Notas de Prensa

Ana Mato condena el último asesinato confirmado por violencia de género, ocurrido en Villarejo de Salvanés (Madrid)

  • 24 mujeres asesinadas en lo que va de año
  • La víctima es una mujer marroquí de 23 años y, el presunto agresor, su ex pareja, de 32 años y la misma nacionalidad
6 de mayo de 2014. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha expresado su condena por el último asesinato confirmado por violencia de género, ocurrido ayer en la localidad madrileña de Villarejo de Salvanés. La víctima es una mujer marroquí de 23 años, que fue asesinada junto con su actual pareja y el presunto agresor, su cónyuge con el que se encontraba en trámites de separación, de 32 años y la misma nacionalidad, que se suicidó tras cometer el crimen.
 
Este último caso deja en 24 el número de mujeres asesinadas por violencia de género en lo que va de año. La última víctima, además, tenía dos hijos menores de edad, por lo que son ya 14 los menores que han quedado huérfanos por violencia de género en 2014.
 
De las mujeres fallecidas, ocho habían presentado denuncia previa, entre ellas, la mujer asesinada ayer cuyo agresor, además, tenía una orden de alejamiento que incumplió.
 
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para sumar esfuerzos contra la violencia de género. Ana Mato ha asegurado que “mientras haya una sola víctima, nuestra lucha no habrá terminado”. Por eso, las administraciones pondrán todos los medios a su alcance para mejorar la protección a las víctimas, con la participación de todos los agentes implicados. Asimismo, la ministra ha insistido en la importancia de actuar ante cualquier signo del maltrato. La propia víctima, pero también sus familiares, todos los agentes implicados (jueces, policías, etc.) y toda la sociedad, son claves para evitar que la violencia quede impune.
 
España dispone de numerosos recursos contra la violencia de género, desde el 016, un número de teléfono gratuito y confidencial, a la asistencia jurídica gratuita a todas las víctimas, con independencia de su situación económica.