Notas de Prensa

Ana Mato aboga por mejorar el tratamiento y la formación de los pacientes en el Día Mundial de la Diabetes

  • La enfermedad crónica afecta al 6,4% de la población
  • La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes y se prevé que en 2030 los casos aumenten más de un 50%
  • Red de Escuelas de Pacientes mejorará la seguridad de estos pacientes y el autocuidado necesario para tratar la enfermedad
  • La nueva Estrategia en Diabetes incorpora nuevos objetivos para la diabetes tipo 1 y una línea estratégica para la diabetes gestacional
  • El Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad contribuirá a aminorar la tendencia ascendente, vinculada al sedentarismo y a los malos hábitos alimentarios
14 de noviembre de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha enviado hoy, Día Mundial de la Diabetes, un mensaje de “apoyo y cariño” a todos los afectados por esta patología y ha defendido la necesidad de avanzar en la mejora del tratamiento de la diabetes, una de las principales patologías crónicas en nuestro país que, además, ha experimentado un notable aumento. Esta mejora en la terapia pasa, necesariamente, por una mayor formación de los pacientes, pues el autocuidado es clave para controlar de manera eficaz esta enfermedad. Por eso, Mato ha señalado que los diabéticos están entre los principales objetivos de la futura Red de Escuelas de Pacientes, la iniciativa que el Ministerio quiere impulsar, junto con las Comunidades Autónomas para formar y fomentar la responsabilidad de los pacientes crónicos.
 
Se trata de una iniciativa especialmente necesaria en este caso. En España, un 6,4% de la población ha sido diagnosticada de diabetes mellitus y, de acuerdo con las Encuestas Nacionales de Salud, se evidencia un aumento progresivo en la prevalencia en las últimas décadas. A escala mundial, un 6,6% de la población adulta padece la enfermedad, lo que supone 285 millones de personas. Las estimaciones para el año 2030 prevén un aumento superior al 50 por ciento. Esta tendencia ascendente se atribuye a factores como los cambios en los estilos de vida, con una dieta hipercalórica y un importante grado de sedentarismo, que redundan en una mayor obesidad.
 
Se trata, pues, de un importante problema de salud pública, que también contribuye al aumento de la cronicidad y las patologías crónicas dentro del Sistema Nacional de Salud. Por eso, además de la Red de Escuelas de Pacientes, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el último año ya ha tomado medidas para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad. Entre ellas, destaca la actualización de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud. Esta estrategia, que fue aprobada por primera vez todas las CC AA en 2006, tiene como objetivo contribuir a frenar y revertir la tendencia creciente de la diabetes, además de disminuir las complicaciones y la mortalidad.
 
Con la actualización se pretende consolidar la mejora en la atención. Como novedades, la nueva Estrategia incorpora objetivos y recomendaciones para la diabetes tipo 1 (la más frecuente en la infancia), además de una línea estratégica dedicada a la diabetes gestacional que sufren las mujeres embarazadas.
 
Junto con la nueva Estrategia para el Abordaje de la Cronicidad, seá el principal instrumento para mejorar la calidad de vida de los pacientes.
 
Pero no debe olvidarse que el factor más ligado al aumento de casos de diabetes es la obesidad, provocada por los cambios en el estilo de vida. Un dato preocupante es que el 46% de los niños y adolescentes españoles tiene exceso de peso. Para analizar más en detalle la situación y contar con datos fiables sobre el exceso de peso también en adolescentes y jóvenes, el Ministerio ha creado el Observatorio de Nutrición y para el Estudio de la Obesidad, presidido por Valentín Fuster.
 
Entre sus funciones, está la de recabar información sobre los hábitos alimentarios de toda la población, en las diferentes edades y grupos socioeconómicos y recopilar datos sobre la prevalencia del sobrepeso y la obesidad, así como de sus funciones determinantes. También se dedicará a recopilar y analizar datos e información sobre la publicidad de alimentos, con especial atención a la dirigida a los menores de edad.
 
Con todas estas medidas, el Ministerio está decidido a hacer frente a esta “epidemia del siglo XXI”,