Notas de Prensa

España, entre los Estados que lideran la Acción Conjunta sobre equidad en salud en la Unión Europea

  • Intervención en la Conferencia sobre Equidad en salud de la Unión Europea
  • La secretaria general de Sanidad expone en Bruselas, a invitación de los Estados Miembros, los resultados de la Reforma Sanitaria que ha permitido el acceso a la asistencia pública, gratuita y universal con garantías de seguridad y calidad 
  • Pilar Farjas destaca que en torno a un millón de personas en paro no tienen que aportar nada por sus medicamentos, cuando antes pagaban el 40%
  • España es uno de los países europeos con mayor porcentaje de acceso y participación en los programas de detección precoz de enfermedades como el cáncer de mama
  • La creación de la Red de Escuelas de Pacientes favorece el empoderamiento de 20 millones de pacientes crónicos en España
  • Sanidad fija como objetivo mejorar los sistemas de información para aumentar el conocimiento sobre las posibles desigualdades y las situaciones de mayor riesgo o de cronicidad
23 de enero de 2014. La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, ha expuesto hoy en Bruselas, a invitación de la Unión Europea, algunos de los principales resultados de la Reforma Sanitaria en materia de equidad.
 
La incorporación de la equidad en las políticas y estrategias de salud en España constituye un modelo para otros países de la UE por sus buenos resultados. La protección del carácter público y la garantía de la universalidad de la asistencia sanitaria pública, superando el reto de sostenibilidad con el que el SNS encaró el inicio de esta legislatura, son los resultados presentados por España en la “Joint Action” o Acción Conjunta en Europa sobre desigualdades en salud.
 
En este foro, Farjas ha destacado que la reforma emprendida en abril de 2012 ha permitido “el acceso con garantías de seguridad y de calidad, evitando el fraude y la ineficiencia” a una asistencia sanitaria pública, gratuita y universal para todos los españoles, superando el reto que suponía blindar el Sistema Nacional de Salud (SNS) ante la crisis económica.
 
La secretaria general ha subrayado que en nuestro país “las administraciones públicas tenemos la responsabilidad de ofrecer a nuestros ciudadanos prestaciones y servicios, en condiciones de igualdad en el acceso, porque la equidad es un componente esencial de la calidad, garantía de mayor efectividad y contribuye al desarrollo social y económico”.
 
España lleva 15 años, ha explicado, trabajando en el análisis de las desigualdades sociales en salud. Sin embargo, no ha sido hasta la entrada en vigor de la reforma sanitaria cuando se introdujeron medidas para hacer frente a las consecuencias del desempleo, como es la ampliación de coberturas asistenciales a los parados que no tienen subsidio (desde 2012).
 
Farjas ha destacado que hoy, entorno a 1 millón de personas desempleadas y sus familiares, por primera vez no tienen que aportar nada por sus medicamentos, cuando antes pagaban el 40%. “Ésta -ha dicho- es otra evidencia más de la apuesta de España por la equidad y una de las medidas sociales más relevantes que se han tomado en nuestro País en los últimos años”.
 
Farjas indicó que fue preciso tomar decisiones de gestión difíciles y valientes en algunos casos, pero siempre desde el principio de que “colaborase más el que más tiene para proteger al que menos tiene”. “Era incomprensible que quien no contaba con ningún tipo de ingresos pagase un 40% por los medicamentos como quién sí tenía ingresos. Era preciso romper con esta inequidad”.
 
La secretaria general ha destacado otros datos que demuestran el avance de la equidad en salud en nuestro país. España, ha recordado, es según la OCDE uno de los Estados Miembros de la Unión Europea con mayor porcentaje de acceso a la detección precoz de enfermedades como el cáncer de mama. En torno al 77% de la población en edad de riesgo se ha sometido a una mamografía. Esto evidencia, ha señalado Farjas, que “con independencia del lugar de residencia, situación social o económica, las españolas cuentan con la protección de la equidad en el acceso”.
 
Como reto para el futuro, la secretaria general ha indicado que, el objetivo es “mejorar los sistemas de información para aumentar el conocimiento y hacer un seguimiento sobre las desigualdades de salud y las situaciones de mayor riesgo”, como la cronicidad. Asimismo, ha abogado por enviar mensajes claros, basados en la evidencia disponible, que demuestren qué políticas son las más efectivas para la reducción de las desigualdades sociales en salud. En este sentido, ha subrayado iniciativas como la creación de la Red de Escuelas de Pacientes, que favorece el “empoderamiento” de más de 20 millones de pacientes crónicos en España. “Creemos que es una apuesta por la equidad dar participación a los ciudadanos para la mejora de cuidado de su salud y para ofrecernos su opinión como usuarios del sistema y así acometer acciones más efectivas”.
 
En cuanto a la Unión Europea, la secretaria general ha señalado que desempeña un papel clave, al situar la equidad como una prioridad a nivel supranacional e intersectorial.
 
La participación de España en esta Acción Conjunta de equidad, ha afirmado Farjas, “ha servido a nuestro país para fortalecer y desarrollar esta línea de trabajo en todos los procesos sanitarios abordados en el Sistema Nacional de Salud. La mejora continua en la equidad y cohesión constituye un signo de identidad de nuestro sistema sanitario”.
 
"Hoy la UE tiene la garantía de que cuenta con la lealtad, rigor, responsabilidad y colaboración permanente de España y del SNS para hacer una Europa mejor y más saludable", concluyó.