Notas de Prensa

Ana Mato aboga por el mecenazgo de las empresas en proyectos sociales como elemento “fundamental en la construcción de un Estado del Bienestar sólido”

  • Comisión de Fundaciones y Obra Social de las Cajas de Ahorros
  • El área de Asistencia Social y Sanitaria es la principal inversión de la Obra Social de las cajas de ahorros, con un 46% del total
6 de junio de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha defendido hoy el papel de las empresas privadas, a través del mecenazgo y el patrocinio que ejercen en los proyectos sociales, como “fundamental en la construcción de un Estado del Bienestar sólido y sostenible”. Así lo ha manifestado hoy en el acto de clausura de la Sesión Ordinaria de Fundaciones y Obra Social de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).
 
La ministra ha reconocido la importancia de la que ha calificado como “principal seña de identidad” de las cajas de ahorros: la obra social. Con un importe global de 1.500 millones de euros, Mato ha destacado que no se haya visto mermada por la situación económica. Asimismo, ha destacado que el área de Asistencia Social y Sanitaria se mantiene como principal foco de inversión en este ámbito, con un peso relativo del 46 por ciento.
 
En su intervención, Mato ha recordado que el Tercer Sector de acción social ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, en que se ha convertido en uno de los medios más potentes para canalizar la participación social. En este camino ha estado acompañado por la Obra Social.
 

Pero no se trata sólo de una tarea de las empresas privadas, sino de las Administraciones Públicas y de los propios ciudadanos. En este sentido, la ministra también ha destacado todos los poderes públicos deben “lograr que el impulso y la capacidad renovadora del voluntariado permitan que sus aportaciones sirvan para dar solución a las necesidades de una sociedad moderna y compleja”. Por ello, ha recordado que el Gobierno ha aprobado ya la Estrategia Nacional del Voluntariado. Entre sus objetivos está que las actividades de voluntariado ocupen a más del 17 por ciento de la población, porque “el compromiso solidario es una forma de empoderamiento de los ciudadanos que complementa al Estado del Bienestar”.