Notas de Prensa

Ana Mato: “La erradicación de la violencia que sufren las mujeres es una cuestión de derechos y de dignidad humana”

  • 57ª Sesión de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas
  • “Las actuaciones para combatir la violencia de género son el vértice de una pirámide que tiene su base en las políticas de igualdad”, asegura la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Ruptura del silencio, planes personalizados, puesta a España “en red”, mejora de los datos, atención a grupos vulnerables y visibilización de todas las formas de violencia son los seis ejes sobre los que trabaja el Gobierno para erradicar la violencia contra las mujeres
  • Mato se reúne con Michelle Bachelet, presidenta de ONU Mujeres, para trasladarle el apoyo del Gobierno a la lucha por la igualdad y el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo
  • España acogerá en abril una Conferencia Europea para intercambiar buenas prácticas en la lucha contra la violencia de género
5 de marzo de 2013. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha intervenido hoy, en representación de España, en el Plenario de la 57ª Sesión de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas, que se celebra desde ayer en Nueva York. En la reunión, que se celebra bajo el lema “Eliminación y prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas”, Mato ha asegurado que el Gobierno “tiene el convencimiento de que una sociedad libre de violencia contra las mujeres, educada en igualdad y respetuosa con los derechos fundamentales, es posible en la España del siglo XXI”.
 
En su intervención, la ministra ha recordado que España es pionera en combatir la violencia contra las mujeres. “En nuestro país”, ha dicho, “podemos hablar de la existencia de un verdadero sistema para proteger de esta violencia y erradicarla”. Sin embargo, la violencia, como en todas las partes del mundo, aún sigue existiendo, y también en España hay que lamentar muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, a cuyas familias ha trasladado la ministra el “homenaje y afecto” del Gobierno.
 
Los datos revelan, además, que existe un aumento de las mujeres que reconocen haber sufrido maltrato alguna vez, aunque también aumentan las que han conseguido salir de esta situación. El 70% de quienes sufren la violencia tienen hijos menores expuestos al maltrato. Mientras, aunque un alto porcentaje de las mujeres que denuncian estas situaciones son apoyadas por sus familias, también persiste la actitud de recriminación a las mujeres de algunas familias
 
En este sentido, Mato ha subrayado que “sólo con un esfuerzo conjunto y unido se podrá avanzar para lograr esa sociedad libre de violencia de género”. Desde el punto de vista del Gobierno, ha asegurado, “las actuaciones para combatir la violencia de género son el vértice de una pirámide que tiene su base en las políticas de igualdad”. Cuanto más avance una sociedad en igualdad, ha explicado, en mayor medida se evitará la violencia contra las mujeres. Para hacer realidad este objetivo, el Gobierno trabaja sobre seis ejes de actuación, que también serán los que vertebren la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que se presentará en los próximos meses.
 
1.      El primero de estos ejes promueve la “ruptura del silencio cómplice del maltrato”, tanto de las mujeres como de sus familias, su entorno y la sociedad en general.
 
2.      El segundo eje consiste en dar atención personalizada a las víctimas de la violencia y a los menores a su cargo. En este contexto se enmarca la iniciativa “Empresas por una sociedad libre de violencia de género”, en la que colaboran compañías que se comprometen a insertar laboralmente a estas mujeres. Además, se reconoce la asistencia jurídica gratuita para las víctimas de la violencia de género y de la trata con fines de explotación sexual.
 
3.      El tercer eje consiste en “poner a España en red” contra la violencia de género, aprovechando todos los recursos públicos y privados, así como las tecnologías de la información y la comunicación.
 
4.      El cuarto eje es profundizar el conocimiento científico y “radiografiar” la magnitud y dimensiones de la violencia sobre las mujeres.
 
5.      El quinto eje es atender, de forma prioritaria, las necesidades de los grupos más vulnerables, como los menores, las mujeres con discapacidad, las que habitan en el medio rural, mayores de 65 años, inmigrantes o quienes padecen trastornos adictivos.
 
6.      Por último, el sexto eje pretende visibilizar, cada vez más, otras formas de violencia sobre las mujeres, como la trata con fines de explotación sexual, los matrimonios forzados y la mutilación genital, que suponen “graves vulneraciones de los derechos humanos”.
 
Como conclusión, la ministra ha afirmado que “la erradicación de la violencia que sufren las mujeres es una cuestión de derechos humanos, es una cuestión de igualdad entre hombres y mujeres y es, sobre todo, una cuestión de dignidad humana”.
 
Tras su intervención en el Plenario, la ministra ha mantenido una reunión bilateral con Michelle Bachelet, la directora ejecutiva de ONU Mujeres. Mato le ha trasladado el apoyo incondicional del Gobierno de España a la lucha por la igualdad y el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo, que es precisamente la principal misión de esta Agencia de la ONU. La ministra ha asegurado que España prestará su “total colaboración” en las políticas a favor de la igualdad real de las mujeres en todos los ámbitos, desde el liderazgo político a la organización empresarial, en todos los foros internacionales.
 
Tras la 57ª Sesión de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer de Naciones Unidas, que concluirá el próximo 15 de marzo, España tomará el relevo en la próxima cita internacional sobre políticas de igualdad y contra la violencia de género. Se trata de la celebración el próximo mes de abril, en Madrid, bajo el liderazgo de nuestro país, de una Conferencia Internacional con participación de países miembros de la Unión Europea, para el intercambio y promoción de buenas prácticas en la lucha contra la violencia de género a nivel europeo. También se estudiará el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la lucha contra la violencia que sufren las mujeres.