Notas de Prensa

España es el décimo segundo país del mundo con mayor seguridad vial

  • Informe de la Organización Mundial de la Salud sobre Seguridad Vial 2013
  • Nuestro país se sitúa por delante de países como Francia, Austria, Australia, Bélgica Canadá o Estados Unidos en fallecidos en accidente de tráfico por 100.000 habitantes
  • Cada año fallecen en el mundo 1,24 millones de personas en accidentes de tráfico 
  • España está en el reducido grupo de países que cuentan con un normativa integral referida a los cinco factores de riesgo más importantes en la accidentalidad viaria
  • El informe advierte a los gobiernos sobre los usuarios vulnerables y la necesidad de que integren en sus políticas de transporte otras formas de desplazamiento no motorizadas
19 de marzo de 2013. España se sitúa en el duodécimo país del mundo, entre los países de similar motorización y exposición al riesgo, en fallecidos por 100.000 habitantes; concretamente 5,4 fallecidos. Está por delante de países como Francia, Austria, Australia, Bélgica, Canadá o Estados Unidos. Además es uno de los 28 países que dispone de una legislación adecuada para reducir la accidentalidad viaria basada en los cinco factores de riesgo fundamentales en los accidentes de tráfico como son el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, la no utilización del casco en motocicleta, el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, que han ayudado a reducir durante los últimos nueve años el número de fallecidos y las lesiones causadas en dichos accidentes.
Estas son sólo algunas de las principales conclusiones que se obtienen en el segundo informe Sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2013, realizado por la Organización Mundial de la Salud y que hoy han presentado la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Vinuesa y la directora general de Tráfico, María Seguí.
 
El informe en el que han participado 182 países y que aporta datos del año 2010, constata que sólo 1 de cada 7 países, entre los que se encuentra España, cuenta con leyes generales de seguridad vial.
 
Según se recoge en este segundo Informe, los gobiernos están adoptando medidas exitosas para reducir la mortalidad por accidentes de tráfico, pero todavía no son suficientes tal y como demuestra el dato de que cada año en el mundo fallecen 1,24 millones de personas en accidentes de tráfico. Esta cifra supondría, según la OMS, que de no tomar medidas urgentes los accidentes de tráfico se convertirían en la quinta causa de muerte en el 2030.
España, respecto al anterior informe publicado por la OMS en 2009 -que recoge datos de 2006- ha mejorado en resultados. En relación con el número de fallecidos, nuestro país se encuentra dentro de los 88 estados del mundo que han reducido el número de fallecidos en las carreteras. Se ha pasado de 4.104 fallecidos por accidente de tráfico en 2006 a 2.478 en 2010, un descenso que ha seguido produciéndose en años posteriores.
Ratio de fallecidos en accidentes de tráfico por 100.000 habitantes
PAIS
MUERTOS POR 100.000 HABITANTES
ISLANDIA
2,8
SUECIA
3
REINO UNIDO
3,7
HOLANDA
3,9
NORUEGA
4,3
SUIZA
4,3
IRLANDA
4,7
ISRAEL
4,7
ALEMANIA
4,7
FINLANDIA
5,1
JAPÓN
5,2
ESPAÑA
5,4
AUSTRALIA
6,1
FRANCIA
6,4
AUSTRIA
6,6
CANADA
6,8
BELGICA
8,1
EEUU
11,4
PORTUGAL
11,8
GRECIA
12,2
RUSIA
18,6
ATENCIÓN A LOS USUARIOS VULNERABLES
En cuanto a los usuarios no motorizados de la vía pública, el informe constata que el 27% de las muertes por accidentes de tráfico afectan a los peatones y a los ciclistas. En España, este porcentaje no es tan elevado, pero en dicho informe sí se refleja un aumento del número de peatones y ciclistas fallecidos respecto al número total de fallecidos en accidente de tráfico. Si en 2006, los peatones fallecidos representaban el 15% del total de fallecidos de accidentes viarios, en 2010 este porcentaje asciende al 19%. En el caso de los ciclistas fallecidos el incremento es menor, se ha pasado de un 2% del total de fallecidos en 2006 a un 3% en 2010.
 
Estos datos de usuarios vulnerables llevan a la OMS a advertir a los gobiernos de la necesidad que tienen de integrar en sus políticas de transporte otras formas de desplazamiento no motorizadas, con el objetivo de que todos los usuarios puedan convivir pacíficamente en la vía y realizar una movilidad segura y sostenible. 
 
Esta misma línea, tal y como recoge el informe de forma detallada en uno de sus capítulos, es la que está siguiendo nuestro país. Las administraciones, desde los distintos ámbitos de competencia están promoviendo los desplazamientos a pie o en bicicleta. Son numerosas las iniciativas que se están llevando a cabo en distintas ciudades españolas para que los usuarios se desplacen en bicicleta (sistemas públicos de alquiler o creación de carriles bici) o la ampliación de calles peatonales o zonas tranquilas donde la prioridad la tiene el peatón.
 
Respecto a la aplicación de la normativa, la OMS recuerda a los gobiernos la necesidad de promulgar, en aquellos países que todavía no tengan, leyes integrales en los cinco factores de riesgo de accidente. Asimismo, añade la necesidad que tienen los dirigentes políticos de invertir recursos financieros y humanos suficientes para comprobar que la ley se cumple, componente esencial para reducir los accidentes y fallecidos, y la divulgación de campañas de comunicación y sensibilización para que los ciudadanos entiendan la necesidad de cumplir las normas.
 
España es uno de los 35 países que han promulgado en el periodo 2006-2010 nuevas leyes de seguridad vial. La observancia de las misma y su cumplimiento ha mejorado respecto al anterior informe, en aspecto tales como el uso del casco o del cinturón de seguridad, cuya utilización ha aumentado en un punto, situándonos en 8 en un baremo de 0 a 10. El uso de los sistemas de retención infantil sigue aumentando en dos puntos. Si en el primer informe su uso estaba en un 6, en el informe presentado hoy su uso es del 8.
 
En lo que respecta a la velocidad y al alcohol, España sigue situándose tanto en legislación como en cumplimiento de la norma en posiciones de notable. Además, España es uno de los 59 países que tienen limitada la velocidad en centros urbanos a 50 km/h o menos. La OMS reconoce que la reducción del límite máximo a 30 km/h en zonas de gran concentración de peatones y ciclistas es una forma eficaz de reducir las lesiones entre estos usuarios de la vía.
 
En el caso del uso del móvil en la conducción, España cuenta con normativa de prohibición de hablar o manipular un dispositivo móvil mientras se conduce pero no incluye dicha normativa hablar con el modo “manos libres”.
 
INDICADORES PARA ESPAÑA
            Seguridad de los usuarios en carreteras
Sistema de permiso por puntos
 
SI
Límites nacionales de velocidad
Las autoridades locales pueden establecer límites inferiores
Límite máximo en vías urbanas
Aplicación de la normativa
SI
SI
50km/h
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Legislación nacional alcohol y conducción
Tasa máxima de alcoholemia – población general
Tasa máxima de alcoholemia – jóvenes y conductores noveles
Tasa máxima de alcoholemia- conductores profesionales
Controles aleatorios y puntos de control de alcoholemia
Aplicación de la normativa
% muertes por accidentes de tráfico relacionadas con el alcohol
SI
0.05g/dl
0.03g/dl
0.03g/dl
Si
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
31%
 
Legislación nacional sobre utilización de cascos en motos
Se aplica a conductores y pasajeros
Es obligatorio un modelo estándar de casco
Aplicación de la normativa
Tasa de utilización del casco
SI
SI
SI
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
98% conductores
91% pasajeros
Legislación nacional sobre utilización de cinturones de seguridad
Se aplica a ocupantes de los asientos delanteros y traseros
Aplicación de la normativa
Tasa de utilización de cinturones de seguridad
 
SI
SI
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
88% asientos delanteros
80% asientos traseros
Legislación nacional sobre sistemas de retención infantil
Aplicación de la normativa
SI
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Legislación nacional sobre utilización de teléfonos móviles mientras se conduce
La legislación prohíbe el uso de teléfonos móviles
La legislación se aplica a teléfonos con manos libres
 
SI
SI
No
INTERÉS POR LA ASISTENCIA POST-ACCIDENTE
 
Por último, el informe recoge información más pormenorizada sobre la asistencia post-accidente. A los datos recogidos de si existe un sistema de atención prehospitalaria formal y a disposición del público o de un número de teléfono nacional de acceso universal, se han incluido indicadores sobre si los países cuentan con registro de heridos o discapacitados, además de los fallecidos.
 
Este segundo informe (el primero se publicó en 2009), sirve de referencia para el seguimiento del decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-20209) firmado por todos los gobiernos del mundo y cuyo objetivo consiste en estabilizar primero y después reducir la tendencia al aumento de las muertes ocasionados por accidentes de tráfico.

Documentos de interés

Prese190313165535114.pdf Archivo pdf. Se abrirá en una ventana nueva