Notas de Prensa

Ana Mato apuesta por el empleo, la formación, el liderazgo femenino y la lucha contra la violencia de género como ejes de sus políticas de igualdad

  • Interpelación en el Pleno del Senado 
  • La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad asegura que el Gobierno plantea como reto y compromiso “que la igualdad jurídica se convierta en igualdad real”
  • Una de cada cuatro españolas está en paro y las que trabajan ganan un 22,5% menos que sus compañeros varones
  • Mato afirma que sólo el 17% de las 34 víctimas de la violencia de género en 2012 habían denunciado, por lo que anuncia un estudio para profundizar en los motivos que impiden que lo hagan
9 de octubre de 2012. “Ninguna sociedad puede permitirse el lujo de desaprovechar la mitad de su talento, la mitad de las personas que lo integran”. Con esta premisa, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha respondido hoy, en el Pleno del Senado a la interpelación del Grupo Socialista sobre las políticas de igualdad del Ministerio. Mato ha planteado como reto y compromiso “que la igualdad jurídica se convierta en igualdad real”.
 
Para alcanzarlo, ha detallado los ejes de las políticas en esta materia del Ministerio: el empleo, la formación, el liderazgo femenino, la conciliación, y la lucha contra “la peor de las desigualdades”, la violencia de género. Pero, sobre todo, el convencimiento de que es posible avanzar: “Creemos en la capacidad de las mujeres. Es la mejor inversión de futuro”, ha afirmado.
 
EMPLEO, LIDERAZGO Y CONCILIACIÓN
 
Sobre el empleo, la ministra ha asegurado que es una prioridad porque casi una de cada cuatro españolas (el 24,7%) está en paro. Sobre el empleo, ha señalado que en la anterior etapa de Gobierno del Partido Popular “se crearon 2.198.000 empleos femeninos”. Por el contrario, en la última etapa de Gobierno del PSOE “se destruyeron 1.210.300”. Para revertir esta situación, la ministra ha asegurado que se está ultimando el Plan de Empleo Femenino. Se trata de un proyecto en el que se enmarcan acciones como los convenios por valor para combatir la desigualdad a la hora de encontrar un empleo, pues “el acceso a un trabajo justamente valorado y remunerado es el mejor camino para avanzar hacia la igualdad real de oportunidades”. Hasta ahora ya se han firmado acuerdos con ayuntamientos por valor de dos millones de euros.
 
En las políticas de empleo, Mato ha destacado las iniciativas para favorecer a las mujeres en situación de mayor vulnerabilidad, como los convenios con fundaciones para facilitar las oportunidades de trabajo a mujeres en riesgo de exclusión y víctimas de la violencia de género. “Una mujer que sale adelante es sinónimo de una familia que también lo hace”, ha señalado.
 
Asimismo, ha recordado la brecha salarial que aún persiste en España, donde se calcula que las mujeres ganan, de media, un 22,5% menos que sus compañeros varones. Para combatir esta discriminación, se pondrá en marcha el Plan especial contra la brecha salarial, en colaboración con la Inspección de Trabajo.
 
Otra medida relacionada con el empleo es el apoyo a las emprendedoras. En este sentido, Mato ha anunciado que las mujeres serán “protagonistas” en la futura Ley de Emprendedores que está elaborando el Gobierno. Hasta el momento ya se ha establecido colaboración con instituciones financieras a través de microcréditos y se ha ofrecido formación y asesoramiento para la creación de empresas, sobre todo en sectores emergentes.
 
En cuanto a la igualdad en la empresa, la ministra ha señalado que el Ministerio presta apoyo técnico y económico para la elaboración de los planes de igualdad en las empresas y ha recordado la creación de la “Red de empresas por la excelencia en la igualdad de oportunidades”. A esta línea de trabajo se suma “la voluntad de buscar acuerdos con las empresas para aumentar la presencia de mujeres en puestos de responsabilidad”.
 
En su intervención, la ministra también ha hecho referencia a la conciliación de horarios. Ha afirmado que “España se mantiene aislada de los países de nuestro entorno en la organización de la vida laboral, y ello nos detrae posibilidades de conciliación para mujeres y hombres”, por lo que la conciliación es “otra línea de intenso trabajo”. El objetivo, conseguir que “los españoles seamos europeos en materia de horarios”.
 
LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
 
Más allá de las políticas de empleo, la ministra ha reiterado que la lucha contra la violencia de género es su “máxima preocupación”. Uno de los aspectos más preocupantes es la dificultad para “romper el silencio” que aún impera detrás de muchos de estos casos. Mato ha detallado que, de las 34 víctimas mortales de este tipo de violencia en lo que va de año, sólo 6 (el 17%) habían denunciado a su agresor. Por ello, ha anunciado la elaboración de un estudio para “profundizar en los motivos que impiden que una mujer denuncie su situación y decida no utilizar los recursos existentes”.
 
Del mismo modo, la ministra ha mostrado su preocupación por las “nuevas formas de violencia de género entre las parejas de jóvenes y adolescentes, que se proyectan en las redes sociales”, por lo que también se está analizando el denominado “ciberacoso”.
 
La ministra ha asegurado que el Ministerio ya ultima la Estrategia Nacional contra la Violencia de Género, en la que se incluirán planes personalizados de atención y una nueva línea de acción centrada en los menores. Mato ha recordado que todos los créditos destinados a mejorar la seguridad, protección y atención personalizada a las víctimas se mantienen en el Presupuesto de 2013 o incluso aumentan.
 
Mato ha finalizado su intervención con un llamamiento “a toda la sociedad, a las mujeres y a los hombres, a las empresas y a los sindicatos” para que se impliquen en la lucha por la igualdad. “Todos podemos convertirnos en acelerador o en freno de una política de progreso”, ha asegurado.