Notas de Prensa

Ana Mato condena el último caso confirmado de violencia de género, ocurrido en Arona (Santa Cruz de Tenerife)

  • La mujer asesinada tenía 37 años y era nacida en Venezuela y con nacionalidad española
  • El agresor, mejicano de 32 años, intentó suicidarse tras el asesinato y ahora permanece hospitalizado
  • Ya son cuatro las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, por lo que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hace un llamamiento a no consentir nunca actos o manifestaciones de malos tratos a las mujeres y recalca que todas las administraciones y agentes implicados tienen la lucha contra esta lacra en la primera línea de de sus actuaciones
16 de enero de 2014. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, manifiesta su repulsa y condena por el último asesinato a una mujer por violencia de género, ocurrido en el municipio de Arona, en Santa Cruz de Tenerife. Este caso eleva a cuatro las muertes de mujeres por malos tratos y agresiones de sus parejas o exparejas, lo que lleva a la ministra a dejar claro que las administraciones, los agentes políticos y sociales y la sociedad en su conjunto serán intolerantes ante cualquier acto o indicio de violencia sobre la mujer. “La lucha contra esta lacra es una prioridad absoluta e inamovible de todos”, ha sentenciado.
 
La mujer asesinada tenía 37 años y había nacido en Venezuela. Tenía la nacionalidad española. El cadáver fue hallado por la policía en tras ser apuñalada la víctima por su compañero sentimental en el domicilio que compartían. El hombre, mejicano de 32 años, intentó quitarse la vida acto seguido y ahora permanece hospitalizado con pronóstico grave.
 
Asimismo, la mujer deja dos hijos de 13 y 18 años fruto de una relación anterior.
 
No constaba denuncia previa por malos tratos, así que de las cuatro mujeres asesinadas este mes de enero, tres son ya la que no habían notificado agresiones o trato degradante.
 
Mato insiste en la importancia de no callar nunca cualquier acto de maltrato; en cuanto se produzca, afirma, es fundamental denunciarlo. Porque la lucha contra la violencia sobre la mujer es una prioridad incuestionable e inamovible de su Departamento, y ésta se afrontará desde la sensibilización, la educación y la coordinación y unidad de todas las administraciones y todos los agentes políticos y sociales.
 
La ministra recuerda que para salir de la violencia de género es esencial el 016, pues pulsar estos tres números en el teléfono no cuesta nada y no deja rastro en ninguna factura; también subraya que si una mujer denuncia, tendrá asesoría jurídica gratuita desde antes incluso de comenzar el procedimiento; y manifiesta que hay una red de atención y protección a la mujer en todos los ámbitos. Un 72% de las mujeres que sufren violencia de género salen de esta lacra y rehacen su vida. Porque, sentencia la ministra, “hay salida a la violencia de género”.