Notas de Prensa

El presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para 2013 asciende a 2.970 millones de euros

  • Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado 2013 
  • La partida destinada al Ministerio representa uno de los mayores esfuerzos realizados por el Gobierno en el contexto de austeridad y cumplimiento del objetivo de déficit, con un aumento del 28,5%
  • El 75% del presupuesto se destina a garantizar la sostenibilidad y el desarrollo de la Ley de Dependencia
  • El presupuesto prevé el pago de la deuda heredada del Ejecutivo anterior de más de 1.000 millones de euros por el impago de las cuotas a la Seguridad Social de cuidadores no profesionales
  • El compromiso con el Tercer Sector queda reflejado en los más de 125 millones destinados inicialmente a las entidades que apoyan a los colectivos más vulnerables
  • Se refuerzan los créditos dedicados a mejorar la seguridad, protección y atención personalizada a las víctimas de la violencia de género, dotados con 12,8 millones de euros
  • Las cuentas reflejan el firme compromiso del Gobierno con la protección de la sanidad pública y con la eficiencia del sistema
  • Se priorizan las partidas destinadas a la aplicación de la e-salud y la tarjeta sanitaria única para garantizar la cohesión del sistema y la igualdad de los ciudadanos

29 de septiembre de 2012. El presupuesto previsto para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para 2013 asciende a 2.970 millones de euros. Esta partida, que representa uno de los mayores esfuerzos realizados por el Gobierno dentro del contexto de austeridad, encaminado al cumplimiento del objetivo de déficit, supone un incremento de un 28,5% respecto a las cuentas de 2012. Se trata de unas cuentas que reflejan la apuesta del Gobierno por la Sociedad del Bienestar y, muy especialmente, el compromiso con la protección a las personas en situación de dependencia y el interés por proteger la sanidad pública, avanzando hacia la cohesión y la igualdad entre los ciudadanos.
 
DEPENDENCIA
 
El 75% del presupuesto total del Ministerio se dedica a consolidar la Ley de Dependencia. El peso porcentual crece, de este modo, casi 20 puntos si se compara con las últimas cuentas aprobadas por el anterior Gobierno, en las que suponía un 56%.
 
El aumento presupuestario garantiza la sostenibilidad del sistema de atención a la dependencia y permitirá hacer frente al pago de la deuda de 1.034 millones de euros contraída en la pasada legislatura por el impago de las cuotas a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia. Se trata de una obligación contraída por la mala previsión presupuestaria del Gobierno anterior.
 
Asimismo, en el presupuesto para la atención a la dependencia se plasma el ahorro generado por el acuerdo con las Comunidades Autónomas en el Consejo Territorial, por el que se reduce un 15% las prestaciones a cuidadores familiares.
 
SERVICIOS SOCIALES
 
En el capítulo de Servicios Sociales, cabe destacar la especial atención prestada en los Presupuestos del Ministerio a los mayores. 8 de cada 10 euros del presupuesto total está comprometido con las personas mayores y la dependencia.
 
Los créditos dirigidos a fomentar el envejecimiento activo alcanzan los 114,7 millones de euros. Esta apuesta se traduce en programas como los de Turismo Social, con 68,2 millones de euros, y termalismo Social, con 34,2 millones. Estas actuaciones, además, contribuyen a mantener 90.000 puestos de trabajo.
 
La partida del Imserso, que es una agencia con presupuesto propio, por su parte, se incrementa en 1.274 millones de euros. De este modo, aumenta en un 22,92% la dotación asignada para financiar el pago de las pensiones no contributivas.
 
El compromiso del Ministerio con el tercer sector se pone de manifiesto en Presupuestos de 2013, pues salvaguardan la aportación del 0,7% del IRPF para fines sociales. Inicialmente son 105 millones, ampliables en función de la decisión de los contribuyentes Asimismo, priorizan con más de 20 millones de euros las ayudas dirigidas a las entidades que apoyan a los colectivos más vulnerables.
 
Los servicios de Familia e Infancia mantienen sus programas más importantes, de demostrado beneficio social, que garantizarán la puesta en marcha del Plan Nacional de Infancia y Adolescencia y del de Apoyo a la Familia durante el próximo ejercicio. Se trata de un reconocimiento al imprescindible papel de esta institución como red de protección frente a la exclusión.
 
El Ministerio continúa contribuyendo con 6,6 millones de euros al fomento de la autonomía de las personas con discapacidad, en colaboración con las entidades que trabajan por la protección social de estas personas.
 
En materia de juventud, cabe destacar que el Ministerio mantiene el mismo presupuesto que en 2012, 27,5 millones de euros, para estas políticas, con especial incidencia en el fomento del empleo juvenil.
 
En cuanto al Plan Nacional sobre Drogas, dispone de un presupuesto de 14,8 millones de euros. Los programas derivados del Fondo de bienes decomisados por tráfico ilícito se mantienen sin cambios.
 
IGUALDAD
 
La lucha contra la violencia de género sigue siendo una de las principales prioridades del Ministerio. Por ello se han presupuestado 22,1 millones para hacer frente a los objetivos estratégicos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Todos los créditos destinados a mejorar la seguridad y la protección de las víctimas se mantienen o se incrementan. Así, el Sistema de Seguimiento por medios telemáticos de las medidas de alejamiento, se incrementa un 8%, con lo que queda en 5,2 millones. También se mantiene el crédito de 7,6 millones para financiar los servicios que tienen incidencia directa en las víctimas (016, Atenpro, etc.). También se mantiene la partida para sensibilización para prevenir las distintas formas de violencia de género.
 
En lo referente a otras políticas de igualdad, se ha priorizado el empleo y el emprendimiento femenino. Para luchar contra la discriminación y fomentar el empleo y la formación de las mujeres se han presupuestado 18,9 millones de euros. En este sentido, cabe destacar que se han creado cuatro nuevos programas que serán cofinanciados con cargo a fondos del Espacio Económico Europeo, por un total de 2,3 millones de euros. Asimismo, se ha mantenido la dotación para la implantación de planes de igualdad en las pequeñas y medianas empresas.
 
SANIDAD
 
En cuanto al presupuesto destinado al área de la Secretaría General de Sanidad y Consumo, asciende a 338 millones de euros. El Gobierno ha hecho un esfuerzo para que la sanidad pública quede completamente protegida.
 
En el ámbito sanitario, se priorizan las partidas destinadas a la aplicación de la e-salud y la tarjeta sanitaria interoperable en todas las Comunidades Autónomas para garantizar la cohesión del sistema y la igualdad de los ciudadanos. Este presupuesto permitirá el desarrollo de proyectos como la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones Sanitarias, un instrumento para mejorar la eficiencia del Sistema nacional de Salud.
 
Asimismo, se abordarán trabajos esenciales para hacer frente a las enfermedades más frecuentes, como la Estrategia de abordaje de la cronicidad, cuyo desarrollo se completará en 2013. El Ministerio también mantiene su compromiso con las iniciativas destinadas a investigar y mejorar el tratamiento de las enfermedades raras.
 
El Fondo de Cohesión se refuerza al transformarse en un fondo de compensación, que funcionará a través de la liquidación de los recursos del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas. De este modo, se garantiza la equidad en la asistencia sanitaria en toda España.
 
El Ministerio continúa su apuesta por la Organización Nacional de Trasplantes, que mantiene su dotación, con lo que se consolida el modelo español. La Estrategia del Plan Nacional sobre el Sida también mantiene su presupuesto.
 
Cabe destacar el esfuerzo realizado por mantener el presupuesto para la asistencia sanitaria que presta el Ingesa en Ceuta y Melilla. Con un ajuste mínimo, su presupuesto contempla el ahorro obtenido gracias a las medidas de sostenibilidad en el ámbito farmacéutico para todo el Sistema Nacional de Salud, que han supuesto un descenso del gasto en farmacia superior al 20% en sus dos  primeros meses de aplicación.
 
En cuanto a las políticas de protección de los consumidores, crece el peso porcentual presupuestario del Instituto Nacional de Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.