Notas de Prensa

Carmen Plaza considera que la innovación, la competitividad y el crecimiento económico no serán posibles sin el talento de las mujeres

  • Durante la inauguración del Congreso Innovatia 8.3, organizado por la Universidad de Santiago de Compostela
  • Innovatia 8.3 está dirigido a fomentar el empresariado femenino en el ámbito científico-tecnológico, desde la Universidad
  • Plaza anuncia que la experiencia será trasladada a otros centros universitarios
12 de diciembre de 2013.-  La directora general de Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer,  Carmen Plaza, acompañada del rector de la Universidad de Santiago de Compostela, Juan José Casares, y de la secretaria general de Igualdad de la Xunta de Galicia, Susana López, ha inaugurado hoy el Congreso Innovatia 8.3 organizado en el marco del Convenio de Colaboración suscrito entre el Instituto de la Mujer y la Universidad de Santiago de Compostela para el desarrollo del Programa Innovatia 8.3, que se llevará a cabo durante 2013, 2014 y 2015.
 
El programa está dirigido a fomentar, desde la universidad, el empresariado femenino en el ámbito científico-tecnológico y la directora general del Instituto de la Mujer ha anunciado el objetivo de trasladar la experiencia al resto de Universidades y Centros de Investigación.
 
Innovatia 8.3 está diseñado para apoyar conocimientos e ideas de proyectos empresariales que generen empleo. Asimismo, ayudará a la formación, captación y fidelización de talento y creará un sello de calidad relacionado con la creación, consolidación, internacionalización o asociación de empresas surgidas de las universidades.
 
Durante su intervención, la directora general del Instituto de la Mujer ha destacado la importancia de Innovatia 8.3 “tanto en la promoción del espíritu emprendedor y el empresariado de las mujeres en ámbitos innovadores, como en la incorporación de igualdad efectiva de mujeres y hombres, en el asesoramiento y el impulso empresarial realizado desde el ámbito universitario”.
 
La responsable de Igualdad ha recordado que el último informe de emprendimiento global (GEM) sitúa en 3’5 puntos menos la actividad emprendedora femenina con respecto a la masculina, y que aún existe una brecha de más de 30 puntos entre ambos sexos en las carreras tecnológicas, lo que se acrecienta en la presencia de tecnólogas en la actividad emprendedora. “Estas desigualdades”, ha explicado, “imponen una pesada carga a la economía y suponen un despilfarro de talentos”.
 
Para Carmen Plaza, uno de los principales retos de las políticas públicas de formación y empleo es “tratar de que mujeres y hombres tengan una presencia equilibrada en carreras universitarias técnicas y en actividades de emprendimiento de base tecnológica”.
 
La titular del Instituto de la Mujer, ha hecho referencia a un nuevo modelo de “contrato social” en el que la Universidad ya no sólo se plantearía la formación e investigación en términos de eficacia, sino también de funcionalidad para el mercado empresarial y de transferencia de resultados innovadores y no será posible sin el talento de universitarias e investigadoras”.