Notas de Prensa

Ana Mato plantea “un modelo integrador de cuidados de salud y asistencia social al servicio de las personas”

  • I Simposio Internacional “Avances en la investigación sociosanitaria en la enfermedad de Alzheimer”
  • La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad afirma que las bases del Espacio Sociosanitario Común estarán definidas antes de fin de año
  • La Estrategia para abordar las enfermedades crónicas, que suponen el 70% del presupuesto sanitario, plantea un enfoque complementario para mejorar la calidad de vida de los pacientes, al tiempo que fomenta la investigación y la innovación 
  • Mato asegura que, con un 17% de mayores de 65 años y una previsión de que se dupliquen en 2050, el siglo XXI será “el siglo de las personas mayores”, por lo que es necesaria “una respuesta integral” para enfermedades como el Alzheimer

 

21 de mayo de 2013. “Queremos desarrollar un modelo integrador de cuidados de salud y asistencia social al servicio de las personas, que atienda de forma adecuada, eficaz y eficiente sus necesidades”. Así lo ha asegurado hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en su intervención en el I Simposio Internacional “Avances en la investigación sociosanitaria en la enfermedad de Alzheimer”, celebrado en Salamanca.
 
Mato ha acudido a estas jornadas, organizadas por la Fundación General de la Universidad de Salamanca, y en las que se han dado cita los especialistas mundiales más prestigiosos en la materia, acompañando a S. M. la Reina, de la que ha destacado su “impulso y patrocinio personal” a esta iniciativa. En su discurso, la ministra ha adelantado que, para desarrollar este modelo integrador, las bases del Espacio Sociosanitario Común en el que trabaja el Ministerio estarán definidas antes de fin de año.
 
La ministra ha explicado que el envejecimiento poblacional, “que debe entenderse como un éxito de nuestro sistema de salud”, unido a la elevada incidencia de la cronicidad, “plantean grandes desafíos”. Mato ha detallado que la atención a las enfermedades crónicas supone cerca del 70% del presupuesto sanitario. Para hacerles frente, además del Espacio Sociosanitario, el Ministerio ha desarrollado la Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad. Se trata de “un enfoque complementario para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas y de sus familiares durante el desarrollo de la enfermedad”. Al mismo tiempo, “busca fomentar la investigación en el ámbito de las ciencias y tecnologías biomédicas aplicadas a su tratamiento”.
 
Dentro de estas enfermedades crónicas, las patologías neurodegenerativas plantean también importantes retos por sí solas. Mato ha recordado que son el tercer problema sanitario más importante entre los mayores. Y, en palabras de la ministra, el siglo XXI será “el siglo de las personas mayores”. En la actualidad, el 17% de la población es mayor de 65 años, cifra que llegará al 32% en 2050. Entre estas enfermedades destaca el Alzheimer que, aunque en ocasiones se detecta a edades más tempranas, “es el tipo de demencia más frecuente en este grupo de población”. De hecho, se calcula que afecta al 10% de los mayores de 65 años.
 
La ministra ha explicado que se trata de una enfermedad con “un alto impacto social”, pues no sólo limita la capacidad de quien la padece, sino que “tiene consecuencias en su entorno, especialmente para las personas encargadas de su cuidado”. Por ello, el Gobierno quiere dar “una respuesta integral a las necesidades sanitarias y sociales, tanto de enfermos como de sus familiares”.
 
En esta línea, ha resaltado el trabajo del Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer, en Salamanca. Se trata, ha asegurado de “un espacio clave en nuestra política de abordaje de la cronicidad” y un “auténtico referente de calidad y de excelencia internacional”.
 
La enfermedad de Alzheimer, ha dicho la ministra para concluir, “plantea retos de futuro que tendremos que resolver en las próximas décadas”. Mejores diagnósticos y nuevos tratamientos son realidades posibles, y Mato se ha mostrado convencida de que “vamos por la buena dirección”. Por eso, ha invitado a todos los profesionales sanitarios e investigadores, que “constituyen el mejor activo de nuestra sanidad”, a sumarse al Pacto de Estado por la Sanidad cuyas bases está sentando el Gobierno. Éste será “el punto de partida para trazar las líneas futuras de la atención sociosanitaria que nos permita superar los retos a los que nos enfrentamos