Notas de Prensa

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad quiere mejorar los niveles de seguridad en Internet para reforzar la lucha contra los ciberdelitos y la pornografía infantil

  • Comparecencia de la Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia en el Senado
  • La Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia, Salomé Adroher, ha detallado las medidas del Gobierno para asegurar los derechos de la infancia en el entorno de las nuevas tecnologías de la información.
28 de junio de 2013. La Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia, Salomé Adroher, compareció el jueves pasado en el Senado, en el marco de la ponencia a puerta cerrada sobre las nuevas tecnologías y menores, para explicar las medidas del Gobierno destinadas a proteger a niños y niñas frente a los ciberdelitos. Entre ellas, Adroher ha destacado que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad promoverá acciones que permitan incardinar las políticas de prevención de las adicciones en el ámbito escolar; de igual manera, fomentará la mejora de los niveles de seguridad en la Red mediante la difusión y promoción de sistemas de filtrado e impulsará el cumplimiento de los códigos de autorregulación de los distintos sectores concernidos.
 
Asimismo, el Ministerio seguirá trabajando para que la promoción de los derechos de la infancia forme parte de las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las empresas privadas, especialmente aquellas que tienen por público objetivo a la infancia.
 
En su intervención, Salomé Adroher se ha referido a la masiva participación de la infancia en la Red, lo cual supone un eficaz instrumento educativo y una importante herramienta que facilita el ejercicio de los derechos de los niños. No obstante, al tratarse de unos usuarios especialmente vulnerables e influenciables, el acceso a la Red implica también numerosos riesgos, tales como la presencia de contenidos éticamente reprobables (discriminación racial, violencia de género, manipulación psicológica) e inadecuados (incitación al consumo de sustancias que atenten contra la salud, participación en juegos y apuestas con gasto de dinero, pornografía).
 
En este sentido, la Directora General de Servicios para la Familia y la Infancia ha detallado los tres ámbitos principales de trabajo de las Administraciones Públicas:
 
-         Garantizar el acceso de los menores a la Red y reducir la “brecha digital”.
-         Proteger a la infancia de los contenidos inapropiados.
-         Combatir la pornografía infantil y la utilización de menores con fines de explotación sexual.
 
Salomé Adroher ha citado datos del INE (2012) según los cuales un 96% de la población infantil en España (de 10 a 15 años) utiliza ordenadores y un 91,2% accede a Internet; igualmente, a los 15 años el 91% de los niños dispone ya de un teléfono móvil. No obstante, cuando se realiza un mal uso de la Red y los dispositivos electrónicos de comunicación,  estos nuevos hábitos pueden condicionar en un sentido negativo algunas de las características personales y sociofamiliares del niño, por lo que el papel de los padres y la familia resulta esencial para evitar conductas disfuncionales y adicciones, así como comportamientos violentos entre los menores. La pornografía infantil y el ciberacoso o ciberbulling son manifestaciones delictivas de ese lado oscuro que también contiene Internet.
 
Ante esta problemática, la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia ha determinado las siguientes líneas de trabajo:
 
1.      El II Plan Estratégico Nacional para la Infancia y la Adolescencia (II PENIA 2013-2016), con medidas tales como el fomento del uso responsable de las nuevas tecnologías de la información a través de la sensibilización y la formación de los niños, así como la promoción de unos medios de comunicación de calidad y responsables, que promuevan una educación en valores, y un sistema de control y sanciones que supervise la programación y las franjas horarias en TV, mejore los niveles de seguridad en la Red y promueva códigos de autorregulación en el uso de Internet.
 
2.      El III Plan contra la Explotación sexual de la Infancia (PESI 2010-2013), dirigido a potenciar la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la lucha contra la pornografía infantil, así como a sensibilizar a la sociedad sobre el uso seguro de las TIC y analizar el impacto de la piratería de descargas especialmente en los colectivos de la infancia y la adolescencia.
 
3.      El Plan Integral de Apoyo a la Familia: este Plan, todavía en fase de elaboración, recogerá medidas para facilitar a los padres el ejercicio de sus responsabilidades de educación, cuidado y supervisión de sus hijos.
 
Salomé Adroher se ha referido también a las acciones de prevención y formación a padres y profesores, puestas en marcha por la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia en colaboración con otras instituciones públicas y el tercer sector de acción social, y ha enumerado las actuaciones realizadas en materia de parentalidad positiva, es decir, el apoyo a los padres en el ejercicio de sus responsabilidades de crianza, cuidado y educación de sus hijos.
 
Por último, ha mencionado las acciones de participación infantil que se han llevado a cabo, como el programa Ciberresponsables (Red Social Educativa para la Inclusión y la Participación Infantil), que sirve como plataforma para las publicaciones de chicos y chicas entre 12 y 17 años; asimismo, se han creado grupos de trabajo multidisciplinares para la coordinación administrativa en labores de prevención, control y sanción, tales como el grupo “Internet y Menores” (mayo de 2013), y se han firmado acuerdos de colaboración con otras unidades de la Administración General del Estado, para perseguir y erradicar las conductas delictivas realizadas a través de las TIC.