Notas de Prensa

Ana Mato insiste en la necesidad de realizar “pruebas diagnósticas eficaces, como las mamografías” para mejorar la prevención del cáncer

  • II Simposio Nacional de la Sociedad Española de Oncología Médica
  • Aboga por un enfoque global de la enfermedad, que también contemple la adaptación psicológica y la rehabilitación sociolaboral
  • Anuncia un programa de formación de cinco años de duración para la especialidad de Oncología Médica
23 de octubre de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha insistido hoy en la necesidad de “apostar claramente por la prevención, especialmente por las pruebas diagnósticas eficaces, como son las mamografías” para mejorar el diagnóstico precoz del cáncer. Así lo ha señalado en la inauguración del II Simposio Nacional de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que ha clausurado esta tarde.
 
Mato ha apuntado que, en el proceso de revisión de la Cartera de Servicios, se han tenido en cuenta las numerosas demandas de los profesionales. Entre ellas, las que formularon los oncólogos médicos. “Me comentaron algunas diferencias existentes entre los servicios sanitarios de las diferentes Comunidades Autónomas y la necesidad de su armonización”, ha explicado. Por ello, ha garantizado que la reforma emprendida por el Gobierno asegurará “la igualdad de todos los ciudadanos y la equidad en el acceso a las prestaciones de la cartera de servicios común”.
 
La ministra ha recordado que el cáncer es la segunda causa de muerte en España y la primera causa de años potenciales de vida perdidos. Por ello, ha asegurado que el cáncer es un problema de salud prioritario, al que tanto las políticas nacionales como las supranacionales deben prestar una especial atención, tal y como se refleja en la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud.
 
La ministra, que ha destacado el papel de la SEOM en la elaboración, desarrollo e implementación de esta Estrategia, ha avanzado que el Ministerio trabaja en la elaboración del programa de formación de cinco años de duración para su especialidad, la Oncología Médica.
 
En cuanto a la atención a los pacientes, ha abogado por dar “un enfoque global”, que contemple aspectos tales como “la adaptación psicológica a la enfermedad, a los tratamientos y a sus efectos secundarios, así como la rehabilitación física, la reinserción y la rehabilitación sociolaboral de los pacientes”. Asimismo, ha resaltado la necesidad de mejorar la prevención de los factores que influyen en la aparición de la enfermedad, con la promoción de hábitos de vida saludables”.