Notas de Prensa

Juan Manuel Moreno asegura que el Presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad garantiza la atención a los colectivos más vulnerables

  • Comparecencia en el Congreso de los Diputados
  • El montante total del Presupuesto, 2.970 millones de euros, es un 28,5% superior al de 2012, aunque parte del mismo se dedicará a pagar las deudas heredadas
  • En Violencia de Género, suben los créditos para financiar los servicios telefónicos del 016 y de ATEMPRO y la partida destinada a los sistemas de seguimiento telemáticos (las pulseras) en 390.000 euros
  • Ocho de cada diez euros del Presupuesto total se comprometerán en políticas relacionadas con las personas mayores, desde la Ley de Dependencia hasta programas de envejecimiento activo
  • Se pondrán en marcha cuatro programas para reforzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, especialmente en altos puestos directivos, y otros dirigidos a la contratación de jóvenes desempleados
  • Se trata de “un Presupuesto que sin dejar de ser riguroso, es plenamente respetuoso con las necesidades de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad”, ha indicado el Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad

 

 

5 de octubre de 2012. El Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha explicado hoy en la Comisión de Presupuestos del Congreso las cuentas de su Departamento para el año 2013. Unas cuentas que ascienden a 2.970 millones de euros, un 28,5% más que las del presente ejercicio, y que, a pesar del difícil contexto económico que vive el país y de la obligada austeridad para cumplir los objetivos de déficit, consiguen garantizar los servicios sociales básicos y la atención a los colectivos que más lo necesitan: mayores, jóvenes, familias, mujeres y personas con discapacidad.
 
Con estos Presupuestos, el Gobierno, tal y como ha señalado el Secretario de Estado, se compromete a sostener el Estado de Bienestar en una tesitura complicada, pues efectivamente se han tenido que ajustar muchas partidas, sobre todo las que tienen que ver con gastos corrientes, que han bajado un 30%, unos 2,7 millones de euros.
 
Dos principios han guiado la elaboración de las cuentas: por un lado, el compromiso con la ciudadanía, lo que ha llevado a mantener, o reducir en muy escasas cuantías, asignaciones para colectivos específicos; por otro lado, el cumplimiento del techo de déficit que se deriva de los compromisos internacionales del Gobierno, algo que se traduce en un ajuste del 15% en total.
 
La combinación de ambos principios ha conducido al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a pagar la deuda de más de 1.000 millones de euros que se había contraído con la Seguridad Social como consecuencia del impago, por parte de la anterior administración, de las cuotas de los cuidadores no profesionales de personas dependientes. Pero al mismo tiempo, se hace un esfuerzo considerable para mantener los servicios sociales, de ahí que el Presupuesto sea 296 millones de euros superior al último aprobado por el Gobierno socialista.
 
De hecho, los créditos destinados a financiar las políticas de la Secretaría de Estado, Servicios Sociales e Igualdad alcanzan los 2.563,7 millones de euros, una cifra que en tiempos económicos adversos hace viables una serie de objetivos vitales para el Departamento, según ha asegurado Juan Manuel Moreno. Se trata de la lucha contra la violencia de género, del fomento del emprendimiento femenino, de la sostenibilidad de la Ley de Dependencia, de la promoción del envejecimiento activo, la vitalidad del Tercer Sector, la ayuda en ámbitos de familia e infancia, personas con discapacidad y jóvenes; y por último, las medidas contra la drogodependencia.
 
 
 
VIOLENCIA DE GÉNERO Y DEFENSA DE LA MUJER
 
El Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha valorado el esfuerzo presupuestario efectuado en la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y lo ha situado como reflejo de las prioridades del Departamento: se asegura la protección social a las víctimas, y a su vez, se refuerza el cerco a los agresores gracias al aumento hasta 7,6 millones de euros de la financiación de los servicios 016 y ATEMPRO, y gracias al incremento en 390.000 euros de las partidas para los sistemas de seguimiento (las llamadas pulseras).
 
Dentro del ámbito de la igualdad de género, el Presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad pone el acento el emprendimiento femenino, de modo que se pondrán en marcha durante las próximas fechas cuatro programas con cargo a los fondos de Espacio Económico Europeo y con un importe de 2,3 millones de euros. Estos cuatro programas abarcan la igualdad de oportunidades y la formación de mujeres para puestos directivos, la potenciación de empresas de mujeres en sectores emergentes y la conciliación de las vidas personal, laboral y familiar.
 
Asimismo, según ha remarcado Juan Manuel Moreno, se han salvaguardado los vínculos del Instituto de la Mujer con el movimiento asociativo, de modo que no se vean afectados aquellos proyectos que inciden en la igualdad real de oportunidades.
 
LEY DE DEPENDENCIA Y ENVEJECIMIENTO ACTIVO
 
Ocho de cada diez euros del Presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad están comprometidos con las personas mayores y con el sostenimiento de la Ley de Dependencia, ha enfatizado Juan Manuel Moreno durante su comparecencia. Se trata del 75% de las cuentas del Departamento que dirige Ana Mato y de una apuesta clara por no dejar de lado a los más mayores, precisamente cuando la crisis les puede abocar a una mayor vulnerabilidad. En esta misma línea, el Secretario de Estado ha destacado que el IMSERSO destinará 2.628,5 millones de euros al pago de las pensiones no contributivas, un 22,9% más respecto a 2012.
 
Las cuentas reflejan un ahorro de 200 millones debido a la reducción del 15% de las prestaciones por cuidador familiar, pero con ello se pretende reactivar el sector profesional ligado a la Dependencia en un momento en el que muchos centros afrontan impagos y numerosos problemas para cubrir plazas.
 
Un total de 114,7 millones de euros financiarán diversas actuaciones en pro del Envejecimiento Activo, ha recordado el Secretario de Estado antes de enumerar que se dedicarán 5 millones de euros a movimiento asociativo, 68,2 a los programas de turismo social y 34,2 a los de termalismo social, en este caso gracias a un aumento con respecto a 2012.
 
EMPRENDIMIENTO JOVEN Y TERCER SECTOR
 
La Secretaría de Estado concentrará la mayor parte de sus créditos, un 35,7% de los mismos, a las convocatorias de régimen general dirigidas a las entidades que trabajan con los colectivos más vulnerables, y además queda protegida la aportación del 0,7% del IRPF para fines sociales.
 
El ahorro considerable que ha llevado a cabo el INJUVE en sus gastos de organización, un 6,4%, ha permitido un presupuesto para este organismo de 27,5 millones de euros. Cabe puntualizar que el programa “Juventud en Acción” verá aumentada su financiación en 1,4 millones de euros y que, en colaboración con el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), se van a articular dos proyectos para contratación de jóvenes desempleados.
 
DISCAPACIDAD Y LUCHA CONTRA EL CONSUMO DE DROGAS
 
La Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad cuenta con un presupuesto de 6,6 millones de euros, de los que más de la mitad, casi unos 4 millones, recalarán en las entidades que trabajan para la protección social de las personas con discapacidad. Tal y como ha explicado el Secretario de Estado, el Ministerio busca con ello “alcanzar la plena igualdad de oportunidades a través de la promoción de la autonomía personal, la accesibilidad universal y la erradicación de discriminación”. Las personas con discapacidad gozan de los mismos derechos que cualquier otra persona, por lo que resulta prioritaria su inclusión laboral, el recurso a los canales de participación y al dinamismo de su tejido asociativo.
 
El presupuesto de la Delegación para el Plan Nacional de Drogas se sitúa en los 14,8 millones de euros y se ha marcado como línea de actuación esencial la prevención del consumo.