Notas de Prensa

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad reafirma su compromiso de apoyo a la población gitana en los ámbitos educativo y social

  • Presentación de un estudio sobre la situación de la población gitana en la educación secundaria
  • La directora general de Familia e Infancia, Salomé Adroher, destaca la importancia de la Estrategia para la Inclusión de la Población Gitana 2012-2020, uno de cuyos ejes es precisamente el impulso a su escolarización y educación
  • Las subvenciones sociales con cargo al IRPF incluyen como prioridad la financiación de programas dirigidos a tal fin
28 de noviembre de 2013. La directora general de Familia e Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Salomé Adroher, ha reafirmado hoy el compromiso del Gobierno para apoyar a la población gitana en su recorrido por las diferentes fases educativas, en concreto en las etapas de acceso a la escolarización o de mantenimiento de los estudios, tal y como queda demostrado en la Estrategia para la Inclusión de la Población Gitana en España 2012-2020.
 
En estos términos se ha expresado Adroher durante el acto de presentación del estudio “El alumnado gitano en Secundaria. Un estudio comparado”, efectuado por la Fundación Secretariado Gitano en colaboración, entre otras instituciones, con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el Departamento de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y UNICEF.
 
Las conclusiones a las que llega el estudio, las recomendaciones que formula, así como los datos que recoge, se encuentran “plenamente alineados” con la Estrategia para la inclusión de la población gitana, documento que, como ha señalado la directora de Familia e Infancia, incluye “compromisos muy claros del Gobierno en cuanto a la mejora de la situación educativa de la población gitana o la mejora del conocimiento de la situación de ésta en áreas clave para su inclusión social”.
 
Según ha afirmado Adroher, la Estrategia aboga por el impulso de la mediación entre familias y escuela, con los que se fomenta la incorporación de profesionales gitanos y gitanas; por potenciar programas de refuerzo, orientación y apoyo, con el fin de evitar el absentismo y el abandono temprano; por reforzar medidas de acompañamiento en la transición de educación primaria a educación secundaria; y por fortalecer la participación del alumnado gitano con dificultades de aprendizaje o con necesidades específicas.
 
La evolución de la población gitana en el campo educativo, ha proseguido la directora de Familia e Infancia, ha arrojado un balance positivo, por cuanto se han alcanzado “unos niveles de matriculación casi completos en la educación primaria”, si bien, a su juicio, “quedan muchos aspectos en los que seguir avanzando”.
 
Por ello, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad lleva a cabo proyectos de intervención social integral; por un lado, los que contempla el Programa de Desarrollo Gitano, vigente desde 1989; y por otro, a través de las subvenciones sociales con cargo al IRPF, en cuya cuantía los proyectos de apoyo a la escolarización y educación de la juventud gitana ocupan una posición prioritaria. Adroher, de hecho, ha aportado un dato: en 2012, alrededor de un 20% del total de las subvenciones se destinó a programas con población gitana en el ámbito educativo.