Notas de Prensa

Ana Mato anuncia el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, que se centrará en el empleo y la lucha contra la violencia de género

  • Intervención en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados
  • El Plan contará con programas específicos para mujeres rurales y en situación de especial vulnerabilidad, como las inmigrantes, con discapacidad y las paradas de larga duración
  • La conciliación y la corresponsabilidad familiar, así como la participación de la mujer en los ámbitos político, económico y social serán ejes del Plan Estratégico
  • Mato anuncia acuerdos voluntarios con empresas para promover la presencia de mujeres en los órganos de decisión y la creación de un Consejo de Liderazgo y Diversidad
  • La Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género 2013-2016 estará dotada con 1.593 millones de euros y contará con 250 medidas para proteger a las mujeres y a sus hijos menores
  • La ministra plantea los 16 años como edad mínima de consentimiento para mantener relaciones sexuales con adultos, en línea con la mayoría de los países europeos
29 de mayo de 2013. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha presentado hoy las líneas generales del Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades. Se trata de un ambicioso proyecto que abordará la igualdad en todos los ámbitos, con especial atención al empleo y a las mujeres en situación de mayor vulnerabilidad, así como la conciliación, la participación de las mujeres en los ámbitos político, económico y social, la educación y la lucha contra la violencia de género. En este último punto, la ministra también ha presentado algunas de las principales medidas de la Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género 2013-2016, que será uno de los ejes del Plan de Igualdad.
 
Mato ha hecho estos anuncios durante su comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, donde ha desglosado las líneas generales de las políticas de igualdad del Ministerio.
 
En la actual situación socioeconómica, ha explicado la ministra, “el Gobierno considera primordial para avanzar en el camino hacia la igualdad efectiva, actuar sobre el empleo y el emprendimiento, la conciliación y la lucha contra la violencia de género”. El Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades se articula alrededor de siete ejes, 30 objetivos y más de 180 medidas, que contarán con una dotación presupuestaria, al igual que el Plan de Infancia y Adolescencia y la Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género, que, además, es uno de los ejes de este plan.
 
El proyecto, que “impulsa la transversalidad del principio de igualdad en todas las políticas sectoriales del Gobierno” prestará especial atención a las mujeres rurales que, en palabras de Mato son “clave en el desarrollo equilibrado y sostenible de nuestro territorio”. También a las que sufren discriminación múltiple o las que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad, como las inmigrantes, las mujeres con discapacidad (de las que sólo el 23,7% trabaja fuera del hogar) y las pertenecientes a minorías étnicas.
 
También se incluyen en este grupo desempleadas de larga duración, pues el Empleo y la lucha contra la discriminación salarial es uno de los ejes del plan. Los otros son Conciliación, Violencia de género, Participación de las mujeres, Educación, Desarrollo de acciones en el marco de otras políticas sectoriales e Instrumentos para integrar el principio de igualdad en las políticas del Gobierno.
 
En el ámbito del empleo, es urgente actuar, ha señalado Mato, pues la tasa de actividad de las mujeres es inferior en 13 puntos a la de los hombres y, lo que es más grave, las mujeres ganan, de media un 22% menos al año que los hombres. A juicio de la ministra, “permanecer inmóviles es desaprovechar la importante contribución de las mujeres a la economía”.
 
Entre las medidas relacionadas con el empleo, la ministra ha asegurado que se favorecerá la empleabilidad de mujeres vulnerables y se estudiará la fiscalidad y el sistema de algunas prestaciones públicas para detectar posibles desigualdades y “corregir posibles elementos desincentivadores sobre el empleo de la mujer”.
 
Mato ha explicado, además, que en la Ley de Emprendedores, aprobada la semana pasada, “las mujeres tienen especial protagonismo en las estructuras y modelos de apoyo como futuras creadoras de empleo e innovación”. Las medidas adoptadas a favor de las mujeres emprendedoras desde el Ministerio cuentan con un presupuesto de más de tres millones de euros.
 
         En materia de conciliación, los objetivos se van a desarrollar a través del Plan Integral de Apoyo a la Familia, en el que está trabajando el grupo interministerial creado el pasado mes de diciembre. Los objetivos principales son sensibilizar en materia de conciliación, facilitarla, promover la corresponsabilidad y el cambio de los usos del tiempo de mujeres y hombres e incrementar el conocimiento sobre esta materia. Una de las líneas de actuación será la racionalización de horarios, “que nos permitirá acercarnos a los usos del tiempo de los países europeos”.
 
         En cuanto a la participación de las mujeres, la ministra ha anunciado que el Ministerio está buscando fórmulas para facilitar su acceso a las esferas de decisión del ámbito empresarial. En esta materia “queremos comprometer a las empresas en la selección y promoción del talento femenino”. Para ello, Mato ha adelantado se van a proponer acuerdos voluntarios con las empresas para adoptar medidas que aceleren la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad.
 
También ha anunciado la creación de un Consejo de Liderazgo y Diversidad, integrado por expertos de reconocido prestigio en dirección empresarial y políticas de igualdad.
 
En el ámbito de la educación, las mujeres registran mejores datos que los hombres. De hecho, el 60% de quienes obtienen un título superior son mujeres. Sin embargo, aún son minoría en el profesorado universitario y persiste una mayor presencia masculina en ciertos itinerarios formativos. Por eso el Plan incluye acciones de formación en la educación en igualdad, en las familias y los centros educativos y para incrementar la presencia de mujeres en ocupaciones tradicionalmente masculinas.
 
El Plan de Igualdad también incluirá objetivos para mejorar la imagen y representación social de las mujeres en los medios de comunicación y el deporte.
 
VIOLENCIA DE GÉNERO
 
La ministra ha comenzado su intervención condenando la muerte de las 22 víctimas de la violencia de género en lo que va de año. También, de los 3 menores que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado como víctimas de esta violencia en 2013, así como transmitiendo su solidaridad a los 24 niños que han quedado huérfanos por esta causa.
 
Mato ha anunciado que el Gobierno está a punto de aprobar la Estrategia nacional para la Erradicación de la Violencia de Género 2013-2016. Esta iniciativa, la primera de estas características en nuestro país, estará dotada con 1.539 millones de euros, y contendrá 250 medidas. Ha contado con las aportaciones de Ministerios, CC AA, Fiscalía, CGPJ y del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer, así como de las asociaciones de mujeres.
 
Se articulará en torno a los cuatro principales problemas identificados: el silencio de las mujeres y su entorno, la necesidad de una respuesta personalizada, la atención a los grupos vulnerables y las otras formas de violencia contra la mujer (matrimonios forzados, mutilación genital y trata con fines de explotación sexual).
 
Los niños, por primera vez, están incluidos como víctimas. Porque más del 70% de las mujeres que sufren malos tratos tienen hijos menores expuestos a esta situación.
 
La ministra ha asegurado que, “cuando el 80% de las víctimas no denuncia la situación, todas las actuaciones sobre estos factores son fundamentales”. Por ello, ha recordado que las víctimas, por primera vez, tienen el beneficio de la asistencia jurídica gratuita, con independencia de sus recursos.
 
Además, la Reforma del Código Penal, suprime las infracciones penales de falta en este ámbito, convirtiéndolas en delitos y hace más difícil evitar las penas de prisión para los condenados por maltrato. Asimismo, extiende la medida de libertad vigilada a los delitos de violencia de género.
 
La ministra ha recordado los instrumentos que ya está empleando el Ministerio para la asistencia a las víctimas, como el teléfono 016, gratuito y que no deja huella en la factura, y el servicio ATENPRO. En este sentido, ha asegurado que “trabajamos en un continuo proceso de mejora”. Por eso, y para proteger a las mujeres “en situación más vulnerable”, ha anunciado que el Ministerio va a poner en marcha una plataforma de vídeo interpretación en el 016, en colaboración con la Confederación Nacional de Personas Sordas, para poder atender a las víctimas con discapacidad auditiva.
 
Mato también ha detallado la creación de una web de recursos de apoyo y prevención ante la violencia de género, que suma 5.236 recursos puestos en marcha desde las distintas administraciones. Asimismo, ha anunciado que, en la próxima Conferencia Sectorial de Igualdad se aprobará una propuesta para la coordinación y la puesta en marcha de los planes personalizados, que culminará con el objetivo de la “ventanilla única”.
 
En cuanto a la Red de Unidades de Violencia contra la Mujer, ya funciona en el ámbito de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno. Están unidas a través de una plataforma, lo que ha facilitado la coordinación y la colaboración.
 
Otra iniciativa que se va a poner en marcha en breve es el mapa de recursos y servicios, que incluirá una Red Nacional de Casas de Acogida.
 
MENORES
 
Por otra parte, en su intervención, la ministra ha abordado la explotación sexual infantil, a petición de algunos de los grupos. Mato ha explicado que el Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia, presentado recientemente, incluye medidas destinadas a prevenir y atender estas situaciones y, más en concreto, se trabaja para establecer criterios homogéneos para determinar situaciones de riesgo, y en el Registro Unifiado de Maltrato Infantil.
 
Otra de las medidas relacionadas con los abusos a menores y contenidas en el Plan de Infancia es la elevación de la edad mínima de consentimiento sexual que, en la actualidad, está en 13 años y es “la más baja de los países de nuestro entorno”. Mato ha recordado que ofreció a todos los grupos buscar un consenso para fijar una edad y, para abrir este debate, tras un período de consulta con las organizaciones sociales, ha planteado la propuesta de establecer la edad mínima para mantener relaciones sexuales con adultos en los 16 años, en línea con la mayoría de los países europeos.
 
Para concluir, Mato ha hecho un breve balance de las acciones emprendidas y ha concluido que “estamos avanzando en el cumplimiento de los objetivos que nos habíamos marcado”. “Las acciones emprendidas –ha señalado- están sentando las bases para, cada día, avanzar en el camino hacia la plena igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Pero, sobre todo, están contribuyendo a construir una sociedad más libre, justa y equitativa”.
 
La ministra ha afirmado que este “no es un camino fácil” y, por ello, ha llamado al diálogo a todos los grupos parlamentarios para alcanzar los objetivos comunes.