Notas de Prensa

El nuevo texto legal refuerza la seguridad del donante vivo e incorpora los últimos avances en la donación en asistolia

  • Simposio sobre el ‘Desarrollo del nuevo real decreto sobre trasplantes’, organizado por la ONT en la Fundación Mutua Madrileña
  • Rafael Matesanz subraya el importante aumento de la donación renal de vivo ( +16%) y de la donación en asistolia ( +40%) el pasado año
  • Los datos de la ONT demuestran el impulso del trasplante renal cruzado, que ya ha permitido realizar 32 trasplantes en nuestro país (7 de ellos en 2013)
  • El donante ‘buen samaritano’ también ha permitido realizar ya 6 trasplantes
  • La norma incluye el desarrollo de un programa Marco de Calidad y Seguridad, que tiene como objetivo garantizar los máximos estándares de calidad y seguridad en todo el proceso de donación y trasplante
  • El nuevo decreto traspone a las leyes españolas la Directiva Europea 2010 sobre Calidad y Seguridad en los trasplantes,  liderada por España
11 de abril de 2013.- Reforzar la seguridad del donante de vivo e incorporar los últimos avances en la donación en asistolia. Éstas son algunas de las novedades que se recogen en el nuevo texto legal (RD 1723/2012), que regula en nuestro país el proceso de donación y trasplante de órganos, desde su aprobación el pasado 28 de diciembre. El Real Decreto supone la trasposición a la legislación española de la Directiva Europea 2010 sobre Calidad y Seguridad en la donación y el trasplante de órganos, que fue liderada por España.
 
Así lo ha recordado el director de la ONT, Rafael Matesanz, durante la inauguración del Simposio sobre el ‘Desarrollo del nuevo real decreto’, organizado por la ONT en la sede de la Fundación Mutua Madrileña, en una jornada dedicada a analizar la implementación del nuevo marco legislativo en todo el proceso de donación y trasplante.
 
“Para nosotros es un orgullo haber liderado la redacción de esta Directiva y su posterior tramitación parlamentaria. Fue la única Directiva que se aprobó durante la presidencia española de turno de la Unión europea, en el primer semestre de 2010.  Refleja buena parte del espíritu y la letra del modelo español de trasplantes. Se tramitó en un tiempo récord y se aprobó prácticamente por unanimidad, con el 96,4% de los votos, algo insólito en el parlamento europeo”, ha asegurado Matesanz en su intervención.
 
Esta Directiva mantiene los principios éticos sobre los que se sustenta el sistema español de trasplantes: voluntariedad, altruismo, confidencialidad, ausencia de ánimo de lucro y gratuidad en la donación y equidad en la distribución de órganos y acceso a los trasplantes. También recoge los aspectos clave del modelo español de trasplante y establece un conjunto de requisitos que nuestro país cumple desde hace tiempo, encaminados a   garantizar la calidad y la seguridad de la donación y el trasplante.
 
Pero como ha recordado Matesanz,  la ONT aprovechó esta oportunidad para incorporar a nuestra legislación los últimos avances técnicos y científicos en el campo de la donación y el trasplante.
 
Este es el caso del trasplante renal de donante vivo, cuya expansión en nuestro país requería un tratamiento legal específico, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas formas de donación de vivo de personas no relacionadas ni genética ni emocionalmente con el receptor (trasplante renal cruzado o trasplante en cadena con donante ‘buen samaritano’).
 
Solo el pasado año, la donación renal de vivo creció un 16%, hasta alcanzar los 361 trasplantes.
 
Los datos de la ONT también demuestran el impulso del trasplante renal cruzado, que ha permitido realizar ya 32 trasplantes en nuestro país, 7 de ellos en lo que llevamos de año. Nuestro país cuenta ya con 19 equipos que participan en el programa de trasplante renal cruzado y 12 laboratorios de histocompatibilidad.
 
La donación con ‘buen samaritano’, también ha permitido realizar 6 trasplantes hasta la fecha.
 
En la actualidad, todas las modalidades de trasplante renal de donante vivo constituyen ya el 15% del total de trasplantes renales que se realizan en nuestro país, de acuerdo con los objetivos previstos por la ONT para finales del pasado año.
 
En este sentido, el nuevo Real Decreto refuerza la  seguridad jurídica del donante vivo, al incluir de forma explícita la necesidad de facilitar su seguimiento clínico. En nuestro país, el seguimiento del donante vivo formaba ya parte de la práctica clínica habitual, pese a que la legislación vigente hasta finales del pasado año sólo obligaba a proporcionar cuidados para su restablecimiento. La norma también incorpora la obligación de disponer de un registro de donante vivo, que ya existía en nuestro país.
 
AVANCES EN DONACIÓN EN ASISTOLIA
 
La nueva normativa también actualiza todo lo relativo a la donación en asistolia e incorpora los criterios éticos, legales y técnicos del documento de Consenso español 2012 sobre este tipo de donantes. Este tipo de donación aumentó el pasado año cerca de un 40% y constituye la vía más clara de expansión de donantes de órganos en nuestro país.
 
La donación en asistolia, que alcanzó los 161 donantes en 2012,  representa ya el 10% de todas las donaciones en España
 
Por otro lado, el texto equipara los trasplantes alogénicos de tejido compuesto (brazos, piernas, cara, etc) a los de órganos. Las características de este tipo de tejidos, su escasez para trasplante y su imposibilidad de almacenamiento hace necesario asimilar su proceso de obtención y trasplante al de órganos. Con el nuevo Real Decreto, este tipo de trasplantes ya se rigen bajo los mismos principios éticos e idénticas garantías de calidad y seguridad que los establecidos para los órganos.
 
La norma, que también hace un especial hincapié en la seguridad del paciente trasplantado, establece el desarrollo de un Programa Marco de Calidad y Seguridad, cuyo objetivo es garantizar los máximos estándares de calidad y seguridad en todo el proceso de donación y trasplante.