Notas de Prensa

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad defiende hábitos saludables de consumo en Internet, especialmente en los menores de edad

  • Clausura de una jornada sobre “menores y redes sociales”
  • Juan Manuel Moreno aboga por el uso del concepto de “cibereducación” para inculcar en los más jóvenes las potencialidades beneficiosas de la red, y a su vez,darles a conocer los riesgos que entraña su uso y de los peligros que pueden generarse para su intimidad
  • El Gobierno aborda los nuevos desafíos que implica Internet desde la responsabilidad, y así, tanto en el Plan de Infancia y Adolescencia, aprobado este año, como en la reforma del Código Penal, incorpora nuevos delitos relacionados con el ciberacoso y plantea mejorar los filtros de seguridad
  • Moreno ha recordado que el uso de ordenadores por parte de las generaciones más jóvenes es “casi universal” (un 96%), en tanto que un 91% maneja Internet
18 de noviembre de 2013. Internet y las redes sociales han abierto nuevos campos de consumo y su uso es prácticamente generalizado entre los jóvenes, hasta el extremo de que un 96% de los menores de edad españoles tienen ordenador, un 91% navega por Internet y otro 91% dispone de un teléfono móvil, en la mayoría de los casos dispositivos de nueva generación, los llamados smartphones. Por todo ello, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha abogado hoy por desarrollar e inculcar “hábitos saludables de consumo” de los contenidos que proporciona la red, especialmente entre los más jóvenes, y por expandir una sólida base educativa a través de la “cíbereducación”.
 
Así se ha expresado hoy el secretario de Estado del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad durante la clausura de una jornada sobre menores y redes sociales, organizada en el Foro Riojano de Madrid. La nueva realidad que propician las redes sociales, las web, los enlaces y el sinfín de contenidos de Internet han obligado a las administraciones a establecer una serie de pautas que adviertan, y atajen, los riesgos que supone adentrarse en este mundo. Porque, como ha declarado Juan Manuel Moreno, “el balance de uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación es positivo, pero no se puede olvidar que son catalizadores que posibles conductas negativas”.
 
Juan Manuel Moreno se ha referido a algunos de los nuevos fenómenos, como el ciberbullying o acoso por Internet; el ciberbating, acoso a docentes por menores vía redes; o la divulgación indeseada de imágenes íntimas… Todo ello ya está considerado delito en la reforma del Código Penal, ha recordado el secretario de Estado, prueba inequívoca del compromiso del Gobierno ante una situación novedosa que ofrece un riesgo inevitable: “casi el 100% de la población entorno a los 15 años está expuesta a los riesgos de un mal uso de Internet, ya sea por ignorancia o por falta de control”, ha afirmado Juan Manuel Moreno.
 
Lo primero es conocer esos mismos riesgos, los que significan, por ejemplo, la publicación de la foto de un menor en las redes sociales, o el que supone escribir en el muro de cualquier portal social las aficiones o los hobbies. Y lo segundo, en palabras del secretario de Estado, es educar. A su juicio, los padres, los adultos, “tienen que predicar con el ejemplo”, y a partir de ahí conviene sentar las bases de una plataforma de información y sensibilización que llegue a los jóvenes en particular y a la sociedad en general y que no sólo advierta de los efectos positivos y de las posibles consecuencias negativas, sino también se alimente de valores esenciales, en especial uno: la igualdad.
 
El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está embarcado en la sensibilización por la igualdad y contra la violencia de género, por la prevención en suma de conductas machistas que pueden tornarse lesivas para las chicas, para las mujeres. La prevención es esencial. Y prevención en todos los aspectos. El secretario de Estado lo ha llamado “cíbereducación”.
 
El Plan de Infancia y Adolescencia, aprobado a primeros de este año, incorporaba un apartado dedicado en exclusiva a la concienciación de los riesgos que para los menores puede ocasional un mal uso de las redes de Internet. Por ello, plantea mejorar los filtros de seguridad y titpificar nuevos delitos como los antes mencionados. Pero, además, el Gobierno ha creado en su seno una comisión interministerial para estudiar la relación Internet-menores. Los departamentos de Industria, Energía y Turismo; de Educación, Cultura y Deporte; de Justicia; y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad lo integran.
 
Juan Manuel Moreno ha expresado su seguridad en que el Ejecutivo, con la ayuda de todos los agentes sociales y de la ciudadanía, podrá afrontar con éxito los riesgos que encierra “el binomio TIC y menores”.