Notas de Prensa

Juan Manuel Moreno destaca que sólo el 1 por ciento del ajuste presupuestario afecta a los servicios sociales y la igualdad

  • Comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso
  • El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad subraya el compromiso del Gobierno por la igualdad al destinar para políticas en este ámbito un total de 25 millones de euros
  • Precisa que seis de cada diez euros del Presupuesto del Ministerio de Sanidad se dirige a la Ley de Dependencia
  • La secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas, recalca el esfuerzo del Gobierno por preservar la asistencia sanitaria mediante el aumento del Fondo de Cohesión Sanitaria
17 de abril de 2012. El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, ha destacado hoy el esfuerzo del Gobierno por proteger el bienestar de los ciudadanos, y así, ha precisado que de la cuantía total del ajuste (27.300 millones de euros), sólo un 1% afecta a los servicios sociales y a la Igualdad.
 
Moreno ha comparecido hoy ante la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales del Congreso para explicar los Presupuestos de su Departamento, que gestiona ámbitos como la dependencia, la discapacidad, la familia, la infancia, la juventud, la igualdad, la violencia de género, las políticas para la mujer o la lucha contra el consumo de drogas. Posteriormente, en el mismo órgano parlamentario, han intervenido la subsecretaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, María Jesús Fraile; y la secretaria general de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas.
 
La secretaria general, en una comparecencia posterior, también ha subrayado el esfuerzo de austeridad de un Ministerio que experimenta una reducción presupuestaria sólo del 13% y que mantiene, como compromisos fundamentales, la asistencia sanitaria y los servicios sociales esenciales.
 
Asimismo, ha hecho hincapié en el aumento hasta los 93,3 millones de euros del Fondo de Cohesión Sanitaria, lo que pone de manifiesto el esfuerzo del Gobierno en favor del estado de bienestar. Es un aumento destacado, toda vez que el año pasado se habían presupuestado para tal fondo 87 millones.
 
El Ministerio, además, blinda el servicio sanitario con la preservación del presupuesto de Instituto de Gestión Sanitaria, encargado de la asistencia en Ceuta y en Melilla, y de la Organización Nacional de Trasplantes. En esta misma línea de compromiso, siguen adelante las inversiones para atención de enfermedades raras en las comunidades autónomas.
 
 
UNA APUESTA POR LA IGUALDAD DESDE EL RIGOR
 
 
Juan Manuel Moreno ha desgranado las partidas presupuestarias de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad y ha dejado clara la intención que ha guiado la elaboración de estas cuentas: consolidar que “todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades” en cada una de las facetas de su vida. Igualmente, ha hecho del rigor y de la eficiencia las claves de los presupuestos, pues es prioridad política la consigna “hacer más, y mejor, con menos”.
 
Para ello, y con el fin de salvaguardar el modelo de bienestar, ha planteado la necesidad de un gran Pacto de Estado en Sanidad y Servicios Sociales.
 
La voluntad de Gobierno, según ha explicado, consiste en desarrollar al máximo las políticas sociales aun en un contexto de “grave crisis económica”, lo que ha obligado al Ministerio que dirige Ana Mato y a la propia Secretaría de Estado a controlar los gastos y supervisar el recorrido de cada euro. El resultado han sido unos Presupuestos “escrupulosos e impecables”, en palabras de Moreno.
 
Son unas cuentas que mantienen intocables las prioridades sociales. Por un lado, el Ministerio de Sanidad ha experimentado uno de los menores ajustes del Gobierno, un 13% sobre el total, en tanto que la Secretaría de Estado ha aplicado un ahorro inferior al 1%.
 
Prueba de esta sensibilidad es la financiación de la Ley de Dependencia. Tal y como ha recalcado Juan Manuel Moreno, el 61% del presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se dedica “garantizar y estabilizar” la aplicación de dicha norma.
 
El refuerzo de la sostenibilidad del Tercer Sector (ONG, voluntariado…) y la defensa de la igualdad de las personas son otras prioridades, como lo demuestra que se destinen 25 millones de euros al fomento de la igualdad. En esta línea, cabe enmarcar el aumento de la financiación del Instituto de la Mujer en 2 millones de euros.
 
 
CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
 
 
Juan Manuel Moreno, en su comparecencia, ha detallado que se incrementan en más de un 16% (5 millones de euros) los programas de asistencia social para mujeres víctimas de la violencia de género y que se mantienen inalteradas las subvenciones para víctimas de trata con fines de explotación sexual.
 
Según ha remarcado el secretario de Estado, el Gobierno hará cuanto esté en su mano para erradicar una cuestión que, sin embargo, “implica e involucra a toda la sociedad”.
 
Las subvenciones para la familia y la infancia (que bajan sólo un 5 %), un presupuesto de casi 29 millones de euros para la promoción de la juventud y su incorporación al mercado laboral y las ayudas a personas con discapacidad son otros pilares de la Secretaría de Estado.
 
Para ser más eficientes en la lucha contra el consumo de drogas, el Gobierno ha decidido dejar sin reducción de ninguna clase el Fondo de bienes decomisados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados, pues es el que permite regular actuaciones sobre prevención, inserción social y laboral, investigación, represión de delitos y transferencias a CCAA y corporaciones locales.