Notas de Prensa

El presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para el año 2012 asciende a 2.309,2 millones de euros

  • Supone una reducción del 13,65 por ciento
  • La dotación para el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia representa más del 60% del presupuesto total
  • El Fondo de Cohesión Sanitaria se potencia y se eleva a 93,3 millones de euros
  • La dotación de los programas de asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género aumenta un 16,4%
3 de abril de 2012. El Presupuesto previsto para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el Anteproyecto de Ley de Presupuestos para el ejercicio 2012 asciende a 2.309,2 millones de euros. La cifra supone una reducción del 13,65 por ciento sobre el prorrogado de 2011, lo que está en línea con la política de austeridad que ha marcado la elaboración de estas cuentas.
 
No obstante, la dotación asignada a este Ministerio, que experimenta uno de los menores ajustes también revela el marcado compromiso por preservar la asistencia sanitaria y los servicios sociales esenciales.
 
Así se manifiesta en el presupuesto asignado a la financiación del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia, al que se dedicarán 1.407 millones de euros y se aumenta un 18,7 por ciento el Nivel Mínimo para la Dependencia, que está dotado con 203 millones de euros más.De este modo, queda garantizado el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia. No sólo eso, sino que ésta se convierte en la partida más importante del Departamento, pues supone el 60,9 por ciento de su presupuesto total. En relación a 2011, se produce un aumento porcentual, pues el año pasado la Atención a la Dependencia supuso el 56 por ciento del Presupuesto total.
 
 
ASISTENCIA SANITARIA Y FONDO DE COHESIÓN
 
Junto a la Atención a la Dependencia, los Presupuestos para 2012 potencian el Fondo de Cohesión Sanitaria, que se eleva a 93,3 millones de euros, frente a los 87 del año anterior. Se trata del fondo con el que se compensa la atención de pacientes españoles en el extranjero y a las comunidades autónomas por hacerse cargo de pacientes de otras regiones, ya sea a través de los centros de referencia o por tratarse de residentes en zonas limítrofes o ciudadanos desplazados temporalmente. En suma, se trata de un instrumento de cohesión y garantía de equidad entre los ciudadanos.
 
La asistencia a estos últimos, además, contará con un compromiso extra, a través del Fondo de Garantía Asistencial anunciado por la ministra, que formará parte del de Cohesión. La dotación inicial del Fondo de Cohesión siempre es susceptible de aumentar si resulta necesario.
 
Junto a este instrumento, se ha trabajado para blindar la asistencia sanitaria. Así, el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), encargado de la asistencia en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, mantiene un presupuesto similar al del año pasado (baja un 0,8 por ciento).
 
También se mantiene el presupuesto de la Organización Nacional de Trasplantes, como programa de excelencia del Sistema Nacional de Salud. Del mismo modo, las inversiones para iniciativas de atención a las enfermedades raras en las Comunidades Autónomas continúan.
 
 
Asimismo, se han priorizado los créditos dirigidos al impulso de los acuerdos alcanzados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud sobre la receta electrónica, historia clínica digital y tarjeta sanitaria común, para apoyar la implantación de las tecnologías en los servicios de salud. Estos instrumentos redundarán en una mejora de la eficiencia en la asistencia sanitaria.
 
 
IGUALDAD Y VIOLENCIA DE GÉNERO
 
La otra gran prioridad del Ministerio: las políticas contra la violencia de género, se refuerzan este año. Destacan los programas de asistencia social para las mujeres víctimas de este tipo de violencia. En concreto, su dotación aumenta un 16,40 por ciento, pues se consideran el germen para acabar con esta lacra.
 
Asimismo, se mantiene con el mismo presupuesto el convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias para la teleasistencia móvil a víctimas de la violencia de género.
 
Por otro lado, las transferencias del Instituto de la Mujer se incrementan en dos millones de euros, lo que demuestra la apuesta por la Igualdad del Gobierno.
 
SERVICIOS SOCIALES
 
En relación a otras partidas destinadas a los Servicios Sociales, las transferencias dirigidas a fines de interés social, a través de la recaudación del IRPF se mantienen.
 
También lo hacen las subvenciones de régimen general para personas con discapacidad, dotado con cinco millones de euros. Casi cuatro millones de personas con algún tipo de discapacidad se verán beneficiadas por estas políticas.
 
En cuanto a los mayores, si se suma a la Dependencia el presupuesto destinado a políticas relacionadas con este sector de la población, el porcentaje dentro del total del Ministerio asciende a más del 68 por ciento.
 
La Familia y la Infancia también se han marcado como prioritarias, por lo que se mantienen los programas con demostrado beneficio social.
 
En cuanto a los jóvenes, verán incrementadas las transferencias para el mantenimiento y puesta en marcha de políticas de creación de empleo y emancipación.
 
En relación a la lucha contra la drogodependencia, se han mantenido sin reducción todos los programas derivados del Fondo de Bienes Decomisados por Tráfico Ilícito. En 2011, este Fondo distribuyó 32 millones de euros.