Notas de Prensa

Ana Mato rinde homenaje “al trabajo desinteresado en apoyo de las personas en riesgo de exclusión social”

  • Entrega de las condecoraciones de la Orden Civil de la Solidaridad Social 
  • S. M. la Reina entrega las Grandes Cruces de la Solidaridad Social a la Confederación de Personas Sordas y al fundador de Médicos sin Fronteras en España
4 de junio de 2012. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha acompañado hoy a S. M. la Reina Doña Sofía en la entrega de las condecoraciones de la Orden Civil de la Solidaridad Social 2011. Se trata de un distintivo que ha cumplido ya 23 años y que está destinado a reconocer la labor de personas físicas o jurídicas que hayan destacado de modo extraordinario en la promoción o el desarrollo de los servicios sociales.
 
Mato ha enumerado los méritos de todos los galardonados con las dos Grandes Cruces, las siete Cruces de Oro y las ocho Cruces de Plata. Con estos distintivos, ha dicho, el Ministerio rinde homenaje “al trabajo desinteresado en apoyo de las personas en riesgo de exclusión social”. Un trabajo que, en palabras de Mato, supone “un esfuerzo común que debe servirnos de ejemplo y de estímulo a los demás”.
 
Los galardonados con las dos Grandes Cruces han sido los siguientes:
 
§        La Confederación Nacional Estatal de Personas Sordas, por defender y atender a los intereses de las personas sordas de toda España, así como a sus familias.
 
§        Josep Vargas Rodilla, médico valenciano que fue impulsor, fundador y primer presidente de Médicos sin Fronteras en España.
 
Los premiados con las Cruces de Oro han sido los siguientes:
 
§        La organización Save the Children, que en España lleva más de 20 años trabajando a favor de los niños y niñas.
 
§        La Plataforma del Voluntariado de España, red que agrupa a más de 800 asociaciones de todo el país.
 
§        El Consejo General de los Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales, como reconocimiento al compromiso de estos profesionales en defensa de los derechos de las personas que sufren daños, abusos y abandono.
 
§        El Consejo General de Colegios Oficiales de Educadoras y Educadores Sociales, por su atención especial a la infancia y adolescencia en situación de riesgo social.
 
§        Patrocinio de las Heras Pinilla, por su contribución a la mejora de los servicios sociales desde su puesto como presidenta de la Federación de Asistentes Sociales.
 
§        Luis Cayo Pérez Bueno, por su labor dentro del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).
 
§        Gonzalo Rivas Rubiales, por su destacada labor en la promoción de los derechos de los discapacitados en el ámbito de la educación y la sanidad.
 
Los galardonados con las ocho Cruces de Plata han sido los siguientes:
 
§        Mercè Mas i Quintana, por su compromiso con el movimiento asociativo a favor de la lucha contra la exclusión social.
 
§        APROMPSI, una ONG de ámbito provincial que se dedica a prestar apoyo a los discapacitados psíquicos de Jaén.
 
§        Francisco Javier Silvestre Donant, por su contribución a la Academia Científica sobre el tratamiento de la salud bucodental de pacientes con discapacidad psíquica.
 
§        Ana Robles, por su compromiso con la Fundación Proyecto Hombre de Alicante, dedicada a la prevención y tratamiento de drogodependencias.
 
§        La Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Alicante (AFEMA), por sus programas de rehabilitación e integración social para personas con trastorno mental grave.
 
§        Ricardo Borull Navarro, profesor de Matemáticas en un Instituto de Secundaria de Valencia, por su dedicación a la causa de la correcta escolarización de las niñas y los niños gitanos.
 
§        Flor Hoyos Alarte, presidenta de la Asociación Estatal de Educación Social, que coordinó el proceso de creación de los colegios profesionales en este ámbito.
 
§        La Asociación Bienestar y Desarrollo, por su trabajo desde los años 80 en el ámbito de las drogodependencias y el VIH/sida.