Notas de Prensa

El Gobierno expresa su compromiso con la erradicación de la mutilación genital femenina

  • Declaración del Gobierno con motivo del Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina
  • El Gobierno, a propuesta de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad aboga por la prevenir y eliminar esta práctica que, además de lesionar gravemente los derechos de quienes la padecen, casi siempre menores, ocasiona importantes secuelas emocionales
  • La mutilación genital “constituye una violación de los derechos de la niña, es una práctica extremadamente dañina y una manifestación especialmente cruel de la violencia que se ejerce contra las mujeres y niñas por el hecho de serlo”
  • La lucha contra la mutilación genital femenina está contemplada en la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer 2013-2016
31 de enero de 2014. El Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación ha aprobado hoy la declaración institucional con motivo del Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, declarado por la Organización Mundial de la Salud el 6 de febrero:
 
“Con motivo del Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, el Gobierno Español expresa su rechazo y el de toda la sociedad a la mutilación genital femenina y manifiesta su firme compromiso por su erradicación, impulsando para ello todas las medidas que resulten necesarias.
 
La mutilación genital femenina es practicada casi siempre en menores, constituye una violación de los derechos de la niña, es una práctica extremadamente dañina y una manifestación especialmente cruel de la  violencia que se ejerce contra las mujeres y las niñas por el hecho de serlo. La mutilación es un acto criminal por el que se impide a las mujeres el pleno disfrute de sus derechos fundamentales y se generan graves consecuencias físicas y psicológicas tanto a corto como a largo plazo. El respeto a las tradiciones culturales, debe tener como límite infranqueable el respeto a los derechos humanos por lo que prácticas como ésta no pueden, en ningún caso, contar con amparo o legitimación por tales motivos.
 
España, en consonancia con las orientaciones internacionales en esta materia, ha promovido a lo largo de lo últimos años distintas reformas legislativas orientadas a promover la sanción y persecución de la mutilación genital femenina. Asimismo, el trabajo realizado por la sociedad civil, profesionales y organizaciones especializadas públicas y privadas sensibilizando acerca de la existencia y gravedad de este problema y promoviendo la detección y el trabajo cooperativo con las comunidades con mayores tasas de prevalencia del problema, son valiosas aportaciones en la imprescindible toma de conciencia de las sociedad acerca del problema.
 
Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados es necesario seguir trabajando para prevenir, detectar y finalmente, eliminar esta práctica. Los factores culturales profundamente arraigados en las comunidades donde se lleva a cabo esta práctica son obstáculos que desde una perspectiva intercultural y el respecto a las tradiciones es necesario cambiar, para promover su deslegitimación social, y por tanto su erradicación.
 
A este respecto la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer 2013-2016 aprobada por el Consejo de Ministros de 26 julio de 2013, contiene un eje específico denominado “visibilización de otras formas de violencia sobre la mujer”, dado que junto a la violencia de género, los malos tratos sufridos por las mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, es importante avanzar también en el afrontamiento de otras formas de violencia sobre la mujer, para progresivamente, visibilizarlas y conocerlas y actuar así eficazmente contra ellas.
 
Por ello, se está trabajando en colaboración con organizaciones especializadas en promover acciones que den a conocer a la sociedad la gravedad de la mutilación genital femenina y permitan a los profesionales, en el ámbito de sus funciones, incidir, desde una perspectiva interdisciplinar, en la prevención, detección y tratamiento de la misma. Asimismo, se trabaja en su formación especializada con el fin de mejorar la respuesta profesional, poniendo a su disposición instrumentos que faciliten su labor, como el Protocolo común para la actuación sanitaria en relación con la mutilación genital femenina, en el que actualmente se trabaja en colaboración con las Comunidades Autónomas e instituciones del ámbito sanitario.
 
El Gobierno colabora activamente con las instituciones de la Unión Europea en la adopción de instrumentos normativos y el desarrollo de acciones en materia de lucha contra la Mutilación Genital Femenina y continuará trabajando, nacional e internacionalmente, para que todas las mujeres y niñas, con independencia de su origen, raza, religión o cualquier otra circunstancia personal y social, disfruten plenamente de su dignidad y los derechos que les son inherentes”.