Ignacio Buqueras. El motivo: la presentación del libro del VIII Congreso Nacional que anualmente viene celebrado esta organización y el anticipo de la puesta de largo de la próxima edición, la novena.
 
Queda mucho por hacer a pesar de “los grandes logros” que en los últimos años se han venido consumando en materia de igualdad. Uno de los puntos que aún hay que mejorar es el del acceso de las mujeres a puestos de responsabilidad en las empresas, ha declarado Camarero, pues en las que conforman el Ibex35 solamente el 16,6% de dichos cargos recae en mujeres. Si bien las empresas, mediante convenios con el Ministerio de Ana Mato, ya han expresado con firmeza su voluntad de aumentar el número en los próximos cuatro años, este déficit de presencia femenina revela que muchas mujeres, por cuidar de sus hijos o de familiares dependientes, renuncian a su promoción profesional. Un reciente estudio lo refleja: cuatro de cada diez mujeres españolas así lo reconocen, frente al 12% de los hombres.
 
“Estoy convencida de la necesidad de establecer horarios más racionales como medida necesaria para evitar los efectos negativos de la no conciliación. Efectos que pueden provocar situaciones de conflicto o estrés familiar, o condicionar las decisiones sobre maternidad”, ha afirmado Camarero antes de recordar que uno de los tres ejes esenciales del Plan de Igualdad aprobado en marzo del presente año consiste en la apuesta por la conciliación, y en consecuencia, en implantar medidas como “bolsas de horas” en el seno de la administración.
 
TODOS IMPLICADOS
 
La secretaria de Estado ha planteado que en la mejora de la conciliación de las vidas familiar y laboral deben implicarse las administraciones y las empresas, y la sociedad en general, ya que son los ciudadanos los que demandan una mejor organización de sus horarios de trabajo. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está colaborando con los ayuntamientos para implantar buenas prácticas en esta línea, y con las empresas, aparte de los convenios citados para el aumento de mujeres directivas, se está cooperando en fórmulas de sensibilización, como son los distintivos que reconocen a aquellas empresas que abogan por horarios flexibles o por la conciliación familiar.
 
Y también con las televisiones. Camarero ha señalado que desde el consenso, “y con la voluntad de acuerdo como máxima”, su Departamento seguirá hablando y negociando con los representantes de las televisiones públicas y privadas para procurar la racionalización de los horarios de programación. “Sin imposiciones, sin ideas inamovibles, pedimos un debate constructivo, un intercambio de opiniones y pareceres que propicien explorar hasta el final vías para llegar a tal objetivo.